PACO SUBÍAS DUQUE, COMBATIENTE contra los nazis en Francia, luchador ANTIFASCISTA en España, EJECUTADO por los franquistas en 1944

Francisco Subias Duque word pressEn lo profundo de la Jacetania, escondida en los espesos bosques pirenaicos, una tumba ha sido visitada y respetada por Republicanos, Anarquistas y Antifascistas durante décadas. Una fosa individual en el monte de San Salvador conocida en toda la comarca como “la tumba del maqui” marcada con unas piedras y una lápida que rezaba “Paco Subías 1921-1944”. En 2018 la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), inició la exhumación de los restos para comprobar que el maqui era el guerrillero Alfonso Abelardo Subías Duque, como documentó el investigador Luis Pérez de Berasaluce.

La financiación ha sido subvencionada por la Diputación Provincial de Huesca dentro de su línea de Ayudas para el desarrollo de programas sobre la Memoria Histórica en la provincia de Huesca para el año 2018. También ha contado con la plena colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz de la Serós, el asesoramiento histórico de Luis Pérez y la colaboración de la asociación Charata de Uncastillo, la asociación Batallón Cinco Villas de Ejea de los Caballeros y la ayuda de diversos voluntarios.

El 13 de septiembre del 2018, los restos óseos fueron localizados y exhumados por un equipo encabezado por los arqueólogos Javier Ruiz, Nacho Piedrafita y Javier Ortiz. El cadáver se hallaba enterrado a escasa profundidad, boca abajo. Durante la intervención también se documentaron en los alrededores de la fosa diversos objetos relacionados con el combate, como balas y casquillos de diversas armas y calibres. Los resultados de las pruebas de ADN confirmaron que los restos pertenecían al luchador antifascista Francisco (Paco) Subías Duque.

Francisco “Paco” Subías Duque nació en Antillón (Huesca) en 1921, hijo del sastre Alfonso, y Juliana. Tras la ruptura del frente de Aragón por las fuerzas sublevadas en marzo de 1938, la familia huyó hacia Cataluña y posteriormente a Francia, donde fueron internados en el campo de concentración de Argelés-Sur-Mer. Finalmente, la familia consiguió establecerse en Touzac, población del departamento de Lot. Hacia finales de 1943 o comienzos de 1944, Paco fue reclamado por el Servicio de Trabajo Obligatorio (STO) para ir a trabajar a la Alemania nazi. En esos momentos decidió echarse al monte y se unió al combate contra los nazis. Fue un héroe de la Resistencia en Francia.

Tras la liberación de Francia participó en la Operación Reconquista de España, en 1944, perdiendo la vida. El estudio antropológico forense del esqueleto, por parte de la antropóloga Miriam Gracia ha establecido como causa de la muerte un impacto de proyectil de arma de fuego en la zona de la nuca, que por su trayectoria indicaría que Paco Subías se hallaba con la cabeza agachada en el momento del disparo, quizás arrodillado. Este hecho, junto al hallazgo de un cordel junto al brazo izquierdo, evidencia que Paco Subías fue maniatado y ejecutado por las tropas franquistas que le capturaron en ese mismo lugar del monte de San Salvador. A principios de la década de 1970, sus hermanos Paz y Antonio localizaron la tumba con ayuda de vecinos de Santa Cruz de la Serós, entonces marcada por un amontonamiento de piedras, y colocaron la pequeña lápida de granito gris con la inscripción que ha señalizado el lugar hasta la actualidad.

Javier Ruiz quiso reivindicar el papel del guerrillero más allá de darle digna sepultura. “Estos guerrilleros están condecorados en Francia como héroes, sin embargo, en España ni siquiera se han revertido los juicios franquistas que les catalogaban de simples ladrones, despolitizando las razones de su lucha contra un estado fascista”. Y añadió que la recuperación de la memoria solo será completa “cuando se les reconozca desde el Estado y se les homenajee. El mismo Estado que encuentra ahora tantos problemas para retirar medallas a torturadores en tiempos de paz o que es tan garantista para con la dignidad humana del dictador no puede, en cambio, reconocer a estos guerrilleros como luchadores de la libertad, honrándoles y anulando los juicios sumarísimos que se les hicieron”.

Acabado el homenaje se entregaron los restos de Paco Subías a sus descendientes más directos, su sobrino Jean François Mevel Subías y su sobrina Mª Dolores Callén Duque. Su familia pudo enterrarle dignamente en el cementerio de Santa Cruz de la Serós (Huesca). Paco Subías vuelve a casa 75 años después de ser ejecutado.


Documentos: Eldiario.es (Álvaro Castrillo Schneiter). Cuando los maquis (Luis Pérez de Berasaluce). Jacetania Express. Juan Miguel Garrido (twitter)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