El alcalde REPUBLICANO de Valencia de Alcántara (Cáceres) AMADO VIERA AMORES, y hasta 48 VÍCTIMAS del franquismo, fueron ASESINADOS y arrojados a una FOSA COMÚN en Cuadrillas de Arriba

Amado Viera Amores word pressAmado Viera Amores nació en Ceclavín (Cáceres) en 1902. Estudió Derecho en la Universidad de Salamanca y ejerció la abogacía en la provincia de Cáceres, viviendo en Valencia de Alcántara, en dónde se casó y tuvo 2 hijos. Amado fue un hombre estudioso y reflexivo, desde muy pronto sintió gran preocupación por los problemas sociales de la época, dejando reflejadas sus ideas en numerosos artículos y escritos en la prensa local y regional de época, especialmente sobre la cuestión agraria, la religión o la educación en España.

Sus ideas de progreso, le hicieron ingresar en el sindicato socialista “El Redentor” del que fue presidente por dos veces y, asimismo, en las Juventudes Socialistas, al mismo tiempo que colaboró activamente en la construcción de la Casa del Pueblo de la localidad.

Tras el golpe militar en 1936, Amado fue detenido el 25 de septiembre de 1936 en su domicilio por varios falangistas, y requerido para que les acompañase a la Inspección de Policía, a la puerta de la cual le hicieron subir a un coche con rumbo desconocido, siendo asesinado ese mismo día, junto a otros hombres, en la mina de la finca de “Cuadrillas de Arriba”. Tanto durante los días previos a su asesinato, como mientras se lo llevaban, Amado Viera Amores, llamó a sus conciudadanos a mantener la calma y la convivencia pacífica. No llegó a cumplir los 34 años de edad.

Los trabajos de sondeo, arqueológicos, y la exhumación llevados a cabo en una fosa de la Mina Terría de Wolframio, ya en desuso, ubicada en la finca “Cuadrillas de Arriba” del término municipal de Valencia de Alcántara, han permitido la localización de hasta 48 víctimas, que tras su asesinato fueron arrojados y cubiertos de cal viva, en la fosa, utilizada por los golpistas a partir de 1936 para ocultar sus crímenes, escondiendo allí los cuerpos de los republicanos asesinados de la comarca. Entre ellos los restos de Amado Viera Amores, y otras decenas personas de otras localidades como Cedillo, Membrío, etc, según ha informado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX).

Ha sido un largo y tortuoso camino recorrido por Conchita Viera (Hija de Amado Viera Amores) y su familia, y por el resto de las familias de la comarca que buscaba a sus seres queridos desaparecidos, en el que siempre han contado con el apoyo de la ARMHEX quienes desde hace más de 12 años venían luchando para exhumar dicha fosa, superando sinsabores de todo tipo, numerosas dificultades administrativas, financieras, y permisos de los propietarios, dado que la fosa se halla en terrenos de titularidad privada.

La deuda que la sociedad tiene para con estas 48 personas y sus familias exige investigar dónde y cómo les asesinaron, y devolver en suma su nombre a la Historia, reivindicar su Dignidad nunca perdida y entregarles sus restos a sus familias, aunque sea simbólicamente, para que puedan ser enterrados y honrados dignamente en el lugar que deseen sus familias y no en el que eligieron sus verdugos. En suma colmar el legítimo derecho de las familias de la victimas a la verdad, a la justicia y a la reparación.

La ARMHEX ha denunciado públicamente en varias ocasiones en los últimos años, que aún existen cientos de personas, así como de otros muchos desaparecidos, que fueron asesinadas y permanecen arrojadas desde entonces en cunetas y fincas de titularidad privada nuestra región. Desde la ARMHEX seguimos con nuestro riguroso y callado trabajo en pro de la apertura de fosas y de recuperación de la memoria histórica en Extremadura, como llevamos haciendo en estos últimos 16 años, pues hemos asumido siempre un compromiso categórico con los derechos humanos en cuanto a las desapariciones forzadas del franquismo se refiere.


Documentos: Memòria Repressió Franquista (1 y 2). ARMHEX


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