EL ASESINATO DEL GOBERNADOR CIVIL DE HUELVA, DIEGO JIMÉNEZ CASTELLANO, por mercenarios franquistas en 1936

Diego Jiménez Castellano word pressDiego Jiménez Castellanos, natural de Cartagena, se inició en política con el Partido Republicano Radical. Formó parte de la candidatura de la Conjunción republicana-socialista en las elecciones municipales de abril de 1931 por Cieza (Murcia), convirtiéndose en teniente alcalde, miembro de la Gestora de la Diputación Provincial, y alcalde hasta entrado 1934. Se unió Diego Martínez Barrio cuando este formó la Unión Republicana.

Tras la victoria de la izquierda en las elecciones de febrero de 1936, fue nombrado Delegado Gubernativo en Melilla, donde se hizo cargo de diversos y graves problemas como la crisis económica, el paro obrero, la readmisión de trabajadores despedidos en las huelgas de 1934, la conflictividad social y política, huelgas, algaradas callejeras, enfrentamientos entre extremistas de izquierdas y derechas, el robo a mano armada de la sucursal del Banco de Bilbao por unos soldados desertores. Creó la Junta Local contra el Paro Forzoso con el Alcalde Antonio Díez, el Comandante General de Melilla, general Romerales, el Delegado de Trabajo Antonio Ávila, el ingeniero Casto Nogales, Fernando Chacón como secretario y Eugenio López, director del diario El Popular, como jefe de prensa. Jiménez Castellanos no pudo ver su obra culminada porque el 4 de julio fue nombrado Gobernador Civil de Huelva por dimisión del anterior titular del cargo.

A los pocos días de su toma de posesión, Jiménez Castellano tuvo que hacer frente a la sublevación militar. Había recibido la visita de Queipo de Llano la mañana del 18 de julio, con la insurrección desatada en Marruecos, y sospechó del general a pesar de su declaración de lealtad a la República. Nada más salir éste de la sede del Gobierno Civil, alertó a Sevilla, y ordenó vigilancia a la Guardia Civil de las comandancias de los pueblos de la carretera nacional. Pero Queipo de Llano se sublevó en Sevilla a las 2 de la tarde.

Con la ayuda del teniente coronel de carabineros Alfonso López y el de la Guardia Civil Julio Orts, controló a los golpistas y mantuvo el orden público, recluyendo en un buque a los sublevados para salvaguardarlos de posibles represalias de grupos exaltados. Sin embargo, muchos mandos inferiores de la guardia civil y el ejército partidarios de los sublevados sabotearon los intentos de enviar fuerzas que liberaran Sevilla. El 29 de julio las tropas de Queipo entraron en Huelva, efectuando fusilamientos en diferentes zonas de la ciudad, como las tapias de los cementerios de San Sebastián y La Soledad. En la provincia de Huelva hubo más de 6.000 víctimas de la represión franquista. En las fosas de Huelva hay un total de 4.500 represaliados, las cifras hablan de más de 1.000 fusilados solo en la capital.

El 4 de agosto un consejo de guerra condenó a Diego Jiménez Castellanos a muerte por un “delito de Rebelión Militar”, acusado de no acatar la orden de declarar el estado de guerra que le había dado Queipo desde Sevilla, «subsistiendo el mando de la Autoridad Civil y colocándose esta en manifiesta rebeldía hacia la única potestad pública y legítima ante la historia Nacional». Por idéntico delito fueron ejecutados el teniente coronel de la Guardia Civil Julio Orts Flor y el teniente coronel de Carabineros Alfonso López Vicencio.

Jiménez Castellano fue fusilado en la explanada del Conquero, junto al Parque Moret en una ejecución diseñada como espectáculo público, por los grupos de falangistas, encargados de los asesinatos, de la temida Escuadra Negra, dejando bien claro hasta dónde estaban dispuestos a llegar los sublevados contra el poder democrático. Queipo de Llano confirmó las ejecuciones del 4 de agosto de 1936, sin dejarse conmover en absoluto por las muchas peticiones de clemencia para los condenados que le llegaron.


Documentos originales: Memoria de Huelva. Melilla Izquierda (Carlos Esquembri). El holocausto español (Paul Preston). Junta de Andalucía


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

Anuncios

JUAN MANUEL MORAÑO VALLE, COMBATIENTE DEL EJÉRCITO DE LA 2ª REPÚBLICA, fusilado por los franquistas junto a muchos de sus compañeros en 1939

Juan Manuel Moraño Valle word pressJuan Manuel Moraño Valle nació en 1918 en Almonaster la Real (Huelva). Cuando estalló la Guerra Civil, Juan Manuel, que estaba afiliado al PCE, destacó en Aznalcóllar (Sevilla) en la defensa del Gobierno legalmente constituido. Cuando los golpistas llegaron al pueblo, huyó con otros Republicanos a la sierra, ante el peligro que corrían sus vidas. En los primeros días de ocupación del pueblo, 6 amigos de Juan Manuel cuyos nombres eran Rafael Alba Payán, Lorenzo Cabeza, Bartolomé Fernández Domínguez, Pedro Meniz, su hijo Antonio Meniz y Estanislao Palomo, fueron fusilados por los sublevados.

El padre de Juan Manuel, viendo cómo estaban matando a tanta gente del pueblo y temiendo lo peor para su hijo, contactó con un pariente falangista para llevárselo a Sevilla y que se enrolase en las Milicias Nacionales. Pero Juan Manuel, estando en la posición del Pozo de Arena, en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), se pasó al Ejército Republicano llevándose con él todo el batallón y toda la munición y armas de que disponían: Francisco Mora Crespo alias “El Cobacha” de Écija (Sevilla); Antonio Vega Triguero de Arahal (Sevilla); Eustaquio Asián García alias “El Chamarín” de Sanlúcar la Mayor (Sevilla); Manuel Ojeda Rodríguez de Carmona (Sevilla); Antonio Carmona Amores de La Algaba (Sevilla); Miguel Rodríguez Ríos de San Fernando (Cádiz); Manuel Alonso Pozo de Carmona (Sevilla); Antonio Martín Cortés de Morón de la Frontera (Sevilla); y José López Abad de Carmona. Por esta acción lo condecoraron en el Ejército Republicano.

Estuvo combatiendo en Madrid, donde realizó un curso de aviación, se convirtió en piloto de caza, fue herido en combate y como consecuencia perdió un pulmón. Antes de acabar la Guerra intentó salir de España sin éxito por el puerto de Alicante. Volvió a Extremadura, se supone que para cruzar la frontera de Portugal, pero el día 27 de marzo de 1939 fue hecho prisionero y enviado al Campo de Concentración “Zaldívar”, ubicado en Casas de Don Pedro (Badajoz).

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por Fernando Barrero Arzac, cuyo abuelo, Andrés Barrero Rodríguez  prisionero también de “Zaldívar”, era Comisario Político de la misma Compañía a la que pertenecía Juan Manuel, y al testimonio de Felisa Casatejada, de Casas de Don Pedro, cuyos hermanos Julián y Alfonso fueron igualmente prisioneros y asesinados en “Zaldívar”, hemos podido saber que un número aproximado de cien personas fueron sacadas del Campo el día 14 de mayo de 1939 y trasladadas al Olivar de las Boticarias, también en la localidad de Casas de Don Pedro, donde fueron obligados a cavar unas zanjas, y alrededor de las 12 de la mañana del día 15 fueron fusilados y arrojados dentro de las mismas, sin que quedara rastro alguno de ellos. El padre de Juan Manuel trató de saber el paradero de su hijo en vano, solo supo que lo sacaron del Campo y lo fusilaron. Nunca se supo ni donde ni cuando. Tenía 20 años.

