Basauri, 1976. VICENTE ANTÓN FERRERO, obrero, 18 años, ASESINADO de un balazo de la guardia civil franquista durante una protesta por los asesinatos franquistas de Vitoria

Vicente Anton Ferrero word pressEl 3 de Marzo de 1976 los franquistas masacraron a decenas de trabajadores en Vitoria. El balance terrible de los días 3 y 4 de marzo en Gasteiz fue de 5 muertos cuando la policía franquista disolvió una concentración asamblearia en la iglesia de San Francisco en Zaramaga, y 85 trabajadores entre heridos de bala y contusiones, 43 habrían sido alcanzados por algún disparo. El comentario del ministro franquista de gobernación, Fraga Iribarne, fue: “Eso les pasa por andar enredando”. Cuando se conocieron los sucesos, una marea de indignación recorrió Euskal Herria.

La respuesta de la población trabajadora del país vasco no se hizo esperar, el mismo día 3 de marzo 35.000 trabajadores pararon su actividad laboral en Vizcaya. En talleres y fábricas de Basauri se realizaron asambleas y se formaron piquetes. Se unieron más trabajadores, los talleres fueron vaciándose, apareció la guardia civil metralleta en mano. Toda la zona en paro total, 10.000 personas en la calle en ropa de trabajo. Por la tarde miles de personas se concentraron en asambleas, decidiendo salir en marcha a Bilbao. Apareció la policía franquista que inició las hostilidades con pelotas y botes de humo.

El 8 de marzo 150.000 trabajadores pararon en Vizcaya, ese día Basauri estaba totalmente en huelga, incluyendo tiendas y bares. Se congregó una multitud de 8.000 personas que trataban de celebrar una asamblea en una campa próxima a las escuelas de maestría, la reunión estaba convocada para las 11:30 de la mañana. Sobre las 11:00 aparecieron en la zona furgonetas y elementos de la guardia civil con intención de frenar y dispersar la concentración, para lo que no dudaron en hacer uso de metralletas y pistolas, disparando indiscriminadamente con fuego real contra los miles de personas indefensas que iban en manifestación para celebrar una asamblea.

Un disparo del sargento al mando de los mercenarios, realizó un disparo a menos de 7 metros que impactó sobre la cabeza del joven trabajador Vicente Antón Ferrero, de 18 años, soltero, natural de San Martín de Tavóra (Zamora) y vecino de Basauri. Fue trasladado al hospital de Bilbao, donde fue intervenido quirúrgicamente, pero nada se pudo hacer por salvar su vida. Después de este acontecimiento, cerca del lugar se congregaron miles de personas, que arrancaron en una impresionante manifestación por todo Basauri, donde continuó la huelga general al día siguiente el crímen fue denunciado en una concentración de 40.000 personas.

Lo ocurrido el 8 de marzo en las calles de Basauri nunca se ha investigado, no se ha buscado la verdad de estos hechos trágicos, y nadie ha sido juzgado por ello. Tampoco se han reparado los daños causados al pueblo de Basauri, a los trabajadores y mucho menos a Vicente Antón Ferrero y a los heridos. La calle donde Antón Ferrero cayó asesinado, lleva hoy su nombre y tiene una placa en su memoria. Hoy en día se mantienen en la retina y en la memoria los acontecimientos y la figura de este joven trabajador que dio la vida por la solidaridad, por las mejoras de los trabajadores, por las libertades civiles y políticas y por la libertad de Euskal Herria.

La plataforma memorialista Basauriko Oriomena ha señalado que «..No vamos a permitir que ni su recuerdo ni su sacrificio caigan en el olvido. Que no olvidemos nunca su historia…Parte de los que sufrieron la represión ya no están entre nosotros, por eso es tan importante que los basauritarras hagan públicos esos testimonios.. la plataforma popular quiere recordar los hechos históricos sufridos en el municipio entre los años 1936 y 1976 que dejaron decenas de víctimas y represaliados ».


Documentos: Gara. CGT-LKN. El Correo (L. Pérez)


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española