Los ASESINATOS de ANARCOSINDICALISTAS gaditanos por criminales franquistas

Anarcosindicalistas Gaditanos word pressCádiz estuvo entre las primeras ciudades primero ocupadas tras el golpe del 36. Los golpistas tenían claro que su triunfo pasaba por la eliminación física de los más destacados Republicanos, miembros de los partidos y sindicatos. Los sublevados querían detener los cambios sociales y económicos promocionados por la sociedad más progresista, desde Republicanos moderados hasta el mundo anarcosindicalista.

Los primeros enemigos a eliminar eran los libertarios, los mas radicales. En Cádiz, los principales sectores económicos, metalurgia, transporte y construcción, estaban dominados por la CNT, cuyos militantes padecieron masivamente la represión fascista. Tras el arranque del golpe militar en África, el gobernador civil, el militar Mariano Zapico, convocó una reunión de las fuerzas ciudadanas incluyendo a los anarcosindicalistas, conformes con actuar conjuntamente con las demás grupos políticos. Los más destacados militantes cenetistas estuvieron en el Gobierno Civil y, después, en los enfrentamientos callejeros. Pero Cádiz cayó rápidamente en manos de los sublevados.

El “general” Varela ayudado por legionarios y moros que llegaron de Ceuta el 19 de Julio, tomó el Gobierno Civil donde resistía Zapico con un grupo de militares y civiles leales. Entonces empezó la represión, los fusilamientos y encarcelamientos de Republicanos. Los sediciosos asesinaron en Cádiz capital entre julio de 1936 y diciembre de 1945 a más de 1.300 personas. Los ejecutores directos fueron falangistas, carlistas, o señores derechistas. Quienes controlaron siempre la situación fueron los militares sediciosos, que dirigieron las desapariciones, asesinatos y encarcelamientos. Recién proclamado el estado de guerra, el mismo 18 de Julio, el cenetista José Bonat Ortega, 46 años, tallista de profesión, recibió un disparo mortal cuando caminaba por la calle.

La gran matanza comenzó el 6 de agosto. Ese día fueron pasados por las armas las principales autoridades de la ciudad detenidas el 19 de julio. Entre los cenetistas asesinados este mes estuvieron los hermanos Celestino y Narciso José Alvarado Quirós. Celestino tenía 33 años, era tornero, buen orador, y secretario del potente y activo Sindicato Cenetista del Metal. José era calderero y contador del comité de la Federación Local gaditana. El influyente anarquista Manuel López Moreno participó en la defensa del gobierno civil. Era camarero, tenía 35 años, su cadáver apareció en la en la playa de La Victoria. También cayeron los miembros del Partido Sindicalista José Miranda de Sardi y Rogelio Millán de Río.

En Septiembre los sublevados asesinaron a 9 destacados cenetistas: José Durante Román, marinero de profesión; José López Pedrosa, detenido y directamente asesinado; Antonio Mila Ruiz, asesinado durante su traslado a la prisión de El Puerto de Santa María; y Vicente Ballester Tinoco, barnizador, 34 años, veterano anarcosindicalista, secretario de la CNT andaluza. Fue localizado en el domicilio del zapatero Antonio Leal Aguilera. Ambos fueron asesinados el día 19 en el foso de Puerta de Tierra. Ese mismo día también fueron enterrados otros 10 cadáveres encontrados en los alrededores de la plaza de toros. Entre ellos los cenetistas José Cebada Soto, miembro del comité pro-presos, y Ramón Real Jiménez, acusado de ser “hombre de acción”. Igualmente cayó el secretario del sindicato de transportes Antonio Carrero Armario, que había denunciado la financiación de los falangistas por la familia Carranza. Uno de los creadores de la CNT de la ciudad era Clemente Galé Campos, carpintero y albañil, padre de 5 hijos. El 21 de septiembre trataron de detenerle en su casa, fue perseguido y muerto a disparos. Andrés Fernando Macías García, 28 años, montador en CASA, fue “sacado” el 7 de diciembre para trasladarlo a la prisión de El Puerto, su cadáver apareció cerca de la plaza de toros.

En Marzo 1937 los fascistas pusieron en marcha la Justicia del Terror para sustituir los bandos de guerra. La represión estaba en manos de los juzgados militares golpistas. Fueron casi 500 los juicios sumarísimos que abrió la justicia golpista hasta finales de año. En marzo de 1937 hubo 88 consejos de guerra, 24 contra cenetistas, 8 de ellos fueron fusilados. José Díaz Mariscal, carpintero y carnavalista, 37 años, fichado por los franquistas, fue el primero que pasó con consejo de guerra, fusilado el 29 de Marzo; y Modesto Serdio Obeso, de origen cántabro, fogonero, anarquista desde los años 20. Modesto se negó a firmar la comunicación de la sentencia; fue fusilado en el foso de la Puerta de Tierra en Agosto.

De los otros 6 libertarios pasados por las armas 2 eran de Jerez, 2 de Arcos y otros 2 de la capital. Los primeros eran Francisco Menacho Jiménez y Francisco Pérez Barranco, ejecutados cerca de la plaza de toros de Jerez. Los arcenses Francisco Ordóñez Medina y José Rodríguez Arcila fueron asesinados en Arcos el 13 de agosto. Los gaditanos eran Francisco Vega González, fusilado en Abril, y Miguel García Tejero, que fue fusilado junto al albañil cenetista Antonio Martín Román, acusado de rebelión militar, José Ruiz Gallardo, dependiente de comercio de la UGT de 22 años, y Carmen Mora Marín, joven socialista tarifeña de 22 años; La madre y el hermano de Carmen fueron también asesinados.


Información original del historiador José Luis Gutiérrez Molina: Facebook y el documento Sobre el intento de exterminio del anarcosindicalismo gaditano por los sediciosos de julio de 1936


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española