MANUEL PINA PICAZO, Esquiador Combatiente del Batallón Alpino REPUBLICANO, FUSILADO por los franquistas en Madrid en 1942

Manuel Pina Picazo word pressManuel Pina Picazo nació en Madrid en 1906, hijo de Mauricio y Manuela. Desde 1925, destacó como esquiador en los torneos sociales del club madrileño de montaña Peñalara. En 1928, ganó el trofeo «Alfonso XIII» de esquí. Fue campeón de España de esquí de fondo en 1930 y de saltos en 1936. El 19 de abril de 1934 se casó en Madrid con la multideportista catalana Margot Moles Piña, campeona de esquí, atletismo, hockey y natación.

Ambos cosecharon numerosos éxitos como esquiadores. El matrimonio tuvo una hija, Lucinda, que nació el 10 de enero de 1939. Además, fue uno de los fundadores del club Natación Canoe en febrero de 1930 y formó parte de su 1ª junta directiva. Manuel Pina trabajó desde muy joven como dependiente de comercio. Desde 1927 para el empresario textil Bernardo García-Guerrero Iglesias, primero en la tienda «El Arca de las Medias» en la plaza de San Ildefonso y después en «El Estuche de las Medias» en la calle Carretas.

En el otoño de 1936, Manuel Pina junto a otros buenos esquiadores Republicanos, se unió a los ‘peñalaros’ Republicanos del Batallón Alpino de esquiadores que combatieron en Guadarrama para defender la democracia Republicana en el frente de Guadarrama, alcanzando el grado de sargento de instrucción. Perteneció al Batallón Alpino hasta 1939 y aunque no figura en las plantillas como oficial, son numerosos los testimonios que hablan de la importancia de su papel. Aquel frente del Guadarrama no fue ni mucho menos cómodo. En los primeros días de la guerra los rebeldes franquistas del norte trataron de acceder a Madrid a través de los puertos del León, Cotos y Navacerrada, o al menos de ocupar los embalses con los que Madrid se abastecía de agua.

En invierno los esquiadores del Batallón Alpino contribuyeron decisivamente a mantener un frente en el que los Republicanos ocupaban Navacerrada, Cotos y la Fuenfría y los franquistas El León y Somosierra. Aún hoy se pueden apreciar en los parajes las huellas de la batalla. En El León, tomando el camino que conduce hasta Peguerinos, aún existen bastantes bunkers cuya solidez los protege del abandono. Aquellos primeros días la guerra se llevó a cabo por medio sobre todo de milicias de ambos bandos y el frente era confuso. Al final de la guerra Manuel fue destinado al frente de Valencia. Llegó a ostentar el grado de teniente de Infantería del Ejército de Tierra.

Acabada la guerra intentó escapar a bordo del barco Stanbrook, pero fue apresado en el puerto de Alicante el 1 de abril de 1939 y encarcelado en el campo de Almendros y en el de Albatera. Después fue conducido a la prisión San Miguel de Orihuela. Mas tarde pasó por la cárcel de Málaga. Finalmente acabó en Madrid, donde fue juzgado en consejo de guerra y condenado a muerte. Fue encerrado en la cárcel de Porlier en Madrid, donde se recluía a los que iban a acabar frente al paredón.

No fue sorprendente: Era oficial Republicano y había estado comprometido políticamente. Tras la guerra, había soldados rasos o clase de tropa del ejército perdedor que podían salir del paso. Pero para quienes tenían vinculaciones políticas el paredón era siempre una posibilidad. Peor aún si tenían enemigos personales que realizaban delaciones sobre lo destacado del papel político del acusado. Un tal Córdoba hizo lo posible para que lo fusilaran y también un tal Cuñat, que había pretendido sin éxito a Margot.

El 17 de enero de 1942 fue fusilado en las tapias del Cementerio del Este de Madrid junto con otros 10 condenados. Su Comandante en el Batallón Alpino, Raimundo Calvo Moreno, también había sido fusilado el año anterior en las mismas tapias.


Documentos: 15mpedia. Quienes eran (Tomás Montero). Ministerio de Cultura. Marca (Fernando Carreño)


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española