La MASACRE de miembros de la Corporación Municipal de Vigo, y otros señalados SOCIALISTAS y REPUBLICANOS, por los franquistas en 1936

Vigo word pressEl 20 de julio de 1936 el capitán Antonio Carreró declaró el Estado de Guerra en Vigo generando un sangriento episodio en Porta do Sol cuando abrieron fuego, y la tropa cargó contra la multitud ocasionando decenas de muertos. Inmediatamente los sublevados buscaron y encarcelaron a las figuras más destacadas del socialismo y del republicanismo local para escarmentar y aterrorizar a la población. Todos fueron detenidos en sus casas, todos se habían negado a armar al pueblo contra los sublevados, todos suponían que no tenían nada que temer.

Los golpistas les sometieron a un proceso judicial altamente irregular lleno de acusaciones falsas, colaboración en un reparto masivo de armas en la Casa do Pobo, confabular contra los militares. A la vista, celebrada el 22 de agosto, los procesados no pudieron asistir. Todos fueron condenados a muerte. El 27 de agosto, 10 hombres pagaron con su vida la lealtad a la República. De madrugada, un pelotón del ejército al mando del capitán Carreró, acompañado por el teniente de la Guardia Civil Francisco Rodríguez “El Rabioso”, obligó a empellones a los presos a subir a un autobús para llevarles hasta el cementerio de Pereiró. Les obligaron a situarse contra la tapia y descargaron contra ellos una ráfaga de balas.

El olor a azufre de la pólvora se elevó entre los mausoleos, lápidas y tumbas. Luego, el implacable manto de silencio. Quedaban a los pies de la tapia una “maraña” de cadáveres y balas. Y los vestigios de la democracia depuesta. Después fueron arrojados a una fosa común. No fue una matanza casual, su única responsabilidad era la de ser leales a la República, y por eso los mataron. No fueron los primeros ni los últimos. Centenares cayeron en episodios análogos y documentados en el alto de Puxeiros y en O Castro, y muchos más en cunetas de toponimia anodina. Los fusilados en Pereiró fueron:

Emilio Martínez Garrido, nacido en Lavadores (Vigo), tenia 50 años, era el alcalde de Vigo. Era industrial, socialista, intentó mantener la tranquilidad en la ciudad. No aceptó el ofrecimiento de la Guardia de Asalto ni de la CNT para defender el ayuntamiento y armar voluntarios, porque el comandante de la guarnición militar había dado su palabra de lealtad.
Enrique Heraclio Botana, nacido en Mourente, Pontevedra, en 1871, tipógrafo, fundador de la UGT y presidente de la Agrupación Socialista y de la Casa del Pueblo de Vigo, director del diario Solidaridad. En 1913 fue concejal de Vigo por el PSOE, y diputado por Pontevedra en 1931. Defensor de la alianza socialista con los sectores republicanos. Sus últimas palabras fueron, “Algún día se conocerá el crimen que se comete con nosotros”.
Ubaldo Gil Santóstegui, nació en Vigo en 1879, médico, el primero en establecer un gabinete de rayos X en la ciudad en 1913. Miembro del PSOE y de UGT, diputado provincial en 1921, elegido alcalde en Vigo en 1931.
Ignacio Fernández Seoane, nació en 1900 en Ribadavia. Era panadero, militó en UGT y PSOE. En 1936 fue elegido diputado en Pontevedra por el Frente Popular.
Apolinar López Torres, nació en Pontevedra en 1894. Era maestro nacional, fundador de la Asociación de Trabajadores de la Educación, y después sindicalista activo y presidente de la FETE y de la agrupación socialista de Vigo en 1936.
Antonio Bilbatúa Zubeldia, nació en Sarria, Lugo, en 1894, oficial de telégrafos, militante del PSOE, diputado del Frente Popular por Pontevedra en 1936.
Demetrio Bilbatúa Zubeldia, nació en Guipúzcoa en 1896, maestro nacional, presidente del PSOE de Vigo.
Ramón González Brunet, nació en Vigo en 1886, miembro de la UGT y del PSOE, funcionario de la Casa del Pueblo, concejal electo en 1931.
José Antela Conde, nació en Teis (Pontevedra), camarero, militante de UGT y del PSOE, alcalde de la población pontevedresa de Lavadores, donde hubo resistencia contra el golpe.
Manuel Rey Gómez, nació en Cambados en 1904, era sindicalista

Posteriormente, el 10 de diciembre de 1936, el primer alcalde de Vigo en la Segunda República, Enrique Blein Budiño, fue igualmente asesinado.

Tenemos que saber los nombres de los que sufrieron la represión en aquellos años oscuros, que llenen nuestra memoria de conocimiento histórico para transmitírselo a las nuevas generaciones. Por justicia, por una verdadera educación democrática, salud mental, dignidad, rigor histórico, merecemos saber la verdad.


Documentos originales: El País (Primitivo Carbajo). Faro de Vigo (Ana González Liste, Carlos Prego). Búscame en el Ciclo de la Vida (Antonio Giráldez, Maria Torres). Igualdad de derechos (Irene Paz Gomez). El Terror fascista en Galicia


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios