ARMANDO PARDO FERNÁNDEZ y ANTONIA GONZÁLEZ SANTAELLA, un matrimonio REPUBLICANO víctima del fascismo. Antonia FUSILADA por franquistas en Las Gabias en 1936; Armando ASESINADO por los nazis en Güsen en 1941

Armando Pardo Fernandez y Antonia Gonzalez Santaella word pressEste es un relato desgarrador, el de Armando Pardo, un héroe que luchó por los derechos de los trabajadores, combatió al fascismo y fue asesinado en un campo de concentración nazi; y la de su mujer, Antonia González, solidaria con los necesitados y fusilada por los franquistas. La historia está extraída del libro ‘Buscando la redención. Las luchas por la tierra en Andalucía: Reforma agraria, lucha de clases y represión franquista en Láchar (Granada)‘, sus autores son Elisabeth Pardo Martín y Tony Álvarez.

Armando Eugenio Pardo Fernández nació en 1898 en Granada, hijo de José y Concepción. Fue uno de los sindicalistas más destacados del movimiento obrero local durante la II República, último presidente de la Sociedad Obrera “La Redención” de Láchar, vinculada a la FNTT, brazo sindical agrario de la UGT. Una potente organización fundada el 12 de mayo de 1931 que creció hasta los 382 afiliados. Eugenio se casó en 1921 con Antonia Francisca González Santaella, tuvieron 3 hijos.

Armando fue Concejal Republicano y vocal en la comisión de Establecimientos públicos, beneficencia, sanidad y Policía Urbana al inicio de la República, en 1931. En 1936 fue concejal y miembro de la Comisión de Hacienda y Montes. Al estallar el golpe militar tuvo que huir. En Diciembre de 1937 era sargento en la 78ª Brigada Mixta del Ejército de la República Española. En febrero de 1938 estuvo en el Batallón de Retaguardia número 20 (Gerona).

Al finalizar la guerra se exilió en Francia donde fue destinado a un campo de concentración. Fue capturado por los nazis y enviado al campo de concentración de Mauthausen y al subcampo de Güssen, construido con mano de obra Republicana. Los prisioneros y prisioneras eran sometidos a condiciones de vida infrahumanas, trabajos forzosos, condiciones de vida extrema y todo tipo de abusos y experimentos. Está inscrito que murió en Mauthausen el 22 de septiembre de 1941, sin embargo, hay constancia de que murió en Güssen, donde eran trasladados los presos para que murieran, ya que su estado psíquico y físico era terrible y no podían realizar ni siquiera los trabajos forzosos.

Armando Eugenio Pardo Fernández representa lo mejor de la tradición democrática del municipio de Láchar. Su historia debe ser conocida por todos. Gracias a Tony Álvarez y Elisabeth Pardo el nombre de un calle de Láchar dedicada al párroco Enrique Palacios, denunciante de muchos vecinos y pieza fundamental de la represión franquista en Láchar, fue cambiado por el de Armando Pardo. Se ha reparado la memoria de un vencido eliminando del callejero local la de uno de sus verdugos. Recordar su historia es reivindicar nuestra memoria como pueblo y como clase.

La mujer de Armando, Antonia Francisca González Santaella, nació en 1900 en Láchar, hija de José y Araceli, la mediana de 5 hermanos. Era una mujer bondadosa y solidaria, tenía conocimientos de enfermería, a todas las personas que no podían costearse una inyección u otro tipo de curas, se las realizaba ella misma. Siempre tenía comida para las personas que lo necesitaban, ayudaba a las mujeres embarazadas y estaba muy involucrada con las problemáticas de la comunidad gitana, que padecía un brutal racismo estructural principalmente por parte de la guardia civil.

Los “militares” fascistas fueron en varias ocasiones a su casa a buscarla sin encontrarla; en lugar de huir con sus hijos, fue al Castillo de Láchar, centro de operaciones de los fascistas creyendo que solamente le tomarían declaración. En ese momento la apresaron, la encerraron y la asesinaron por fusilamiento el 21 de agosto de 1936 en Las Gabias. Un ominoso destino para un matrimonio que durante años luchó por mejorar la vida de las personas que los rodeaban. Nunca en el olvido.


Original en El independiente de Granada. La imagen es aportada por los autores del documento, Elisabeth Pardo Martín y Tony Álvarez


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española