En el intento de conseguir información sobre cómo fueron los últimos días de mi tío, si se le realizó un juicio sumarísimo, dónde se celebró, dónde está su condena y dónde y cómo se llevó a cabo la ejecución de la misma, me he dirigido a todos los organismos relacionados con la Guerra Civil de los que tengo constancia, y en ninguno de ellos se ha encontrado la documentación que estoy buscando. Tengo que agradecer al investigador José Mª García Márquez el haber encontrado en los Archivos del Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla la causa de sedición abierta a mi tío y sus compañeros y al historiador Francisco Espinosa Maestre por su continuo apoyo y guía durante todos estos años.


Documentos originales según el Testimonio familiar de Trinidad Infante Moraño: Fernando Barrero Arzacslideshare, Todos los nombres


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

LA EJECUCIÓN DE MATEA LUNA y otros vecinos de Villalpando por elementos franquistas en 1936

Matea Luna Alarma word press 2Matea Luna Alarma, nació en 1879, era vecina de Villalpando, casada con Tomás Mansilla, madre de 6 hijos. Era la hermana mayor de Salvador Luna Alarma, presidente del Radio Comunista de Villalpando y candidato por el PCE en las elecciones generales de 1933. Ella y muchas mujeres de clase obrera protestaron en 1933 porque las Hijas de la Caridad detentaban un colegio que ocupaba un local de propiedad municipal, mientras que la escuela pública se encontraba en un estado deplorable, sin capacidad para atender a las necesidades educativas. El 30 de marzo de 1936 la gestora municipal obligó a las hermanas a desocupar el hospital-escuela, lo que el párroco Luis Calvo Lozano cobraría cuando llegara el momento de echar una mano a Dios en la tarea de “herir profundamente el corazón” de quienes vivían al margen de la Iglesia y “desbaratar los planes” de las organizaciones obreras.

Matea fue detenida en agosto por los golpistas, junto a otras 5 personas: Su hermano Salvador, de 50 años; Gabriel José Gallego Granado, de 59 años, vocal de la gestora municipal del Frente Popular y primer secretario de la agrupación socialista; Froilán Veledo Gañán, esterero y jornalero de 50 años; Julia Cifuentes Veledo, de 30 años; Dimas Infestas Infestas, recaudador municipal de tasas, de 29 años y afiliado a la CNT.

La detención fue llevada a cabo por Juan Valera Nieves, “sargento Veneno”, y sus ayudantes, enviados por el gobernador civil Hernández Comes, que había autorizado la “detención de los individuos que se hubieran destacado por extremistas y contrarios al Movimiento” y para que “todos aquellos que hubieran tomado armas en contra de la Guardia Civil o fuerza armada fuesen dejados muertos en el cementerio de la referida localidad”. Ninguno de los detenidos había “tomado armas”. Los detenidos fueron trasladados a Zamora.

Al día siguiente de su detención fue asesinado, en el cementerio de Zamora, Gabriel José Gallego. Tres días más tarde, el 28 de agosto, Salvador Luna, Froilán Veledo y Dimas infestas. Matea Luna fue asesinada el 27 de octubre, tras haber sido sacada, supuestamente, para ser trasladada a Bermillo. De los 6 detenidos el 24 de agosto, la última en ser asesinada -el 21 de noviembre- fue la joven Julia Cifuentes, que pasó sus últimas semanas de vida en la cárcel en compañía de su madre Baldomera Veledo (detenida el 8 de septiembre), y cuya historia fue publicada por su sobrina Yolanda Allende Cifuentes en el artículo “En memoria de Julia”. 


Documento original, Foro por la Memoria de Zamora


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

EL FUSILAMIENTO DE 17 VECINAS de Guillena (Sevilla) en 1937, que habían cometido el delito de pertenecer a familias Republicanas

Rosas de Guillena word pressEn Guillena no hubo ninguna resistencia a los golpistas. La columna del gobernador Carranza entró en Guillena siendo recibido por la Guardia Civil. Los hombres cercanos al Frente Popular se fueron a Extremadura y de ahí a Madrid para inscribirse en el Ejército Republicano. Otros se quedaron en la sierra próxima a Guillena soportando el frío, el miedo, el hambre. Los que se presentaron confiados en que no habían cometido ningún delito fueron fusilados por aplicación del Bando de Guerra.

