Cuando el ESPANTO fascista se abatió sobre Salamanca. Parte 2, CRÍMENES

Salamanca 2 word pressViene de Parte 1, REPRESIÓN

Como resultado del “Tiro de la plaza” del 19 de Julio de 1936 en la plaza Mayor de Salamanca, los golpistas dispararon sobre la multitud asesinando a las siguientes personas: Heliodoro Benito López, albañil, 25 años. Modesto Varas Gabriel, industrial, 51 años. Abel Sánchez Delgado, médico, 24 años. Francisco Coca y Coca, industrial, 58 años. Celestina Sierra Polo, 14 años. Andrés Lorenzo Candelario, 43 años. Luciano Sánchez Mateos, 25 años. Tomás de las Heras Martín, 27 años. Alejandra Mediero Medina, 23 años. Feliciano Pérez Diéguez, 22 años. Serapio Escribano Pérez, 45 años.

Los consejos de guerra franquistas se llevaron por delante la vida de muchos Republicanos: El gestor de la Diputación Provincial Manuel de Alba Ratero, 39 años, ferroviario, delegado en el Congreso de la UGT por Salamanca, concejal del ayuntamiento de Salamanca, fusilado en Salamanca en 1937. Antero Pérez Rodríguez, presidente de las Juventudes Marxistas Unificadas, 25 años, fusilado en Salamanca en 1936. Otros miembros de la JMU, José Collantes y Manuel Manchado, fueron detenidos en su domicilio por unos falangistas y desde entonces están desaparecidos. En 1937, en Salamanca tras consejo de guerra, fueron fusilados los miembros de la JSU, el camarero Arcadio Lucas Velasco, 26 años; el tipógrafo Félix Palomero Rivas; y el abogado de 23 años Agustín Froufe Carlos. El padre de Froufe nunca llegó desde El Dueso (Cantabria) a la prisión de Valencia, fue asesinado por el camino, su familia solo lo supo en fechas recientes. Enrique Vicente Iza y su hijo Enrique Vicente Baldión, ambos electricistas de Electra de Salamanca, fueron fusilados tras consejos de guerra.

Las sacas en Salamanca o provincia fueron abominables. En 1936, los nazionales sacaron a Eladio Rivera Huertas de la cárcel de Salamanca y lo asesinaron en el monte de la Orbada. Militaba en Izquierda Republicana, tenía un comercio en Ciudad Rodrigo. No le perdonaron que izara la bandera Republicana. Lo sacaron de su casa, y devolvieron a su hija un fardo con ropa: “Entra en casa, chiquilla. Tu padre no vuelve”. Atilano Coco Martín, pastor protestante y masón, fue fusilado por los franquistas en Salamanca en 1936. En agosto de 1936 mataron a Manuel Martín Cascón, abogado, 40 años, alcalde de Ciudad Rodrigo. De los 9 miembros de la Corporación Municipal, 8 murieron asesinados. En diciembre del año siguiente su hijo, Eduardo y otros 7 detenidos fueron fusilados en la finca Ravida, Miróbriga. Una vecina gritaba: “Ahora que hemos acabado con los mayores hay que terminar con los retoños”.

A los 2 días de la rebelión, Juan Calvo Moronta, socialista, estuvo 14 meses en prisión provincial, hasta que lo sacaron una mañana para fusilarlo. Dijeron que estaba siempre con Manso. José Andrés y Manso era presidente de la Federación Provincial Obrera (UGT), y junto a Casto Prieto Carrasco, alcalde de Salamanca, sin juicio ni diligencia alguna el 24 de julio de 1936, los llevaron a La Orbada y los asesinaron juntos. Leonardo Agraz Sendín, nacido en Salamanca, cartero, fue “sacado”de la cárcel de Salamanca y asesinado en agosto de 1936.

En agosto de 1936, 14 Republicanos fueron cruelmente torturados, asesinados por falangistas y enterrados en el monte Gargabete, Pelabravo; eran Eduardo Mateos Rodríguez, Juan Manuel Manjón Hernández, Gregorio Moñita Martín, Gabriel Martín Martín, Rafael Rodríguez Pérez, Agustín Rodríguez Pérez, David Alonso Blanco, Luis Crespo Regalado, Cayetano Herrero Díez, Baldomero Pérez Pérez y otros 4 cadáveres sin identificar.

