El franquismo ASESINÓ a más de 70 Alcaldes Republicanos en Valladolid. Parte 1, Mitad Norte de la provincia

Alcaldes Valladolid Norte word pressLos asesinados tras el golpe contra la legalidad Republicana lo fueron por sus ideas, por su activismo y por su pertenencia a partidos, sindicatos y organizaciones de izquierdas. A los pocos días o semanas del golpe, los rebeldes fascistas asesinaron en Valladolid a autoridades, dirigentes, militantes y simpatizantes Republicanos. Muchas otros fueron represaliados por antipatías o venganzas personales. Los franquistas exterminaron a cientos de concejales, cargos municipales y al menos a 70 Alcaldes Republicanos de Valladolid. En la mitad Norte de la provincia asesinaron a los regidores:

Bernardo Quintanilla Riol, 38 años, alcalde de Aguilar de Campos en funciones, un hombre capaz, sensato, demócrata convencido, siempre luchó por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. Los fascistas le apalearon y encarcelaron en Valladolid, acabó muriendo en la cárcel. Casado con Valeriana Cuadrado de Paz, ella y sus 6 hijos, tuvieron que recurrir a la mendicidad para sobrevivir.
Modesto Rodríguez Porrero, 35 años, alcalde de Barcial de la Loma, secretario de la FNTT. Buscaba recursos económicos para ayudar a los detenidos de 1934. Le mataron junto a otros 15 o 20 en los montes Torozos el 1 o 2 de Septiembre de 1936.
Eugenio Garrido de la Peña, alcalde socialista de Cabezón de Pisuerga. Casado con Damiana Núñez, tenían 3 hijos. Fue asesinado en Valladolid el 12 de abril de 1937. Su madre Hipólita, matrona, fue asesinada por algunos a los que había ayudado a nacer.
Mateo Gómez Díez, alcalde socialista de Casasola de Arión, jornalero. Casado con Engracia, tenían 4 hijos. El 6 de septiembre de 1936, fue fusilado y arrojado a una fosa común en Valladolid.
Orosio García Alonso, alcalde de la gestora de Castrobol, 47 años, herrero, asesinado en Valladolid.
Félix Agustín Mínguez Angulo, alcalde de Curiel de Duero, asesinados él y su hermano Mariano.
Gregorio Alonso Rodríguez, alcalde de Fresno el Viejo, 45 años, “paseado” y arrojado a una fosa en la carretera de Torrecilla a Cantalapiedra (Salamanca).
Pedro Fernández Rodríguez, alcalde de Mayorga.
Bruno Merino González, Alcalde de Medina de Rioseco y Gestor de la Diputacion Provincial de Valladolid, 56 años, comerciante, fue “paseado”.
Donato Merino Alonso, alcalde de Melgar de Abajo, 64 años, labrador, asesinado en Valladolid el 16 de Diciembre de 1936.
Cirilo Moro Colodrón, alcalde socialista de Nava del Rey. El 1 de agosto de 1936 fue “sacado” de la cárcel con otros 9 socialistas, trasladados hasta el Pinar de la Nava, asesinados y ni siquiera enterrados.
Victoriano Hernández, alcalde de Nueva Villa de las Torres.
Félix Asenjo Cano, alcalde de Olmos de Peñafiel. El 22 de Julio fue detenido junto a Hilario Carrascal Arranz. Acusados falsamente de asesinato, fueron juzgados, condenados a muerte por rebelión militar, y fusilados en Valladolid, el 13 de septiembre de 1936.
Isaías Velasco Rozas, alcalde en funciones de Peñafiel, 27 años, fusilado en Valladolid.
Clemente Reoyo González, alcalde de Pollos, 49 años. Asesinado en Velliza y arrojado en una fosa en un pinar cerca de Matilla de los Caños.
Raimundo García Pérez, alcalde en funciones de Pozal de Gallinas, 52 años, agricultor, asesinado el 12 de Diciembre de 1936 en Medina del Campo.
Aquilino González Zorita, alcalde de Puente Duero, 32 años, asesinado en Valladolid el 31 de Diciembre de 1936.
Bernardino Castrillo Soto, alcalde de Quintanilla de Abajo, 45 años, asesinado en Valladolid.
Secundino Chamorro Rodríguez, alcalde socialista de Roales de Campos, 31 años, miembro de UGT.
Martín Ramos de la Viuda, alcalde de Saelices de Mayorga, 32 años, asesinado en Berria (Santoña, Cantabria).
Máximo Núñez Bernal, alcalde de San Martín de Valvení, 67 años, labrador, murió en prisión.
Evaristo Rodríguez Santos, alcalde en funciones de Santa Eufemia del Arroyo, murió en la cárcel.