Las mujeres se quedaron cuidando de sus familias y de los hijos de sus familiares fusilados, conviviendo con el miedo, el hambre, la desesperación, la represión que desde los primeros momentos se instauró en Guillena, soportando la humillación constante de los franquistas. En Septiembre de 1937 fueron encarceladas 17 vecinas. Su único crimen era ser cónyuges, hijas, hermanas, viudas de Republicanos. Eran campesinas y jornaleras. No hubo más de lo que las pudieran acusar, porque tampoco hubo acusación ni consejo de guerra. No consiguieron de ellas ni un dato que les acercara a los hombres que buscaban “y por eso las mataron”.

Se las torturó, humilló, y se las paseó rapadas por el pueblo. Después un camión las trasladó como ganado a Gerena. Juan Palma, médico del pueblo, intentó salvarlas, explicó que muchas estaban enfermas, tenían niños, había embarazadas. Consiguió bajar a una que daba de mamar a su bebé y a “La Marcelina” cuyo niño se aferraba a su pecho. La crueldad fue ilimitada con las demás. Los vecinos de Gerena contaron que sus gritos resonaron en todo el pueblo. En Noviembre de 1937 las 17 mujeres fueron fusiladas. Una a una fueron cayendo ante los disparos del pelotón. Sus cuerpos, sin respeto alguno, fueron lanzados a una fosa común. Sus nombres eran:

Eulogia Alanis García, “la cunera”.
Ana María Fernández Ventura, “la lega”. Originaria del Portugalete sevillano, 29 años, 2 hijos, madre soltera.
Antonia Ferrer Moreno. Natural de Loja. Casada con Cristobal Barroso, 3 hijos.
Granada Garzón de la Hera, “la gitana”. Natural de Guillena, 41 años, 9 hijos, el mayor José y su marido Francisco Aguilar, asesinados. Denunciada por el cura del pueblo por no estar casada por la iglesia.
Granada Hidalgo Garzón. Viuda, 70 años. Sabía leer.
Natividad León Hidalgo, 52 años. Casada con Antonio León, 2 hijos.
Rosario León Hidalgo, 41 años. Casada con Francisco Prieto, 3 hijos.
Manuela Liánez González, “la esterona”. Casada con Eduardo Rodríguez, 2 hijas, detenida por no declarar el paradero de su marido.
Trinidad López Cabeza, 50 años, 8 hijos, detenida en su casa; su hija mayor se ofreció para ir en su lugar; no volvió a ver a su madre.
Ramona Manchón Merino, 44 años. Casada con Antonio Palacios (asesinado), 4 hijos.
Manuela Méndez Jiménez, 24 años. Casada con Manuel Domínguez (desaparecido), 2 hijos. Detenida por no revelar el paradero de su marido.
Ramona Navarro Ibáñez, 24 años. Casada con José María Macero, 2 hijas.
Dolores Palacios García, 46 años. Casada con Antonio Hidalgo, 9 hijos.
Josefa Peinado López, 55 años. Casada con Manuel Peinado, 2 hijos.
Tomasa Peinado López, 61 años. Casada con Antonio Fernández, 5 hijos.
Ramona Puntas Lorenzo, 52 años. Casada con German Franco (asesinado), una hija.
Manuela Sanchez Gandullo. 57 años. Casada con Emilio Valdivia, 3 hijos.

El jefe del Estado Mayor Cuesta Monereo, informó a Franco que fueron fusiladas “por tratarse de “sujetos peligrosísimos de filiación marxista que auxiliaban a los huidos proporcionándoles alimentos”. Los falangistas querían sacarles a estas mujeres el paradero de sus familiares, que estaban en el frente con el bando republicano o habían escapado a la sierra. En el libro Las víctimas de la represión militar en la provincia de Sevilla, José María García Márquez explica que las “matanzas de mujeres como en Gerena, El Real de la Jara, El Ronquillo o Guillena, eran exclusivamente operaciones de limpieza, para cortar de raíz las ayudas que los huidos en las sierras estaban recibiendo de los pueblos”. En Andalucía hubo casos de venganza y sadismo, como en ZufreGrazalemaEl Aguaucho . García Márquez tiene expedientes de más de 500 mujeres asesinadas en la provincia de Sevilla: “Más que 13, 17 o 25 rosas, hay una auténtica rosaleda de muerte”.

