VÍCTIMAS del franquismo en Navasfrías (Salamanca)

Navasfrias word pressLa represión programada en Navasfrías fue muy severa, el total de afectados ronda la veintena: Entre 10 y 11 víctimas mortales, 7 víctimas carcelarias, 4 depurados, exiliados, y 2 sancionados, embargados. Los represaliados fueron Republicanos políticamente marcados, como los afiliados a la Sociedad Obrera o miembros de la Casa del Pueblo. El necrologio de Navasfrías es más copioso de lo que señala la memoria colectiva, que hasta hace poco solo mencionaba una o 2 víctimas. Entre las víctimas mortales de los franquistas están:

Valentín Caballero Devesa, 40 años, natural de Navasfrías, vecino de Moraleja (Cáceres), labrador, casado con Primitiva Bodón Miguel con quien tenía 4 hijos. Era carpintero y tenía una taberna de izquierdas. Los falangistas lo detuvieron con un albañil, Francisco Durán Iglesias «El Pucherero», cuando se encontraban levantando una tapia. Pasó una semana de malos tratos en los calabozos. Unos falangistas se lo llevaron en una camioneta en dirección a Coria junto a Francisco y otros 3 detenidos: Vicente Carrero García (secretario del Partido Socialista), Benigno Viera Rego (dueño de la sede de reuniones del Frente Popular) y Baldomero Campos Durán (policía local).

El 26 de agosto los 5 Republicanos detenidos fueron “sacados” en dirección a Torrejoncillo y en “Cuestas de Mínguez” los fusilaron y arrojaron por un barranco abandonando los cadáveres. Los fascistas impidieron a la familia de Valentín retirar los restos mortales. Las represalias contra Primitiva y los hijos de Valentín fueron constantes, la amenazaron de muerte para que firmara un documento reconociendo la desaparición voluntaria de su marido.

Félix González Alfonso “Mosquita”, 50 años, jornalero, casado, padre de 3 hijas al menos, fue eliminado en la misma saca que Demetrio Gutiérrez, y enterrado en el mismo lugar que éste, la fosa de Campanilla (Ciudad Rodrigo).

Petra Almaraz Marcelino tenía 26 años, hija de León y de Fausta, de profesión “sus labores”, estaba casada con Ángel Ramos Navais, de cuyo matrimonio dejó 2 hijos; su padre (“ti León”) había sido alcalde de Navasfrías y su marido concejal; ambos consiguieron huir a Portugal en la primera quincena de agosto de 1936. Matías, el párroco había emitido malos informes sobre ella, porque no quiso bautizar a los hijos, tanto que, efectivamente, en el expediente contra su padre, el clérigo se desahogaba contra Petra: «la mujer del segundo (Ángel Ramos) e hija del primero (León Almaraz) es más agresiva y violenta que ellos».

Petra falleció el día 4 de septiembre de 1937, a consecuencia de “miocarditis escarlatinosa”. Sin embargo, según los testimonios, la causa real fueron los malos tratos de que fue objeto: el maquis Gerardo Antón aseguró que los falangistas la atropellaron con caballos, además, sus verdugos le propinaron patadas cuando se encontraba embarazada. Agustín Cuevas, que vivía en el paraje de Los Llanos, fue uno de los que protegieron y escondieron en su huida a León Almaraz y Ángel Ramos, por lo cual fue víctima de malos tratos de los que murió en fecha incierta.

También fueron perseguidos y encarcelados Republicanos afiliados a la Sociedad Obrera, a otros miembros de la Casa del Pueblo les retiraron los empleos municipales. Algunos de estos Republicanos navasfrieños mantuvieron contactos con los maquis que merodeaban por El Jaque (Villasrubias) y Jálama. Gracias a su ayuda consiguieron salir de España los últimos guerrilleros de Extremadura en 1948.


Extracto del Documento Original de Ángel Iglesias Ovejero, Represión y Necrologio en Navasfrías


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española