Maestros ASESINADOS en Lugo por los franquistas durante la guerra de España

Maestros asesinados en Lugo word pressMiles de docentes Republicanos fueron gravemente represaliados por los fascistas en todas las provincias gallegas, expulsados del cuerpo, expedientados, encarcelados, y muchos asesinados, así ocurrió en Orense, en La Coruña, en Pontevedra e igualmente en Lugo. En esta provincia murieron a manos de los franquistas al menos los siguientes maestros:

Juan Abramo Dios, maestro de 28 años, natural de Tomiño (Pontevedra). Fue a un lugar remoto del interior, Vrollón, a enseñar a los niños, quienes vieron asombrados cómo no solo les enseñó las letras, sino que también plantó árboles frutales como un signo de vida, belleza y solidaridad. Juan pertenecía a esa inmensa comunidad Republicana de maestros soñadores, que querían cambiar el mundo a través de la educación. El fascismo erradicó esa idea matándolos por miles. Murió por arma de fuego con destrucción de la masa cerebral en la carretera de Quiroga, Abrence-Póbra de Brollón (Lugo) el 3 de septiembre de 1936.

Antonio Lafuente Jiménez, 27 años, natural de Valencia, vecino de Muras, presidente de la Agrupación Socialista, 1933. Tras ser detenido fue encarcelado en el depósito de Viveiro-Cárcel de Lugo, el 9 de Septiembre de 1936. Posteriormente juzgado en Lugo por rebelión militar, condenado a muerte y ejecutado en Lugo.

José Ramos López, 25 años, natural de Buenos Aires, Argentina, vecino de Lugo. Maestro perteneciente a FETE, directivo en Lugo del POUM. Juzgado por traición, fue sentenciado a pena de muerte y multa mancomunada de 1,5 millones de pesetas. Lo ejecutaron en Lugo el 21 de octubre de 1936. Poco antes, escribía esta carta a su amigo Francisco Lamas: «Tened la absoluta seguridad de que nosotros moriremos firmes en nuestras ideas y con toda serenidad, sólo nos amarga que el motivo del fusilamiento sean nuestras conductas políticas y no el que nos hayamos batido bien contra el enemigo. Sed optimistas y no tengáis pena por nuestra situación, ahora que, cuando podáis, hacednos justicia. Abrazos para todos y un cordial saludo de Ramos. ¡Adelante por la victoria de nuestra causa!».

Ángel Fraga Orosa, maestro de 38 años, natural de Vilalba (Lugo), vecino de Vieiro. Concejal de Izquierda Republicana en 1936; presidente Asociación Maestros Nacionales partido judicial Viveiro-UGT en 1934. Encarcelado en la Cárcel de Lugo-Depósito de Viveiro el 28 de Agosto de 1936. Juzgado por rebelión militar, sentenciado a muerte, ejecutado en las tapias del cuartel de la guardia civil de Lugo el 27 de Diciembre de 1936.

David Labrador Zuil, 35 años, maestro natural de Cáceres, vecino de Vilaoudriz, A Pontenova. Cuñado del diputado Díaz y Díaz Villamil. Encarcelado en el depósito de Ribadeo-Cárcel de Lugo el 28 de Septiembre de 1936. Juzgado en Lugo por rebelión militar, sentenciado a muerte y multa de 50.000 ptas. Ejecutado en Lugo, en las tapias del cuartel de la guardia civil el 21 de noviembre de 1936.

José Losada Castelao, 45 años, natural de Rianxo (A Coruña). Maestro y político gallego, hermano de Manuel Rodríguez Castelao. Trabajó en la escuela número 2 del pueblo Rianxo. Militante del Partido Galleguista de Rianxo. Tras el golpe del 18 de julio de 1936, huyó e intentó escapar en el barco-bou “Eva” con otros compañeros, pero fueron delatados y los falangistas asaltaron el barco utilizando agua hirviendo. José y sus 8 colegas decidieron suicidarse antes de caer en manos de los fascistas.

Arximiro Rico Trabada, nació en San Bernabel (Baleira) en 1905. Estudió magisterio en la Escuela Normal de Santiago de Compostela. Fue profesor en las escuelas de Fontaneira y San Bernabel. Director de la Unión Cultural San Bernabé. Visitaba regularmente Montecubeiro, de donde procedía su madre, participando en actividades culturales de la Unión de Agricultores de Montecubeiro. El 16 de octubre de 1937, un grupo de falangistas le sacó de su casa. En una taberna amarraron a Arximiro a la fachada y lo patearon. Ya en el monte, le cortaron los testículos, la lengua, le sacaron los ojos y le remataron de varios disparos.

José Costa Pardo, maestro de 29 años, natural y vecino de Cervo (Lugo). Fue juzgado por auxilio a la rebelión, y condenado a 15 años de prisión. Murió el 8 de marzo de 1939 por síncope en la enfermería de la prisión de Lugo.

Los crímenes de los maestros asesinados por el franquismo son heridas circulares, que giran y no se cierran, mientras la Historia niega la Verdad, mientras que los maestros en este país no sean realmente libres de educar a nuestros hijos en la Verdad, mientras que los libros de texto niegan campos de concentración, mazmorras, represión y crímenes.


Documentos: La Escuela fusiladaListado de maestros asesinados (Antón Costa Rico). El País (J. A. Aunión). Nomes e vocesFundación Pablo IglesiasEl País (Carmen Morán Breña). Público (Henrique Mariño). El progreso. Luzes (Olga Novo)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