TESTIMONIOS:

“El Moña, el enterrador, vaya forma en que trató aquellos cuerpos muertos”…“Una de las muchachas venía embarazada, se escabulló y se escondió detrás de un nicho, y el Moña les dijo, Ehhh, aquí hay una, se volvieron todos y la mataron”…“aterrados vieron los relampagones de las descargas de los fusiles una y otra vez. Aún no era de día cuando comenzó la matanza”…“A las mujeres las mataron el comando de Falange de Gerena, compuesto por Pozo el empedrador el jefe de ellos, Carrillán el famoso, el Chato Panadero, el Popo, José el Calentitero el de los calentitos un elemento bueno, Juan Valderas El Pescadero que era cojo, Quito el Demonio que mató a un niño a chocazos contra una pared, Felipe el Caco, Arturo el de la Mariqui y Apache, Montero el Guardia Civil asesino de niños, que mató al niño del Polvorista”…”Estos asesinos viajaban a las aldeas del Castillo y a la sierra de Aznalcollar para fusilar Republicanos detenidos”…“Abusaron de una después de muerta, el Moña y el Maestro Empedrador le sacó con un puñal el niño del vientre a la que estaba embarazada eso fue terrible, tremendo”…“Cuando las mujeres trataban de esconderse en los nichos excavados en la tierra, El Moña las cogía por los pelos y las ponía para que las mataran”…”Ellos disparaban desde la cancela, eran 12 o 13 de Falange y 2 o 3 Guardias Civiles”.

En 2011 se inició la exhumación de la fosa común encontrando los cuerpos de 17 mujeres, una o dos embarazadas, de 24 a 70 años, esposas, hijas y hermanas de Republicanos. Además, se localizaron hasta 23 niños y bebés que murieron por la hambruna que hubo en España entre 1939 y 1950. Un análisis de ADN pudo poner nombre y apellido a cada hueso. Las 17 rosas de Guillena han regresado de Gerena a su pueblo, Guillena, a descansar en paz, 75 años después de su asesinato como heroínas y con la dignidad recuperada, en 2 coches fúnebres escoltadas durante todo el trayecto por las banderas tricolores de la 2ª República Española.


Documentos originales: Imagina65. armh19mujeres. El Mundo. Huffington Post (Carmen Rengel). El Plural. El País (Manuel Planelles). Los ojos de Hipátia (Arantxa Carceller).


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

LA MASACRE DE MIEMBROS DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL de Vigo, y otros señalados SOCIALISTAS Y REPUBLICANOS, por los franquistas en 1936

Vigo word pressEl 20 de julio de 1936 el capitán Antonio Carreró declaró el Estado de Guerra en Vigo generando un sangriento episodio en Porta do Sol cuando abrieron fuego, y la tropa cargó contra la multitud ocasionando decenas de muertos. Inmediatamente los sublevados buscaron y encarcelaron a las figuras más destacadas del socialismo y del republicanismo local para escarmentar y aterrorizar a la población. Todos fueron detenidos en sus casas, todos se habían negado a armar al pueblo contra los sublevados, todos suponían que no tenían nada que temer.

Los golpistas les sometieron a un proceso judicial altamente irregular lleno de acusaciones falsas, colaboración en un reparto masivo de armas en la Casa do Pobo, confabular contra los militares. A la vista, celebrada el 22 de agosto, los procesados no pudieron asistir. Todos fueron condenados a muerte. El 27 de agosto, 10 hombres pagaron con su vida la lealtad a la República. De madrugada, un pelotón del ejército al mando del capitán Carreró, acompañado por el teniente de la Guardia Civil Francisco Rodríguez “El Rabioso”, obligó a empellones a los presos a subir a un autobús para llevarles hasta el cementerio de Pereiró. Les obligaron a situarse contra la tapia y descargaron contra ellos una ráfaga de balas.

