LA ESPAÑA que dijo ‘NO’ al fascismo. CUANDO la democracia se llama República

espana-no-fascismoEl 14 de abril de 1931 se proclamó la 2ª República, la primera experiencia democrática de la historia de España. El nuevo proyecto puso en marcha la descentralización del Estado, la reforma agraria, reconoció la igualdad de la mujer y sus derechos políticos, implantó la laicidad del Estado, y la educación pública y gratuita pasó de ser un privilegio a un derecho de todos los españoles. Las plazas de numerosas ciudades y pueblos se encontraran abarrotadas de ciudadanos que celebraban el advenimiento de un Estado moderno e inclusivo. La Constitución de la Segunda República plasmaba el proyecto de terminar con el caciquismo y de apartar de la iglesia católica del Estado. Pero estos proyectos y sus defensores fueron pasados por las armas.

Para entender lo que supuso el 14 de abril de 1931 tendríamos que reducir drásticamente nuestra renta per cápita, extender a amplísimos sectores el analfabetismo, o quitar a la mujer incontables derechos, entre ellos el voto. Además, deberíamos barrer los cuarenta años de franquismo que contaminaron la memoria colectiva de la Segunda República. Los millones de hombres y mujeres que entonces ocupaban la base de nuestra pirámide social eran miembros de una larga estirpe de analfabetos, ajenos a la posibilidad de un buen futuro. Eran mineros que tenían junto a ellos trabajando a niños, capaces de colarse en las grietas más estrechas. Eran mujeres a las que se les negaban capacidades y derechos. Vivían sometidos al arbitrario capricho de los terratenientes y de una iglesia católica, casada con el Estado, ultrapoderosa y convertida en una máquina de producir y reproducir resignación para que se sostuviera una estructura social cuasi feudal, donde las clases dominantes se comportaban como colonizadores en su propia tierra.

Para desmontar los mitos del franquismo y de la derecha nació la obra “Los mitos del 18 de julio” (Crítica), uno de los mayores y más completos esfuerzos de demolición de ciertas interpretaciones sobre el golpe, y la Guerra Civil que sobrevino a continuación, según describía el coordinador del obra Francisco Sánchez Pérez, en la que también participaban los historiadores Fernando Puell de la Villa, Julio Aróstegui, Eduardo González Calleja, Hilari Raguer, Xosé M. Núñez Seixas, Fernando Hernández Sánchez y José Luis Ledesma. En esa obra se explica que la II República no fue un fracaso que conducía “inexorablemente a una guerra” sino que fue “destruida por un golpe militar” que, al contar con la connivencia de un país extranjero y no triunfar en buena parte del país y en la capital, se encaminó automáticamente a la Guerra Civil.

Cuando muere el dictador Francisco Franco, quienes pilotan el proceso político lo bautizan como ‘transición’ a la democracia y no como ‘recuperación’ de la democracia. De ese modo borran la existencia de un periodo democrático anterior. La operación se completa con la celebración de las elecciones de junio de 1977, a las que no se puede presentar ningún partido republicano. El objetivo era diseñar un parlamento en el que nadie cuestione el restablecimiento de una monarquía. La colaboración parlamentaria del PSOE y del PCE en ese borrado republicano fue fundamental para organizar a sus militancias en torno a la defensa de la Constitución de 1978 que nos convertía en una monarquía parlamentaria.


Imagen tomada en Madrid el 14 de abril de 1931. Documentos originales en Público, eldiario.es. Alejandro Torrús y Emilio Silva.


FIRMA aquí por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidadosFIRMA Y COMPARTE AQUÍ

PATRIOTERÍA FRANQUISTA. La patria al servicio de la oligarquía y sus lacayos

patrioterismo-word-press

Para muchos sectores de la sociedad el patriotismo se identifica con el orgullo nacional, con la bandera rojigualda monárquica y franquista, dándoles un carácter sagrado, intocable y por encima de toda crítica, a esa bandera le llaman  “bandera española”, pero no como algo común de todos los españoles, sino como algo propio y exclusivo de determinadas posturas políticas, considerando que obligatoriamente todos debemos tener ese sentimiento “patriótico” hacía dichos símbolos y la enarbolan como si fuesen lanzas contra aquellos que no compartimos ese sentimiento…

El patriotismo ha sido uno de los sentimientos más utilizados por las derechas de este país a fin de movilizar a la población en defensa de sus intereses particulares. Su supuesto patriotismo ha sido la coartada emocional para justificar las intervenciones del Estado para mantener sus privilegios, presentando sus acciones como resultado de su supuesto “amor a la Patria”. En esta versión, la Patria y los intereses económicos, financieros y corporativos representados por las fuerzas políticas derechistas son categorías y conceptos homologables.

El caso más claro de esta situación en la historia reciente de este país fue el golpe militar del año 1936 (apoyado por las fuerzas del nazismo alemán y del fascismo italiano, sin cuya ayuda tal golpe no hubiera sido exitoso) que interrumpió la democracia española, presente en la II República. Este golpe tuvo como objetivo principal proteger la propiedad de grupos financieros (como la banca) y empresariales (como los grandes terratenientes y la gran patronal), así como de grupos corporativos (como la Iglesia y el Ejército).

