En 1936, sicarios franquistas ASESINARON despiadadamente a 31 REPUBLICANOS de Morales de Toro (Zamora)

Morales de Toro word pressLa persecución comenzó el mismo día 18. Los franquistas tenían objetivos muy claros, exterminar completamente a todos los Republicanos, a los que detuvieron por decenas, torturaron con palizas espantosas, y asesinaron.

El 22 de julio de 1936 fueron apresados y asesinados en las afueras de Pedrosa del Rey, en el camino a Casasola: Rogelio García Martín, 55 años, casado con Mercedes Barbero Sánchez, tenían 7 hijos. Familia pobre, era comerciante de pescado y jornalero. Afiliado al Centro Obrero Socialista, con firmes convicciones políticas que compartía con su familia; Mariano de la Cruz Medina, 45 años, de Tordesillas, casado con Guadalupe García Lorenzo, con 2 hijos de 17 y 12 años. Era jornalero pobre. Afiliado al Centro Obrero Socialista. Los restos de ambos podrían encontrarse en la zona laica del cementerio de Pedrosa del Rey.

El 13 de agosto de 1936, los fascistas apresaron y asesinaron en Monte la Reina a: Fabián Andrés Bragado, 29 años. Afiliado al Centro Obrero Socialista, jornalero, casado con Catalina Sánchez López, familia pobre, con 4 hijos, el mayor de 4 años, Fabián nació un mes después del asesinato de su padre, murió sin cumplir el año por la penosa situación en que quedó la familia; Florián Gutiérrez Micharel, 28 años, jornalero, familia pobre, casado con Eloína Pinto Teso, con 2 hijas. La mayor tenía 4 años. Floriana, la 3ª, nació en enero de 1937. De buen carácter, le gustaba la cultura popular; Luis Matilla Saz, 29 años, jornalero, pobre, vivía con su madre viuda de 64 años, y su hermana; Nicomedes Sandoval González, 60 años, labrador medio, Afiliado al Centro Obrero Socialista. Casado con Nicereta Sandoval Cacho, tenían 5 hijos de 12 a 32 años. Le gustaba leer y manifestarse socialista. Su hijo Tarsicio fue fusilado en Zamora el 30 de diciembre de 1936. Los restos de los 4 podrían estar cerca del regato Adalia.

El 14 o 15 de Agosto de 1936 fue asesinado, alanceado con picas toreras en el camino de Villavendimio tras ir al encuentro de los falangistas, Jerónimo Sánchez Sánchez, jornalero corpulento de economía media, había estado en Cuba y vuelto con cierto dinero y vivía con su madre viuda. Sus restos posiblemente se encuentran en el cementerio de Villavendimio; por otra parte, los fascistas mataron y arrojaron al cementerio en agosto o septiembre de 1936 al señor Mendigo, un indigente empobrecido.

El 18 de septiembre de 1936, tras ser apresados el 27 de julio de 1936, fueron asesinados probablemente en la vaguada de Tejadillo: Evaristo Barbero Carmona, 32 años, labrador pobre, casado con Eusebia Lorenzo Villar, tenían 4 hijos de 1 a 8 años; Juan Manuel Casasola Fernandez, jornalero pobre y pastor, 36 años, casado con María Camuesco; Vitaliano López Lorenzo, 22 años, jornalero medio, buen cantaor flamenco. Afiliado al Centro Obrero Socialista. Vivía con su madre viuda y su hermana Elisa, casada con 3 hijos pequeños. Tras su asesinato, Elisa volvió a nombrar Vitaliano a su 4º hijo; Cecilio Petite Villar, 43 años, labrador medio, soltero. Vivía con su madre viuda y su hermana; Eleuterio Martinez Gamazo, 42 años, de Tordesillas, labrador medio, casado con Teresa Mateos Corbella, vivían con el padre de ella; Antonio Villar Rubio, 28 años, jornalero pobre, casado con Demetria Domínguez Domínguez, tenían una hija de 13 meses. Afiliado al Centro Obrero Socialista. Buena persona y trabajador. La vecina Nicereta le decía a su hija Emiliana: “Que padre perdiste”; Pablo Calleja Corbella, 20 años, de Villalbarba. Eran 4 hermanos huérfanos desde hacía 13 años. Jornalero pobre, dependiente de comercio. Afiliado al Centro Obrero Socialista. Fue apresado el 9 de septiembre de 1936. Los restos de todos ellos estarían en Tejadillo o en el cementerio de Morales.