El olor a azufre de la pólvora se elevó entre los mausoleos, lápidas y tumbas. Luego, el implacable manto de silencio. Quedaban a los pies de la tapia una “maraña” de cadáveres y balas. Y los vestigios de la democracia depuesta. Después fueron arrojados a una fosa común. No fue una matanza casual, su única responsabilidad era la de ser leales a la República, y por eso los mataron. No fueron los primeros ni los últimos. Centenares cayeron en episodios análogos y documentados en el alto de Puxeiros y en O Castro, y muchos más en cunetas de toponimia anodina. Los fusilados en Pereiró fueron:

Emilio Martínez Garrido, nacido en Lavadores (Vigo), tenia 50 años, era el alcalde de Vigo. Era industrial, socialista, intentó mantener la tranquilidad en la ciudad. No aceptó el ofrecimiento de la Guardia de Asalto ni de la CNT para defender el ayuntamiento y armar voluntarios, porque el comandante de la guarnición militar había dado su palabra de lealtad.
Enrique Heraclio Botana, nacido en Mourente, Pontevedra, en 1871, tipógrafo, fundador de la UGT y presidente de la Agrupación Socialista y de la Casa del Pueblo de Vigo, director del diario Solidaridad. En 1913 fue concejal de Vigo por el PSOE, y diputado por Pontevedra en 1931. Defensor de la alianza socialista con los sectores republicanos. Sus últimas palabras fueron, “Algún día se conocerá el crimen que se comete con nosotros”.
Ubaldo Gil Santóstegui, nació en Vigo en 1879, médico, el primero en establecer un gabinete de rayos X en la ciudad en 1913. Miembro del PSOE y de UGT, diputado provincial en 1921, elegido alcalde en Vigo en 1931.
Ignacio Fernández Seoane, nació en 1900 en Ribadavia. Era panadero, militó en UGT y PSOE. En 1936 fue elegido diputado en Pontevedra por el Frente Popular.
Apolinar López Torres, nació en Pontevedra en 1894. Era maestro nacional, fundador de la Asociación de Trabajadores de la Educación, y después sindicalista activo y presidente de la FETE y de la agrupación socialista de Vigo en 1936.
Antonio Bilbatúa Zubeldia, nació en Sarria, Lugo, en 1894, oficial de telégrafos, militante del PSOE, diputado del Frente Popular por Pontevedra en 1936.
Demetrio Bilbatúa Zubeldia, nació en Guipúzcoa en 1896, maestro nacional, presidente del PSOE de Vigo.
Ramón González Brunet, nació en Vigo en 1886, miembro de la UGT y del PSOE, funcionario de la Casa del Pueblo, concejal electo en 1931.
José Antela Conde, nació en Teis (Pontevedra), camarero, militante de UGT y del PSOE, alcalde de la población pontevedresa de Lavadores, donde hubo resistencia contra el golpe.
Manuel Rey Gómez, nació en Cambados en 1904, era sindicalista

Posteriormente, el 10 de diciembre de 1936, el primer alcalde de Vigo en la Segunda República, Enrique Blein Budiño, fue igualmente asesinado.

Tenemos que saber los nombres de los que sufrieron la represión en aquellos años oscuros, que llenen nuestra memoria de conocimiento histórico para transmitírselo a las nuevas generaciones. Por justicia, por una verdadera educación democrática, salud mental, dignidad, rigor histórico, merecemos saber la verdad.