Victorino García Calzada, jornalero, emigrante en Francia, volvió a España tras la proclamación de la República. Era secretario con la casa del Pueblo de Retortillo. Él y su cuñado Heliodoro fueron asesinados en agosto de 1936 por unos falangistas en el río Yeltes, y los dejaron abandonados. En Aldehuela de la Boveda los paseos se llevaron por delante a Bernardino Delgado Arroyo, a Eladio Delgado Pérez (comerciante, padre e hijo); Alipio García Rodríguez (café bar); Juan Hernández Lucas, zapatero; Serafín Rodríguez; Avelino Cortina; Manuel, obrero agrícola; Arístides (cartero). Sus restos siguen desaparecidos. En Barbadillo fusilaron a Manuel Camiñas García, 25 años, soltero, jornalero; y a Amador Solano Solano, 31 años, casado con Aquilina Mangas Martín.

En Robleda hubo unos 20 asesinados, como el primer marido y 3 de los hermanos de Mª Antonia Ovejero García. Ángel López Delgado, gallego, casado con la cubana Rosario Carracedo López, tenían 2 hijos, fue fusilado por “rojo” en junio de 1937. Su esposa fue detenida y pasó penalidades en cárceles y campos de concentración, hasta que pudo regresar a Cuba. Los 4 jornaleros de Vecinos, Serafín García, Francisco Bárez, Fabián Montes y Juan José San Hermógenes, de entre 35 y 50 años fueron detenidos en Agosto de 1936, apareciendo muertos junto a la Finca Continos, por el delito de reivindicar mejores salarios. Fueron enterrados en una fosa común por los trabajadores de esta finca.

En Villavieja de Yeltes, se ha inaugurado un monolito en memoria de los vecinos de Villavieja de Yeltes asesinados por los franquistas: Merino Lucas Acosta, Santiago Aires Alonso, Santiago Barco Ramos, Garacia Decoroso Alonso, Jose Manuel Fernández Rios, Pedro Fernández Sánchez, Pedro García Martín, Laureano Hernández Hernández, Mateos López Aníbal, Francisco Pereña Melgar, Antonio Prieto Mateos, Francisco Rabazas Zúñiga, Epifanio Sánchez Ríos, Felipe Sevillano Arias, Manuel Vaquero Rubio, Marino Vázquez, Esteban Velasco Moro, Francisco Velasco Moro. Tomas Manzanera Prieto y Gonzalo Alonso Manzanera fallecieron en la cárcel. Los 4 hijos del matrimonio María Ejido Sánchez y Modesto Rabazas Zúñiga, ambos presos, fueron llevados al hospicio; lo mismo con los 4 hijos del matrimonio Angela Hernández Mateos y Cayetano Sevillano Sánchez.

Un tren que pasaba por Babilafuente con tropas franquistas hacia el frente de Madrid, fue increpado por 14 Republicanos de Las Villas. Detenidos horas después por pistoleros falangistas, varios fueron ejecutados a las pocas semanas y se dispuso el traslado a la prisión de Burgos del resto. Nunca llegaron, fueron fusilados en La Orbada. El alcalde de Béjar en 1931-32, Manuel Francisco Crespo, 45 años, fue asesinado en Salamanca en 1937 cuando tenía 45 años. Las matanzas de Republicanos en Béjar, o Ciudad Rodrigo fueron espantosas.


Documentos: Salamanca RTV al día (Daniel Sánchez Gutiérrez). Salamanca Memoria y Justicia (Crónica del tiro en la plaza). Farinatos por la memoria. Justicia y Memoria (Inés García Holgado). Fundación Pablo Iglesias. La linde arqueología (David Hernández Sánchez). El Norte de Castilla (Eva Cañas). Wikipedia. La Crónica de Salamanca. Represión franquista en Valladolid (Federico Bello Landrove). El diario.es (Justino Sanchón). Memoria antifranquista del Baix Llobregat, La Represión Franquista en Castilla y León: (La Represión Franquista en El S.O. de la Provincia de Salamanca Durante la Guerra Civil y la Posguerra, Ángel Iglesias Ovejero, pg 74; y Represión Franquista y Memoria Histórica en Salamanca, Severiano Delgado Cruz, pg 70). Imágenes de rtve.es, filmoteca española


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