El patriotismo en la actual situación de España consiste en devolver la soberanía legítima del pueblo al mismo, acabar con la actual situación de amoralidad para profundizar en la ética laica al servicio del pueblo, del ciudadano, de la patria.  Hoy por hoy esos valores éticos los representa, si ha de representarlos una bandera, la bandera de la República, la república en sí mismo como grado máximo de soberanía del pueblo, que es quien realmente forma la patria.


DOCUMENTOS originales de Vicenç Navarro y Paco Arenas en España por la República


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

LA MALLA DE OLVIDO SOBRE UNA HERIDA NUNCA CERRADA, donde los vencidos jamás tuvieron voz

la-transicion-y-la-actual-democracia-word-press

El baño de sangre de la represión franquista se complementó con una fuerte represión en todos los ámbitos de la vida ciudadana, libertad, empleo, sindicatos, partidos, propiedades, religión, cultura, costumbres, fiestas populares, nacionalidades, ejército, etc… En todas y cada una de estas facetas, el vencido sufrió terribles penalidades que le impidieron rehacer y en definitiva normalizar su vida.

La población se vio obligada a olvidar para sobrevivir. El país ignoró la propaganda más grosera del estado franquista pero no pudo evitar que años de adoctrinamiento y de represión hicieran mella en sus comportamientos civiles modificando en definitiva las mejores actitudes y valores de los españoles. El miedo como forma de dominación política impregnó de tal forma la vida cotidiana, que LA POBLACIÓN NUNCA VOLVIÓ A SER LA MISMA. El amor a la libertad individual de los españoles quedó enterrado en la guerra civil española.

España no dejó de ser diferente, pero justo por los motivos contrarios. La miseria de los quince primeros años de franquismo dejaron tal huella en el “Ánima Mundi” de los españoles que inevitablemente la asociación miseria, hambre, terror y guerra civil quedaron selladas en las mentes de los ciudadanos. La nación se convirtió en otra cosa. Y ESPAÑA DEJÓ DE SER ESPAÑA para convertirse en un extraño país al sur de Europa, único en el mundo donde los militares gobernaban con validos civiles.


Imagen: Antoni Estruch – Manifestación por la República, 1904. Documento original en: S.B.H.A.C. MEMORIA REPUBLICANA


FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

FRANQUISMO SOCIOLOGICO. España tiene un déficit educativo sobre la Guerra Civil. No ha habido proceso de desnazificación

preston-1-word-press

España tiene un problema con la memoria histórica de la dictadura por una razón obvia: el régimen de Franco se basaba en el terror. Sus tácticas bélicas estaban calculadas para matar al mayor número posible de republicanos. Su control posterior de la educación, el púlpito y los medios fue total. De este modo, hubo un lavado de cerebro nacional, creándose lo que se ha llamado el franquismo sociológico.

En el momento de la Transición, al establecer una democracia limitada (la mejor posible dadas las circunstancias), no iba a haber un contralavado de cerebro; lógicamente, porque era una democracia y existía una libertad de expresión que se extendía a los franquistas. Claro, estos no querían saber nada de la memoria histórica. Sobre las víctimas de los republicanos se había investigado a fondo. Primero, por las propias autoridades republicanas y, después, a través de todo el follón de la causa general, etc. Pero con las víctimas de Franco, ocurrió lo contrario. En los primeros años de la Transición, los políticos no quisieron hacer nada, incluso los de izquierdas. Recuerdo haber tenido discusiones con Alfonso Guerra, y decirme este: “No es el momento, es muy peligroso”. Quedan provincias enteras donde no se ha investigado nada; claro, gobernadas por el PP.

El gran dominio de las derechas sobre el Estado durante el periodo democrático ha conllevado la continuación de lo que Paul Preston ha llamado, con razón, el franquismo sociológico, resultado del adoctrinamiento que tuvo lugar bajo la dictadura a través del absoluto control que esta tuvo sobre los medios de comunicación, el sistema escolar y la Iglesia. La permanencia de este franquismo sociológico se debe a que no hubo un “proceso de desnazificación” como ocurrió en Alemania y en otros países gobernados por dictaduras nazis o fascistas, resistiéndose el Estado a recuperar la historia real del país (conocido como la recuperación de la memoria histórica). En este sentido, los intentos del PSOE cuando gobernó fueron excesivamente moderados para cambiar ese franquismo sociológico. Pero, en fin, si uno es franquista, con una bazofia de Pío Moa o de César Vidal ya es suficiente para lo que busca.


Entrevistas a Paul Preston por Óscar Sainz de la Maza / Ainhoa Campos. Lluis Amiguet. ctxt, La Vanguardia


FIRMA aquí por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

GRACIAsMILitares. Día de las Fuerzas Armadas. No estan TODOS

militares-republica-word-press

No hay reconocimiento a las Fuerzas Armadas si se olvida a todos los que supieron estar al lado de su pueblo, de la constitución y de las libertades republicanas, manteniendo su juramento, su compromiso con España y su bandera nacional tricolor, primera bandera Constitucional española. No hay ningún recuerdo institucional explícito a los soldados, jefes y oficiales del Ejército Español y la Guardia Civil que se mantuvieron leales a la Nación y su República. La España democrática actual es incapaz de hacerles justicia. En ningún país europeo se olvidaría a los militares honrados que todo lo dieron en parecido trance.


Documento original, Foro por la Memoria de Guadalajara


FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