Documentos originales: El País (Primitivo Carbajo). Faro de Vigo (Ana González Liste). Búscame en el Ciclo de la Vida (Antonio Giráldez, Maria Torres). Igualdad de derechos (Irene Paz Gomez). El Terror fascista en Galicia


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

ANTONIO MUÑOZ BENITEZ, maestro ácrata racionalista, asesinado por los franquistas en 1936

ANTONIO MUÑOZ BENITEZ 2 word pressAntonio nació el 21 de abril de 1.879, en Arcos de la Frontera (Cádiz). Estaba dotado de excelentes condiciones para el estudio, pero sus orígenes campesinos no le permitieron nunca pasar de la enseñanza primaria. Recibió docencia, junto a Blas Infante Pérez, del maestro Racionalista José Sánchez Rosa. Empezó su labor de maestro Racionalista por la Serranía de Cádiz, Alcalá del Valle, Setenil de las Bodegas, Torre Alhaquime, Olvera, etc., donde conoció a los ácratas románticos Germinal Sola y Pompeyo Ojeda. Eludió el servicio militar marchando con el Doctor Pedro Vallina Martínez al Marruecos francés; aprendió francés y árabe e impartió enseñanza en las Kábilas cercanas a Casablanca. Cuando pudo volver, comenzó dando clase en pequeños pueblos y cortijadas cordobesas.

Estudió el pasado romano y árabe de Córdoba, pronunció conferencias sobre el Comunismo Libertario, y en 1914 se instaló en la sede de la CNT de Dos Hermanas, donde impartió clases diurnas y nocturnas a niños y obreros agrícolas. Se leían libros de Juan Grave, Carlos Malato, Elíseo Reclus, Vicente Blasco Ibañez, Francisco Ferrer Guardia, Luis Büchner y otros grandes pensadores. En cuestión de unos 5 años aprendieron a leer, escribir y las 4 reglas más de 2.000 obreros, también aprendieron cuales eran sus derechos laborales, todos eran ateos convencidos. La burguesía de Dos Hermanas le puso a Antonio el nombre de “El Laico”. Su labor de instrucción de las masas trabajadoras fue notable, no hay tajo agrícola en el que no tuviera alumnos.

Al proclamarse la II República, la reaccionaria patronal de Dos Hermanas no respetaba las leyes republicanas de jornada máxima legal de 8 horas y el descanso dominical, por lo que el 21 de julio de 1.931 organizó, con el Doctor Pedro Vallina Martínez, una huelga general revolucionaria. La huelga fue un éxito de participación en toda la provincia de Sevilla, hubo tiroteos entre los piquetes y la Guardia Civil en varios puntos de Dos Hermanas resultando muerto el militante de la CNT Manuel Alcoba Andrada.

El 2 de agosto de 1.932 la masa obrera de Dos Hermanas, por aclamación eligió como alcalde a Antonio, que tomó posesión de su cargo con estas palabras: “Siempre se ha dicho que con la gracia del espíritu santo se abre la sesión, hoy se abre en nombre del pueblo”. Durante su mandato puso un impuesto a las campanas de la Iglesia por molestar los oídos de los ciudadanos, sufragó los entierros y casamientos civiles y las murgas del Carnaval interpretaron canciones, compuestas por él mismo, alusivas al caciquismo local y a la sotana.

En las elecciones del 16 de febrero de 1.936 fue elegido Concejal de Instrucción Pública con la candidatura del Frente Popular. Con el golpe fascista, Dos Hermanas fue tomada por los rebeldes, que ametrallaron a muerte a varios obreros. El 30 de julio de 1.936, dos Guardia Civiles y dos falangistas detuvieron en su domicilio a Antonio y lo encerraron en la cárcel del pueblo, al día siguiente, por la mañana, fue llevado al cementerio por un pelotón de falangistas para ser asesinado, entonces hizo uso de su oratoria y fueron incapaces de disparar un sólo tiro diciéndole: “Don Antonio no hay razón, por nuestra parte, para matarlo, así que nos vamos otra vez al pueblo y ya decidiremos allí”. Trasladado al cercano Alcalá de Guadaira, el 31 de Julio de 1936, fue asesinado en la puerta del cementerio junto a Pedro Cano, un masón de dicho pueblo, al grito de ¡Viva la República y Viva la Humanidad!


