En Izagre (León), elementos franquistas ASESINARON a 11 REPUBLICANOS en 1936. Sus restos fueron a parar a la “FOSA de los BAÑEZANOS”

Fosa de los bannezanos word pressDiez hombres y una mujer fueron sacados en la madrugada del 10 de octubre de 1936 de la prisión de San Marcos de León. Algunos ya se encontraban allí, otros habían llegado ese día desde la Prisión de La Bañeza. Se les dijo que era para “sumariarlas” por los “hechos de julio” en La Bañeza, cuando muchos de ellos se opusieron al fascismo defendiendo el estado de derecho y la democracia. El grupo de 11 bañezanos “sacados” de San Marcos fue trasladado cerca de Izagre.

En la mañana de ese día sus cadáveres aparecieron en la cuneta a un lado de la carretera León-Valladolid por unos campesinos. Entre las víctimas había una bañezana, María Alonso Ruiz, con el cabello rapado. Los campesinos se la cubrieron con una boina. Muchos familiares solo consiguieron llegar a Izagre pasados 3 días desde su asesinato. Solo pudieron tomar nota y memoria de la fosa en la que fueron enterrados, que señalaron con piedras, y cuya zona no fue labrada en muchos años, pagando para que así se hiciera a los dueños de la finca. Las víctimas eran:

Juan María Begué Arjona, 38 años,natural de Bujalance (Córdoba); casado con Olimpia Cantó, tenía 3 hijas y un hijo. Registrador de la Propiedad en La Bañeza, avalista de la Casa del Pueblo bañezana, y de su proyector de cine. No se le perdonó que, siendo de clase acomodada fuera socialista y apoyara a los humildes. En los años de la Transición, cuando su hija Gloria alcanzó cargos políticos y en el Tribunal Constitucional, la familia trasladó los restos del Registrador a su panteón en Madrid.
María Alonso Ruiz. Presidenta del partido Unión Republicana, 32 años. Tenía 5 hermanas, una de ellas, Eudosia, esposa de otro fusilado de La Bañeza (Joaquín Perandones Franco), y un hermano, Ignacio de las Juventudes Socialistas. María fue violada y torturada antes de morir. Llevaba el día que la mataron un solo pendiente, su hermana Josefina llegó a la fosa y enseñó el que faltaba. “Con el que se dejó en casa yo me había hecho una sortija que no me he quitado nunca. Ver el otro aquel día entre los huesos fue el momento de mi vida”, explicó a punto de cumplir 91 años. Sus hermanas y su madre fueron encarceladas varias veces, en 1936, y en 1941, como represalia por la “huida” de Ignacio.
Isaac Nistal Blanco, nació en 1882, en Villamañan, casado con Baldomera González Castro, tenía 6 hijos y 2 hijas. Había sido emigrante en Nueva York y en Cuba. Albañil, contratista de obras, y socialista. Fue concejal en el Ayuntamiento de La Bañeza, por la minoría socialista, en todas las Corporaciones desde 1931.
Abraham Bécares Rodríguez, natural de Canales-Coomonte (Zamora), 29 años, tipógrafo, subalterno del Ayuntamiento. Casado con María Cubero Rubio, tenía 2 hijos. Su esposa acompañó a la de Begué Arjona en sus viajes a Izagre.
Ángel González Nadal, natural de Astorga, casado, un hijo, trabajador de La Azucarera bañezana. Encarcelado el 18 de agosto, 2 días después del asesinato en Astorga de su Alcalde, Miguel Carro Verdejo, en cuya fecha él regresó de allí a La Bañeza.
Julio Fernández Martínez, 33 años, albañil, hijo de Manuel y Elvira. Trabajaba en La Azucarera. Casado con Francisca Nadal García (un hermano de ella, Felicísimo, fue también “paseado”).
José Simón Alejo Barrios, 20 años, soltero, jornalero. Natural de Zaragoza, hijo de José y de Catalina. Trabajador de La Azucarera, afiliado al Sindicato Nacional Azucarero, afecto a la UGT.
Patricio Martínez Castillo, soltero, trabajaba en La Azucarera, al igual que otro de sus hermanos, Agapito, fusilado en León el 18 de febrero de 1937 con el grupo de los 17 bañezanos.
Eugenio Carnicero Alonso, nació en 1904, trabajaba en La Azucarera. Habría estado preso en la Cárcel del Partido a resultas de hechos acaecidos en octubre de 1934.
Norberto Ángel Martínez Mielgo, nació en Hospital de Órbigo en 1905, hijo de Fernando y Francisca, 31 años. Perito Mercantil, socio del Círculo Mercantil, interventor del Ayuntamiento de La Bañeza, apodado “el pan de los pobres” por su disposición a ayudar. Afiliado a Izquierda Republicana. En julio del 36 era Jefe de Presupuestos de la Diputación de Palencia. Detuvieron a su padre para que se entregara su hijo, lo que Norberto hizo.
Miguel Miguélez Fernández, 30 años, soltero, vecino de Santiago de la Valduerna, hijo de Bernardina, cuñado de José González González, uno de los hijos de quien ejerció de último Alcalde republicano, cuya familia fue dura y extensamente perseguida. Probablemente era trabajador de La Azucarera

Los cadáveres fueron exhumados de ‘la Fosa de los bañezanos’ entre el 2 y el 11 de septiembre de 2008 por voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Los restos de los asesinados fueron analizados por técnicos de la ARMH, cualificados expertos en Antropología Forense, en el Laboratorio de la AMRH del Campus de Ponferrada de la Universidad León. Recientemente, la placa-monumento colocada en la fosa, en un acto de odio ha sufrido graves daños. Ha sido golpeada y roto por las esquinas y se han tratado de borrar, a golpes, parte de los nombres que había grabados. Es el precio por la impunidad de los crímenes franquistas.


Documentos: Jiminiegos36 (José Cabañas González, 1 y 2). León noticias (1 y 2). El País (Natalia Junquera, 1 y 2). Memoria Pública (Patricia Campelo)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