Los CATORCE de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real)

Argamasilla de Calatrava word pressLa plataforma ciudadana ‘Rabaneros, motivos de un sentimiento’ en un acto de «desagravio y dignificación» rinde homenaje a los ‘14 de Argamasilla’ con motivo del 80 aniversario de su fusilamiento, “por defender la libertad del pueblo y la legalidad Republicana”. Finalizada ya la Guerra de España, el 19 de julio de 1939 fueron fusilados en las tapias de la huerta ‘El Nogal’ frente al cementerio de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real), catorce vecinos de diferentes tendencias políticas.

La mayoría de ellos eran miembros del Comité de Defensa de la República comprometidos con el régimen del 14 de abril de 1931 en su lucha contra el fascismo. Los maltrataron, maniataron y ejecutaron enterrándolos en una fosa común en la parte civil del cementerio, tapiada y aislada del resto del recinto.

Durante unos trabajos en ese lugar, en torno a 1978, en las que el Ayuntamiento hizo obras en el cementerio para ampliarlo, se derribaron los muros divisorios de esa parte del cementerio. Se tiraron las paredes de lo que hasta entonces había sido el cementerio civil, y como consecuencia la fosa de Argamasilla se removió. Esto propició que, en torno a ese año, algunos familiares de esas víctimas de la dictadura reclamasen al Ayuntamiento su digna inhumación. Acudieron al Consistorio para reclamar los restos de los suyos allí sepultados. Se abrió la fosa con la supervisión del médico de la localidad y concejal José Luis Rodríguez Daimiel, sacando los restos de 7 cuerpos.

De ellos fueron inhumados en nichos de sus respectivos familiares los restos de 3 de los asesinados: Emilio Luna Arias, Emilio Maestre Espinosa y Fermín Ortega Gavilán. Junto a la fosa, inhumados en un mismo nicho, se encuentran los restos de otras 4 víctimas: Antonio Nevado Moreno, Juan Martín Fernández, Fernando Moreno Valiente y Valentín Ferrero Miranda. Hay otros 7 que continúan en la fosa común son: Felipe Cañadas Escobar, Leonardo Cañadas Escobar, Socorro García Racionero, Rafael López Ortiz, Felipe Martín Maldonado, Isabelo Segura Maestre y Dionisio Soriano Muñoz.

Cabe preguntarse y cavilar por lo ocurrido en este país para que en 1978 se pudieran hacer esas dignas reinhumaciones -en esa provincia y en otras-, en reparación y homenaje a las víctimas del franquismo, y sigamos teniendo al día de hoy -más de 40 años después- esa vergonzosa deuda con miles de fosas sin nombre.


Documentos: Mapas de Memoria. Diario del Aire. Imagen del cartel del acto de desagravio, en La Comarca de Puerto Llano


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española