Fueron juzgados el 18 de septiembre y fusilados el 6 de octubre de 1936 en las tapias del cementerio de Zamora: Lázaro García Barbero, 19 años, casado con Agustina Fajardo Villar con una hija de un año. Jornalero pobre y vendedor de pescado con su padre Rogelio García Martín asesinado el 22 de julio. Afiliado al Centro Obrero Socialista. Fusilado con su hermano Belisario; Francisco de la Torre García, 46 años, viudo de Emerenciana Gamazo, labrador medio, tenía 2 hijas de 26 y 19 años. Trabajador, recto, culto, auténtico Republicano. Criticó la “violencia revolucionaria» de los sindicatos por lo que le expulsaron del centro socialista. Sus restos fueron trasladados en 1948 a Morales de Toro; Belisario García Barbero, 31 años, casado con Emérita Calleja Corbella, tenían 4 hijos de 1 a 7 años. Era jornalero modesto y comerciante de pescado con su padre. Afiliado al Centro Obrero Socialista y al PSOE. Alcalde republicano desde abril de 1933, destituido en 1934, repuesto en febrero de 1936, realizó importantes mejoras, dispensario médico, pozos para el riego, empleo municipal, mejora de salarios; Joaquín Salgado Matías, 46 años, de Pedrosa del Rey. Casado con Faustina Salgado López, tenían 3 hijos de 10 a 16 años. Era carpintero y regentaba el Café de la Libertad, lugar de personas de izquierdas en Morales. Fundador de la agrupación del PSOE de Morales, afiliado al Centro Obrero Socialista, y al sindicato agrario de UGT en Morales aunque procedía de familia de derechas. Los restos de casi todos ellos podrían encontrarse en una fosa común del cementerio de Zamora.

El 17 de septiembre fueron apresados, y asesinados el 17 de noviembre de 1936 en Zamora: Filemón Alonso Domínguez, 28 años, casado con Valentina Domínguez, pastor, familia pobre, afiliado al Centro Obrero Socialista así como sus hermanos Marcial, Constantino, Segundo y Daría; Marciano Gutiérrez Motrel, 23 años, argentino, vivía con su padre viudo, y 3 de sus hermanas: Manuela, Rosa y Adelina. Labrador medio. Honrado, caritativo afiliado al Centro Obrero Socialista desde 1933. Los restos de ambos podrían encontrarse en una fosa común del cementerio de Zamora.

Juzgados el 18 de septiembre fueron condenados a 30 años de cárcel. Sin embargo las prisiones estaban saturadas, y fueron fusilados en Zamora el 30 de diciembre de 1936: Gervasio Domínguez Gamazo, 43 años, casado con Anastasia Rodríguez Carmona, tenían 7 hijos de 2 a 14 años. Labrador medio, afiliado al Centro Obrero Socialista y al PSOE, él y sus hermanos eran concienciados socialistas. Manuel Andrés Llanos, 24 años, vivía con sus padres y 3 hermanos. Soltero, jornalero pobre; Bernardo Domínguez Rubio, 23 años, soltero, jornalero pobre, una buena persona, su padre era ciego y tuvo que mendigar por los pueblos. Maximino Sánchez López, 25 años, vivía con sus padres y 4 hermanos. Jornalero pobre. Afiliado al Centro Obrero Socialista; Tarsicio Sandoval Sandoval, 21 años, vivía en con sus padres y sus 2 hermanas menores. Labrador medio. Simpatizante socialista, responsable, allegado a su familia y amigos, su padre Nicomedes había sido asesinado el 13 de Agosto; Jesús Calleja Corbella, 23 años, de Villalbarba, soltero. Carmelo y sus 2 hermanos estaban desde niños al cuidado de su hermana Emérita, mujer de Belisario; Ángel Gutierrez Vecino, 26 años, soltero, vivía con sus padres y su prima Natividad novia de Bernardo Domínguez. Era albañil, afiliado a UGT; Ismael González Gamazo, 22 años, soltero, vivía con su madre, Victoria La roja, viuda, y su hermana menor. Era jornalero pobre, con gusto por la cultura, participaba en obras de teatro; Agustín Domínguez Gil, 47 años, casado con Indalecia, hermana de Antonio Villar Rubio. Era jornalero y churrero, pobre. Los restos de todos ellos podrían encontrarse en una fosa común del cementerio de Zamora.

Isaías Carrasco Matilla, 43 años, casado con Jerónima Rubio Miguel, tenían 6 hijos de 3 a 16 años. Comerciante de ultramarinos, vendía por los pueblos. De familia de derechas, pero se afilió al Centro Obrero Socialista. Aficionado a comedias y carnavales. Murió el 18 de julio de 1938, por lesiones de la paliza que le propinaron los fascistas en julio de 1936. Hay que recordar a Victoria G, La pólvora, esposa de Ignacio del P que fue arrojada al suelo, los falangistas se sentaron sobre su tripa lo que le ocasionó el aborto de la criatura en gestación.


La documentación original procede del libro de Jose María Del Palacio Alonso y Cándido Ruiz GonzálesMatando sueños, sembrando miedos. Morales de Toro, 1936. Y también de la obra de Del Palacio (imagen del artículo), Secuelas de nuestras guerras y derrotas: De la República a la modélica Democracia: La represión franquista durante la Guerra y la Dictadura generó unas secuelas que han producido graves contradicciones y conflictos, lastrando esta aparente democracia. Muy recomendable el epílogo del libro. Reseñas en Zamora 24 horas, Amazon y Letras de autor.


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios