ÁGUEDA CAMPOS BARRACHINA y su marido ARMANDO MUÑIZ RUIZ, militantes del POUM, fueron fusilados por franquistas en el paredón de Paterna (Valencia) en 1941

Agueda Campos Barrachina y Armando Munniz Ruiz word pressLas mujeres antifascistas de la España franquista no eran presas políticas; sólo delincuentes. Entre abril y noviembre de 1939, los franquistas encerraron en el centro penitenciario Nueva Convento de Santa Clara a unas 1.500 mujeres. Una de ellas era Águeda Campos Barrachina, natural de Sóller (Mallorca), tenía 29 años. Fue militante y portera de un local del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) en Valencia, como explica la doctora en Historia por la Universitat de València Vicenta Verdugo. Seguir leyendo