Olivio Ramos Montero, alcalde de Urueña. Cuando los rebeldes entraron en el pueblo, Olivió huyó, por lo que unos falangistas trasladaron a Villabrágima a 13 vecinos, entre ellos 6 mujeres, una de ellas la madre de Olivio. Allí los asesinaron. Olivio fue capturado y encarcelado en Toro, en cuya cárcel murió el 15 de Septiembre de 1936. Su hermano Juan Luis fue fusilado en Valladolid en 1941.
Abraham García Ortega, alcalde de Velilla, 32 años, jornalero, asesinado.
Luis Castellanos, alcalde de Velliza.
Patricio Hernández, alcalde en funciones de Villabáñez. Fue encarcelado, logró escapar pero fue perseguido, abatido en La Barga y enterrado allí mismo el 7 de Agosto de 1936.
Florencio Gómez Abián, alcalde de Villacarralón, 52 años, fue “paseado” y enterrado en una fosa en los montes Torozos.
Miguel González Collantes, alcalde de Villacid de Campos, 68 años, labrador, casado con Julia Benavides Carlón, tenían 10 hijos. Fue sometido a consejo de guerra y asesinado en Valladolid el 1 de octubre de 1936 junto a otros 5 vecinos acusados todos de adhesión a la rebelión. Le expropiaron, fincas, muebles, animales y cosechas. Su yerno Darío Gutiérrez Fonseca, concejal, había sido asesinado.
José Espeso Carpintero, alcalde de Villafrechós, 34 años, jornalero, “paseado” y arrojado a una fosa en los montes Torozos el 26 de julio de 1936. Su hermano Félix fue igualmente “paseado” el 11 de Agosto en Villafrechós.
Fortunato Pisonero Ibáñez, alcalde de Villagómez La Nueva , 37 años, jornalero. Fue “sacado” de su casa por unos falangistas, le acompañaba su familia, incluyendo a su hijo de 5 años, todos llorando. Le subieron a un camión junto a otros, y tras asesinarle desapareció tras arrojarle a una fosa en una cuneta de la carretera de Saelices.
Manuel Iglesias Castro, alcalde de Villalán, muerto en la cárcel.
Cándido Losada Martín, alcalde socialistade Villalar de los Comuneros, 23 años, maestro nacional. Trasladado a Valladolid, fue condenado a muerte en consejo de guerra y asesinado el 26 de octubre de 1936.
Eusebio Blanco Maroto, alcalde de Villalón de Campos, 37 años, albañil, asesinado en Valladolid el 27 de octubre de 1936.
– Nemesio Abad Casquete, alcalde de Villamuriel de Campos, 28 años, obrero, casado, tenía una hija. Unos falangistas le subieron a un camión junto a unos otros vecinos; los llevaron a los montes Torozos donde le asesinaron y arrojaron a una fosa el 7 de agosto de 1936 junto con al menos otros 5 Republicanos, entre ellos una anciana y su hijo.
Licino Blanco Santiago, alcalde de Villanueva de San Mancio, 33 años, casado con 5 hijos. El 13 de Agosto una partida de asesinos “sacaron” a 12 Republicanos del pueblo, entre ellos su hermano Isaías, y los llevaron el arroyo “Las Porcachas”, donde fueron asesinados y arrojados a una fosa del cercano cementerio de Castil de Vela.
Ciriaco Velasco Redondo, alcalde de Villanubla, 41 años, torturado, “sacado”, y arrojado a una fosa en el cementerio de Valladolid.
Juan Calleja Vicente, alcalde de Villardefrades, 41 años, picapedrero y Jornalero. El 15 de agosto de 1936 una patrulla de falangistas le “sacaron” de los calabozos municipales y le condujeron a un lugar entre Castromonte y La Espina, donde lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego quemándolo vivo y arrojándolo a una fosa.
Maximiliano San José Alonso, alcalde de Villavaquerí, 38 años, obrero, “paseado” en su pueblo.
Gerardo González Merino, alcalde de Wamba, labrador, 43 años, asesinado en Valladolid el 12 de Abril de 1937.
Pedro Antonio González Moral, alcalde de Zaratán, 43 años, labrador, tras consejo de guerra fue asesinado y arrojado a una fosa en el cementerio de Valladolid el 15 de Mayo de 1937.

Sigue en Mitad Sur de la provincia


Documentación original: Alcaldes Asesinados Provincia de Valladolid (fuente: Orosia Castán para Último Cero, listado en Cirilo Moro. Represión franquista en Valladolid (Orosia Castán). En Recuerdo de. Fundación Pablo Iglesias


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española