ETELVINO VEGA MARTÍNEZ, COMUNISTA, jefe del EJÉRCITO REPUBLICANO, FUSILADO en Alicante por los franquistas en 1939, junto a otros 26 REPUBLICANOS

Etelvino Vega MartínezEtelvino Vega Martínez nació en Mieres (Asturias) en 1906, era chapista, de una familia obrera y combativa. Ingresó en el PCE en 1923, siendo secretario general de las Juventudes Comunistas asturianas durante 1924 y 1925. En Madrid en 1926, fue responsable de la organización juvenil desde 1929. Entre el III y el IV Congreso, ostentó el cargo de Secretario Político del Comité Central de Juventudes. Durante 1934 y 1935, Etelvino residió en Aranjuez y constituyó las Juventudes Comunistas. El 19 de Julio se hizo cargo de las milicias rojas y el 20 salió con su columna hacía la sierra del Guadarrama.

El Partido Comunista había entrenado y adiestrado a las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas, y Etelvino se incorporó el 20 de julio de 1936 al 5º Regimiento, en cuya creación intervino, al mando del batallón «Octubre nº 1», al frente de 200 milicianos voluntarios de las Juventudes Socialistas Unificadas que él mismo había formado en Aranjuez. Sus 200 milicianos y otras unidades, detuvieron a las columnas que intentaban la toma de Madrid. Etelvino intervino en Pelayos de la Presa, en Illescas (Toledo), en Torrejón de Velasco y en Parla, en la Sagra madrileña. El 6 de octubre, llegó a Madrid procedente de la sierra, y el 1 de noviembre de 1936 mandaba la columna Cercedilla, que operaba dentro del Ejército del Centro. A finales de 1936 y principios de 1937, Etelvino Vega estaba al mando de la Brigada Mixta C.

En la batalla de Madrid, Etelvino Vega actuó en el sector V, como oficial auxiliar, en su calidad de comandante de milicias. El 10 de noviembre, Etelvino sustituyó al teniente coronel Clarirac en el mando de un batallón del 5º Regimiento y, cuando finalizó la batalla de Madrid, ostentaba el mando de la 68 brigada. Su hermano Carlos también un activo militante comunista, fue fusilado en Oviedo por los fascistas al poco de comenzar la Guerra Civil.

El 15 de diciembre de 1936, Etelvino Vega contrajo matrimonio, en el batallón «Octubre» número 1, con Isabel Vicente Esteban, de 19 años, natural de Madrid, hija de Eduardo Vicente, uno de los firmantes del primer manifiesto del Partido Comunista Obrero Español en 1921. Isabel acompañó a su esposo en los frentes hasta que su embarazo y el cuidado de su hijo Carlos se lo impidió.

Etelvino intervino activa y exitosamente en las batallas de Brunete y Belchite, permaneciendo integrado en el XVIII cuerpo de Ejército, al mando de la División 34. En la conquista de Teruel jugó un decisivo papel, ocupando los arrabales y la Muela. El 5 de mayo de 1938 Etelvino fue nombrado teniente coronel. En la batalla del Ebro, Etelvino Vega intervino al mando del XII cuerpo de Ejército, ya como teniente coronel.

Tras la caída de Barcelona, Etelvino fue cesado en su puesto de jefe del XII cuerpo de Ejército y pasó la frontera el 8 de enero de 1939. Sin embargo, en febrero de 1939, Etelvino Vega y muchos republicanos entre ellos otros mandos militares, decididos a mantener la resistencia frente a los sublevados, regresaron en avión al territorio Republicano.

En Madrid, el teniente coronel Casado se sublevó contra el gobierno de Negrin, y tras una vergonzosa y fracasada negociación con Franco, destituyó y encarceló a los mandos militares del gobierno Republicano legítimo, entre ellos al Teniente Coronel Etelvino Vega, que ya había tomado posesión de la comandancia militar de Alicante mediante el decreto número 15 del Ministerio de Defensa. Pero Etelvino pudo escapar y huir a Alicante.

Etelvino fue uno de los miles de refugiados en el Puerto de Alicante. Posteriormente fue trasladado al Campo de Almendros, a la cárcel de Orihuela, y al Reformatorio de Alicante. El día 13 de Abril en la Hoja Oficial de Alicante, editada por la propaganda franquista, se contaba que “..fue comandante militar de esta plaza, destacado comunista, representando a su partido en diversas ocasiones, gran actuante en el ejército..”. Etelvino Vega fue un jefe militar de prestigio, era todo un paradigma de luchador antifascista que había jugado un papel decisivo en la historia de su partido, y en el ejercito republicano al que al que se incorporó desde el primer inicio de la contienda, llegando a ser uno de sus más prestigiosos jefes, desempeñando un papel decisivo en las más importantes batallas.

Condenado a muerte en consejo de guerrasin ningún tipo de garantía, afirmó que «sus méritos son debidos a hechos realizados en el campo de batalla y no a políticos». En los últimos instantes de su vida Etelvino Vega arengó a cuantos, con él, iban a cumplir poco después el último destino. Y toda la natural depresión de aquellos postreros instantes, se evaporó frente a la lumbre de sus palabras y de sus principios. El 15 de noviembre de 1939, oyeron la llegada de la camioneta que anunciaba a los presos el anuncio aterrador de la carnicería de los pelotones de ejecución. Ese día le tocó a Etelvino Vega, teniente coronel jefe del 12º Cuerpo de Ejército de la República y comandante militar del último bastión republicano.

Victoria López Zaborras, hija del compañero de celda de Etelvino Justo López Megías, sabía que había que entregar a la mujer de Etelvino su último recuerdo, pero nunca pudo contactar con ella. Finalmente, la última voluntad de Etelvino Vega, gobernador militar de Alicante del Ejército de la República ha quedado cumplida. Su viuda, Isabel Vicente Esteban, recibió 60 años después el pañuelo que su marido entregó subrepticiamente a su compañero de celda instantes antes de ser conducido ante el pelotón de ejecución. “Es lo único que tengo, se lo das a mi mujer”, le dijo.

La Comisión Cívica de Alicante, el 24 de abril de 2005 realizó un homenaje a los 27 fusilados el 15 de noviembre de 1939: la relación de los asesinados está encabezada por el nombre de Etelvino Vega, indicando su condición de gobernador militar de Alicante. El 27 de noviembre de 2011, la Comisión Cívica de Alicante inauguró un monumento funerario, con los nombres de los más de 700 republicanos fusilados, y Carlos Vega, su nieto, se desplazó hasta Alicante y dirigió unas palabras a los asistentes a este acto. Se constató que la historia y la vida han hecho imposible el criminal intento de aniquilar la memoria de aquellos que lucharon por una existencia más justa y solidaria para todos.


Documentos: Manuel Parra Pozuelo (SBHAC, El Blog de Acebedo, Memoria Recuperada). Wikiwand. El País (Julio M. Lázaro)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

 

Anuncios