El jornalero, sindicalista de UGT, REPUBLICANO, FACUNDO NAVACERRADA PERDIGUERO, fue cruelmente ASESINADO por los franquistas en 1939 en Colmenar Viejo (Madrid)

Facundo Navacerrada Perdiguero word pressFacundo Navacerrada Perdiguero nació en 1903 en San Sebastián de los Reyes, hijo de Julián y de Natalia eran 4 hermanos. Casado con Margarita López García, tuvieron 8 hijos de los que 3 fallecieron a muy corta edad en 1936, probablemente de hambre. Facundo era jornalero, fue un miembro destacado de la izquierda de San Sebastián de los Reyes. Fundó la UGT en 1936, siendo su presidente hasta 1938. Fue miembro del comité revolucionario surgido a partir del golpe fascista.

Facundo fue fundador y presidente de la colectividad campesina “Pablo Iglesias”. Para que los vecinos del pueblo tuvieran abasto, Facundo decidió colectivizar las tierras que abandonaban los terratenientes de la zona que se iban a luchar con los sublevados. En febrero de 1937 se creó un consejo municipal, del que Facundo fue su primer teniente de alcalde, cuya composición se mantuvo hasta mayo de 1938. En esas fechas se fue al frente, ingresando voluntariamente en el 2º Batallón de la 8ª Brigada mixta de Carabineros de la 18ª División.

Su mujer Margarita fue apresada por los franquistas antes que a Facundo. Fue acusada de roja, su delito fue ser la mujer de un rojo. Era analfabeta, estuvo 3 años en la cárcel en Santander, y 6 meses desterrada en un convento del País Vasco. Facundo volvió del frente a San Sebastián de los Reyes, para encontrarse con su familia, no sabía lo que estaba pasando en el pueblo, pensaba que no iba a pasarle nada, que él no había matado a nadie. Se presentó voluntario en el Ayuntamiento, y fue apresado por la guardia civil; lo montaron en un camión y lo llevaron a la escuela de Colmenar Viejo, construida por el Gobierno de la República, convertida en cárcel improvisada.

Fue sometido a consejo de guerra, y el 4 de mayo de 1939 fue condenado a muerte junto a Mauricio Esteban Jusdado. Ambos fueron fusilados en las eras de Navalaosa de Colmenar Viejo el 24 de mayo de 1939. Su hija Benita cuenta que “mi madre seguía presa, y mi hermana mayor, con 16 años, fue a recoger el cuerpo. Entró en un cuarto en el que había muchos difuntos y les lavó la cara buscando a nuestro padre, pero no apareció. Un guardia le dijo: ‘En ese rincón ha muerto uno’, pero allí solo había una sombra negra. Y es que existe otra versión sobre la muerte de Facundo, vox populi entre los familiares de los fusilados del pueblo de la que están plenamente convencidos los familiares de las víctimas.

Benita conoce de memoria el relato, un relato de memoria sucia. Los ojos se le empañan y la voz se retuerce y entonces lo dice: «Le ataron con una soga a un camión, le rociaron con gasolina y le pendieron fuego. Lo quemaron vivo. Ellos dicen que le fusilaron, pero esto no fue así, porque cuando vinieron a recoger su cadáver, no estaba porque le quemaron vivo. Lo liquidaron porque estorbaba en el mundo, en su mundo». Una macabra venganza contra quien orquestó la expropiación de tierras a los adinerados.

Cuando sus hijos se enteraron de que habían matado a Facundo, se encontraban con la abuela materna, Guillerma, que quedó fulminada al enterarse de la noticia. Como Margarita estaba presa, los niños quedaron abandonados, cuidados por la hija mayor, Adela, que tenía sólo 16 años. Benita cuenta más: “Nos quedamos solos en el mundo. Mi hermano se puso a trabajar de pastor y dormía con las ovejas, con 11 años. Yo, con 10, empecé a trabajar de niñera. Pasamos mucha hambre y muchos desprecios. Nos repudiaban: ‘Vosotros no jugáis con nosotras, que sois rojos’. Yo entonces no entendía a qué se referían”. La señalaban, se reían de sus ropas andrajosas, de sus alpargatas rotas, de su cara sucia.

El nombre de Facundo Navacerrada Perdiguero con la fecha de su fusilamiento, junto al del resto de fusilados en Colmenar Viejo y Madrid y los vecinos y vecinas de San Sebastián de los Reyes que sufrieron consejos de guerra sumarísimos, puede leerse en el mural instalado en el Centro Municipal de Formación Ocupacional “Marcelino Camacho” el 14 de abril de 2018. Facundo Navacerrada también aparece en el mural instalado en 2018 en el cementerio viejo de Colmenar Viejo, con los nombres de los 108 allí fusilados procedentes de 9 pueblos de la zona norte de Madrid. En la urbanización Rosa Luxemburgo de San Sebastián de los Reyes hay una calle con el nombre de Facundo Navacerrada Perdiguero.


Documentos: Asociación Comisión de la Verdad San Sebastián de los Reyes. Público (Jairo Vargas Martín). El País (Natalia Junquera)


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española

Anuncio publicitario