MARIANO CUADRADO FUENTES. Asesinado por fusileros franquistas en las tapias del cementerio del Este de Madrid en 1939

MARIANO CUADRADO FUENTES word pressPadre de ocho hijos, católico y socialista. Era maestro nacional en la Escuela Nacional de Niños y miembro de la FETE. En Alcorcón, participó en la constitución de la Sociedad de Obreros Agricultores de la UGT. Desde 1932 ejerció la docencia en Torrelodones, donde se incorporó a la AS de la citada localidad, en la que fue alcalde republicano en 1936.

Durante la Guerra Civil asumió una decidida defensa del orden institucional, oponiéndose a las reacciones incontroladas, desarmó a la población civil, conservó el orden público y el respeto a la Ley, impidió las ocupaciones de viviendas y los intentos de saqueos. Se enfrentó, al frente de sus vecinos, a piquetes de incontrolados de la FAI, salvando la vida del Conde de Las Almenas. Facilitó decisivamente la salvación del obispo de Madrid, Leopoldo Eijo Garay, presente en Torrelodones el 19 de julio. Organizó los suministros básicos a la población, los refugios civiles necesarios y la acogida de miles de refugiados que fueron llegando a la población, entre ellos más de mil niños alojados en la finca Las Marías.

Su fuerte personalidad e independencia le provocó más de un enfrentamiento a lo largo de su trayectoria profesional con los poderes fácticos de alguno de los pueblos donde estuvo destinado. Mariano Cuadrado simboliza el sufrimiento y las consecuencias dramáticas que tuvieron que soportar aquellos que se mantuvieron en un plano comprometido desde el respeto a la legalidad enfrentándose a oportunistas y delincuentes aunque fueran de su propio bando. Su firme respeto a la legalidad republicana le supuso críticas por considerarle demasiado blando con los intereses de la derecha. Hasta avanzado el mes de marzo de 1939 Mariano Cuadrado siguió defendiendo la legalidad republicana.

Fue detenido e interrogado muy duramente al entrar las tropas de Franco en Torrelodones. Trasladado a la cárcel de los Carmelitas en el Escorial, fue juzgado en juicio sumarísimo militar y condenado a muerte. El 15 de septiembre de 1939 moría fusilado con otros once republicanos. Su cadáver no fue devuelto a su familia, permaneciendo en paradero desconocido.


fuentes: Quienes eran (Tomás Montero), Leoncio López Ocón, Público (Patricia Campelo)


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios