BENITO SACALUGA RODRÍGUEZ, MARINO, comandante maquinista de la Armada REPUBLICANA, ASESINADO por Franco en Cartagena en 1939

Benito Sacaluga word pressBenito Sacaluga Rodríguez nació en Cádiz en 1.882. Fue Teniente Coronel de Máquinas de la Armada, Jefe de los Servicios de Inspección de Máquinas de la Flota Republicana, Director de la Escuela Naval Popular de Cartagena, y Submarinista. Se dedicó con enorme interés a la formación del personal de la Armada de la la II República, especialmente en la creación de la Escuela Naval Popular, con sede en Cartagena, basada en los principios Republicanos de igualdad entre clases.

Terminada la guerra Benito Sacaluga pudo haber huido con la escuadra a Bizerta (Túnez), pero se quedó en Cartagena; su esposa contó a sus hijos que afirmó no tenía nada que temer, había cumplido sus deberes como marino a las ordenes del Gobierno legítimo y sus manos estaban limpias. Esta entereza y sentido del deber le costaron la vida. A la entrada de las tropas nazionales fue encausado en consejo de guerra sumarísimo el 5 de abril de 1939 por no haberse levantado en armas contra España. El tribunal ilegítimo estaba compuesto por militares sublevados en armas contra la República, traidores a España al servicio del poder absoluto de un régimen fascista, indignos ayer, hoy y siempre de pertenecer a la Armada Española.

Durante el juicio se vertieron falsas acusaciones contra Benito Sacaluga, declararon testigos falsos presentados por el fiscal en colaboración con los servicios de información franquistas, el tribunal rechazó la presentación de pruebas y testigos de la “defensa”, en definitiva un Consejo de Guerra más de los franquistas, todos ellos una mera pantomima destinada a justificar su cruenta e indiscriminada represión contra todos los demócratas. Ninguna de las acusaciones que se vertieron contra Benito Sacaluga en el Consejo de Guerra Sumarísimo, ni en publicaciones franquistas posteriores, pudieron ser jamás probadas, y eso a pesar de que, aún después de su muerte en 1939 y hasta 1963, el franquismo lo siguió intentando a través del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo.

La sentencia lo condenó a 3 penas de muerte por delitos de alta traición y Rebelión Militar al no haberse unido durante la contienda a las tropas sublevadas contra el legítimo Gobierno de España. El 29 de abril, a las 10,00 horas, el Teniente Coronel Benito Sacaluga fue fusilado por un pelotón de Infantería de Marina contra un paredón del Campo de Deportes del Arsenal de Cartagena. Era una persona inocente con una hoja de servicios intachable, honorable y respetado, padre de 9 hijos, de 57 años de edad, 38 de ellos dedicados a la Marina Española. Sus últimas palabras antes de ser fusilado fueron: “¡Viva la República!”. Junto a él fue ejecutado el cabo Fogonero Juan Escobar Rodríguez.

El Cuartel General de Franco ordenó que al fusilamiento asistiera la dotación completa del Arsenal con banda de música, el personal de la Maestranza, capellán y autoridades militares. Se ordenó que después del tiro de gracia, desfilasen ante el cadáver en el suelo las fuerzas de infantería del Arsenal del Arsenal. Su familia no tenía conocimiento de la ejecución, la noticia se la dio un marinero, que se encontraba de guardia en la puerta del Arsenal, a su hijo Juan, de corta edad, cuando, como todos los días, acudió al Arsenal para llevarle la comida a su padre.

En octubre de 2010, la Asociación para la Memoria Histórica de Cartagena publicó que, un testigo de la ejecución, Juan Gómez Hurtado, pinche de cocina, testimonió que teniendo 15 años, pudo ver desde un promontorio a un grupo de hombres armados en el patio del arsenal militar, reconociendo a D. Benito, una persona de trato agradable y entrañable al que había servido muestras de comida en la sede del Estado Mayor. Un oficial preguntó, ¿tienen algo que decir? y se pudo oír en voz alta a Benito Sacaluga Rodríguez ¡VIVA LA REPÚBLICA!

Benito Sacaluga Rodríguez y el Cabo Fogonero Juan Escobar Rodríguez, fueron los primeros fusilamientos de personal militar en Cartagena, después siguieron cientos, de militares y de civiles durante muchos años. Para todos aquellos marinos, militares y ciudadanos que quieren que se olvide sin conocer. No es posible. Es insano para la sociedad.


Documentación original: Páginas 1, 2 y 3 del blog de Benito Sacaluga, nieto del Tte Coronel Benito Sacaluga. Nueva Tribuna (Arturo Maira)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

 

 

 

 

 

Anuncios