ALFONSO ARROYAL CAÑAS, último Alcalde REPUBLICANO de Arcos de la Frontera (Cádiz), ASESINADO por los franquistas en 1936

Alfonso Arroyal Cañas 2 word pressEl día 19 de julio de 1936, Alfonso Arroyal Cañas, alcalde de Arcos de la Frontera, informó de la declaración del estado de guerra por parte de los golpistas, y de un oficio militar por el que la guardia civil se hacía cargo de la alcaldía. Arroyal no perdió ni un ápice de entereza, dejó sentado que en ningún caso había considerado la dejación ni abandono de sus legítimas funciones de autoridad. Tras esta intervención, toda la corporación se mostró de acuerdo con su alcalde, y le manifestaron su apoyo ante esa decisión tan difícil.

Alfonso Arroyal Cañas nació en 1903 en Arcos de la Frontera en el seno de una familia humilde y culta. Fue el mayor de 7 hermanos: Felipe, Francisco, Emilio, Concepción, Manuel y María de la Nieves. Su abuelo, Alfonso Arroyal Panal, alguacil natural de Ubrique, sabía leer y escribir. Su padre, Francisco Arroyal Lamillar, un destacado administrativo de Hacienda en el Ayuntamiento de Arcos de la Frontera ascendiso a procurador en 1915, fue para Alfonso un referente y ejemplo. Su madre, María de las Nieves Cañas Huertas también sabía leer y escribir.

La felicidad familiar se vió truncada, entre los años 1917-1920 quedaron huérfanos de padre y madre. Alfonso se encontraba estudiando para procurador, Felipe y Francisco de 15 y 13 años respectivamente eran dependientes, los demás, de 10, 9, 7 y 6 años estaban en el colegio. A pesar de todos los esfuerzos realizados por abuelos e hijos mayores de esta familia, 3 de los hermanos Mª de las Nieves, Felipe y Manuel, fallecieron por accidentes o enfermedad.

Alfonso era un hombre adelantado a su tiempo: veía a las mujeres como iguales, les admiraba por su interés por estudiar, su gran capacidad para gestionar los hogares en tiempos de hambruna y dificultades. Era un gran lector. Culminó con éxito sus estudios de Procurador, ascendiendo en su vida laboral. Cuando tenía 29 años se casó con Lucía Muñoz. La felicidad llegó a la casa de Alfonso con el nacimiento de una hija el 1 de Agosto de 1935 a la que llamaron Nieves, aunque una hija anterior con el mismo nombre había fallecido recientemente.

Alfonso compatibilizaba política y religión, se casó por la iglesia, pertenecía a la Hermandad de la Soledad. Llegó a ser Secretario y presidente del Partido Republicano Radical Socialista. En 1931 era 2º Teniente de Alcalde y concejal de Hacienda, comprometiéndose con sus vecinos, preocupado fuertemente por las injusticias sociales, las desigualdades, el abuso de poder. Promocionó las infraestructuras públicas, en las que Alfonso veía una solución al paro obrero de la época, así como el empleo a través de la regulación de los trabajos del campesinado en las tareas propias del campo.

El 22 de febrero de 1936 Alfonso Arroyal Cañas fue elegido alcalde. Se propuso solucionar los problemas más graves, la situación económica desastrosa, el alarmante paro obrero. Realizó acciones para evitar la especulación sobre los precios, asegurar su calidad, convocó a los dueños de olivares para para contratar el mayor número de jornaleros. Se reunió con el Alcalde de Jerez de la Frontera, el representante de Vías y Obras, un ingeniero de la Junta de Obras del Pantano de Guadalcacín, y un representante de las obras del ferrocarril, para abordar el inicio inminente de la acometida del Pantano, mejoras en canales de riego del Guadalcacín y el ferrocarril.

La noche del 21 de julio de 1936 militares franquistas entraron en casa de Alfonso Arroyal y le apresaron en la penosa y vetusta cárcel de Arcos de la Frontera junto con otros compañeros del partido Republicano. El día 13 de agosto de 1936 por la noche, Alfonso fue introducido en un vehículo junto con otros 5 concejales. En algún lugar de la Carretera que comunica Arcos con San José del Valle, Alfonso fue asesinado. No tuvo un juicio digno ni opción a hablar, los sublevados, prescindiendo de cualquier trámite legal, decidieron fusilar y hacer desaparecer a cualquier persona ideológicamente contraria a ellos o sospechosa de serlo al amparo del bando de guerra. A día de hoy no se sabe dónde se encuentra su cuerpo.

La viuda, Lucía Muñoz, realizó unos esfuerzos extraordinarios para que su hija Nieves estudiase, ya que eso era lo que hubiese querido Alfonso. Nieves consiguió diplomarse en Magisterio.


Fuente: Extracto del artículo de María Jesús Garófano Fernández y Ana Ruiz García: Alfonso Arroyal Cañas: Último Alcalde democrático de Arcos de la Frontera en la II República. pg 149 del tomo I de: La destrucción de la Democracia: Vida y muerte de los alcaldes del Frente Popular en la provincia de Cádiz


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

 

Anuncios