PERE LLULL I FULLANA, último alcalde REPUBLICANO de Algaida (Mallorca), Vilmente ASESINADO por criminales franquistas en Manacor, en 1936

Pere Llull Fullana word pressPere Llull i Fullana nació en Algaida el 20 de mayo de 1908. Era hijo de Pere y Margalida. Se casó con Francisca Miralles, no tuvieron hijos. Juntos tenían tienda y negocio de productos agrícolas. Era militante de Esquerra Republicana, con firmes ideas de izquierdas, Pere tenía una palabra encendida y clara. En Marzo de 1936 fue nombrado concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Algaida, y en Junio alcalde de la población. Antes de la rebelión militar recibió un aviso de muerte, le colgaron una cabeza de asno en la puerta de su casa.

El último oficio que Llull firmó como máxima autoridad del pueblo fue el mismo día del golpe de estado, el 18 de julio: Ordenó a la fábrica de electricidad de Algaida que no detuviera la corriente eléctrica hasta nueva orden, debido a la necesidad de estar comunicados con el Gobierno. Un amigo íntimo, Pere Capellà, Batle (Mingo Revulgo) decidió escapar, avisó a Pere de que iban a por él y le insistió en que huyeran juntos, pero Pere le contestó que nunca había hecho nada malo y no tenía por qué huir ni esconderse.

Los falangistas “iban locos” para detener y matar a los que ellos consideraban al enemigo: los rojos. Tanto fue así que el mismo día en que era detenido el alcalde Llull lo fueron también un centenar de vecinos más de la población. A Pere Llull i Fullana le detuvieron el 16 de agosto de 1936 y lo condujeron a las dependencias municipales, que eran a su vez ayuntamiento y prisión, donde lo custodiaron falangistas y guardia civil. Esa madrugada, 9 hombres fueron “sacados” para llevarselos a Manacor a matarlos, entre ellos, Pere Llull, su hermano Antoni, ysu padre Pere. El 17 de agosto de 1936, en el cementerio de Son Coletes los fascistas asesinaron al padre y a los 2 hijos.

El 4 de julio del 2021 los restos mortales de Pere Llull y Fullana eran identificados de entre todos los cuerpos recuperados de la fosa número 2 del cementerio de Son Coletes, en el marco del dentro del 2º Plan de Fosas del Govern de las Illes Balears. Las pruebas de ADN confirmaron que un cadáver con un disparo en el dedo y uno o 2 en la cabeza correspondía al último alcalde Republicano de Algaida. La familia Llull, a diferencia de otras muchas, nunca escondió lo ocurrido. Ni la madre ni la hermana de los asesinados tuvieron nunca miedo a enfrentarse a los falangistas del pueblo, seguramente porque ya poco tenían que perder nunca mostraron su miedo si lo tenían.

El balance global de víctimas del franquismo exhumadas es de 25 individuos, de los cuales se han identificado cinco: Pere Llull Fullana, Francesca Llull Font, mujer del también asesinado Llorenç Salas Domenge, y su hija Francesca Salas Llull, Antoni Alomar Mas, él y su mujer Margalida Jaume Vanrell cruelmente asesinados, y Miquel Palmer Durán, joven de Manacor, miembro de las Juventudes Republicanas y dibujante satírico del semanario Nosotros, asesinado con 18 años, después de ser detenido al pie de una colina en la noche del desembarco de las tropas de Bayo, en el levante de Mallorca.

En 2018, el Consell de Mallorca rindió homenaje a la memoria del alcalde Republicano Pere Llull Fullana, que también ha sido nombrado hijo ilustre del municipio de Algaida. Desde el ayuntamiento se ha realizado un comunicado en el que se dice que «este nombramiento es a la vez un homenaje a todas las víctimas de la represión fascista y a todas las personas que lucharon por los derechos y por la legitimidad democrática de la República. Tenemos la deuda de reconocer la importancia de todas las mujeres y hombres que lucharon por la libertad y que representaron el progreso en el municipio de Algaida, con gratitud y justicia y con la voluntad recuperar la memoria de todos los represaliados y asesinados durante la Guerra Civil».


Documentos Originales: dBalears. arabalears (Sílvia Portell). Govern Illes Balears


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española