Documentos originales: Orto (revista cultural de ideas ácratas). Año XXV. nº 136 enero-marzo 2005. Todos los nombres. Dos hermanas ardeMuñoz Benítez, epígono de la escuela racionalista (Ana Mª Montero).


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ

RAFAEL PEDRAZA BELLIDO, Presidente de la Agrupación Local del PSOE de Montemayor, FUSILADO POR LOS FASCISTAS en Aguilar de la Frontera en 1936

Rafael Pedraza Bellido word pressRafael Pedraza Bellido nació en Montilla, el 6 de junio de 1897, hijo de Candelaria Bellido Repiso y Rafael Pedraza Luque. Era el mayor de cuatro hermanos, dos hermanas: Concha y Carmela y un hermano, el menor: Ángel Pedraza Bellido. Se casó en primeras nupcias con Carmen Uruguru y tuvo un hijo llamado Rafael Pedraza Uruguru, que falleció. Quedó viudo y se casó con mi abuela, Teresa Galán Llamas, el día 29 de diciembre de 1923. Residían en Montemayor en la calle Justo Moreno. Tuvo 3 hijas: Candelaria, Rafaelita y Josefina, y un hijo póstumo, Rafael Pedraza Galán.

Eran una familia muy feliz, mi tita Tere recuerda que se querían muchísimo, era un matrimonio con mucho amor. En la casa se respiraba dicha y alegría, su padre jugaba con sus niñas cuando llegaba de trabajar y tenía ocasión. Esto que ahora vemos muy común no era lo frecuente en los hombres de la época. Él se deshacía en halagos para su mujer y sus hijas. Trabajó de electricista, panadero, e incluso de camionero. Militaba en las filas del PSOE.

El 26 de julio de 1936 fusilaron a su hermano menor, Ángel Pedraza Bellido, en Paradas, provincia de Sevilla, con 26 años de edad. Allí trabajaba de electricista, aunque residía en Montemayor, provincia de Córdoba, junto a su esposa María Navarro Berna, matrona en el pueblo, su hijo Rafael y su hija Ana María. Su esposa falleció después por fiebres tifoideas y está enterrada en Córdoba. Sus hijos, al quedar huérfanos de padre y madre, fueron criados por sus tías paternas Carmela y Concha en Montilla, por separado.

Tras este asesinato, su mujer, Teresa, intentaba convencerle para que dejase el pueblo y evitar su fusilamiento. Él quedó muy afectado con el crimen cometido contra su hermano. Ángel vivió en su casa de Montemayor desde que contrajo su primer matrimonio. Se negaba a marcharse afirmando: «Yo no he hecho nada malo, Teresa, y no tengo que abandonar a mi familia». A lo que ella le contestaba: «Si no te quieres ir solo, vámonos todos». Rafael le decía: «Tú no tienes que pasar fatigas. Si tu eres una hermana de caridad, ¿Quién te va a querer hacer daño a ti?»

Su hija mayor recuerda que muchos días llegaba a su casa sin zapatos y cuando su mujer le preguntaba: «Rafael, ¿otra vez vienes sin zapatos?» Le contestaba: «A quien se los he dado le hacían más falta que a mí, Teresa». A los 21 días de haber fusilado a su hermano Ángel, cuando ya tenía pensado dejar su casa, con su equipaje preparado para marcharse, no tuvo opción. Salió a pasear el día 15 de agosto por ser fiesta y ya no regresó nunca más.

El día 16 de agosto de 1936 lo fusilaron en La Fuente de la Higuera, junto a sus amigos y compañeros de partido: Antonio Jiménez Jiménez, Juan Mª Moreno Díaz, Rafael Prieto Morales y José Mª Arroyo Llamas. Los arrojaron a la fosa nº 19 en el Cementerio Municipal de Aguilar de la Frontera, donde yacían 18 cuerpos. Tenía 39 años.​


Documento original de su nieta: Ana Cristina Pedraza Nadales en: Todos los nombres 


Viva La República. FIRMA por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