Alberto Dionisio Lorenzo Lamas, directivo de Osasuna, los franquistas le ASESINARON en la Bardena (Navarra) en 1936. El capellán le dijo: «Os merecéis lo que os pase por rojos»

Alberto Lorenzo Lamas word pressAlberto Dionisio Lorenzo Lamas nació en Pamplona en 1900, ese día falleció su madre. Su padre, militar, dejó la crianza en manos de Francisca Armendáriz, al servicio en casa de los Lorenzo; su padre se encargó de la manutención y de costear sus estudios. Alberto entró en la Universidad de Zaragoza en 1918; en los años 20 trabajó como periodista en La Voz de Navarra, que los fascistas clausuraron en 1936 por su tendencia nacionalista vasca.

Alberto era un joven atractivo, de carácter abierto. Tenía novia, Camino Sarasa, que trabajaba en un comercio de alimentación, y pensaban casarse. Formó parte de la directiva de Osasuna en la temporada 1926. Aunque había sido simpatizante del nacionalismo vasco, encontró diferencias con el PNV y evolucionó hacia posiciones de izquierda. Se afilió a Izquierda Republicana (IR), y fundó como Director el semanario Republicano Abril.

Alberto Lorenzo engrosó la lista de afines al club fusilados por los franquistas: En 1930 fundó y dirigió el periódico «Democracia» junto al amigo y compañero, vocal, secretario y Directivo de Osasuna Ramón Bengaray Zabalza, quien imprimía el periódico, y que en ese período fue fusilado. Igualmente fueron asesinados los fundadores del club, Natalio Cayuela Medina, Eladio Zilbeti Azparren y Fortunato Aguirre Luquín.

En 1935 fue encarcelado por denunciar el asesinato del periodista Luis de Sirval por unos legionarios en comisaría, quienes ya habían asesinado a sangre fría a la joven revolucionaria Aída de la Fuente. Los legionarios fueron condenados a 6 meses de prisión. Unamuno, Machado, Azorín y otros denunciaron públicamente el escándalo. Alberto escribió: «.. Hemos podido comprobar que de nuevo existe en España una casta de intocables. Y ellos son quienes imponen unos fallos inicuos a unas togas que no desean sino besar unas botas, este es el enemigo..”. Su abogado defensor, el Republicano de IR Enrique Astiz Aranguren, secretario del Socorro Rojo Internacional, fue fusilado por los franquistas en agosto de 1936 en Undiano (Navarra).

El 19 de julio de 1936, falangistas y guardia civil acudieron a detenerlo a su casa en Obanos (Navarra). Clara, madre de Pili (sobrina-nieta de Francisca Armendáriz), les dijo que no estaba en casa. Los sicarios la encañonaron y amenazaron de muerte, Alberto se entregó. Fue encarcelado en el fuerte de san Cristóbal. El capellán del Fuerte, que era de Obanos, le dijo: «Como rojos, os merecéis todo lo que os pase». Fue “sacado” y fusilado en la Bardena el 5 de Agosto. Años después el capellán apareció en casa de Clara y esta le respondió: «No te recibo con metralleta como tú lo hiciste, pero en ésta casa no entras ni vas a poner un pie». Cada 5 de agosto, Clara rezaba por Alberto. Las familias sufrieron en silencio la represión durante décadas. Tratamos de superar el dolor y no dejar a nadie en el olvido.


Documentos: Noticias de Navarra (Osasunaren Memoria). Auñamendi Eusko Entziklopedia


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española