El EXTERMINIO de los REPUBLICANOS en la provincia de Cádiz por rebeldes franquistas. Parte 2, Las Víctimas

Provincia Cadiz 2 word pressViene de Parte 1, Los Crímenes.

Los procedimientos judiciales militares franquistas contra quienes resistieron en las sedes del Gobierno Civil, Diputación y Ayuntamiento incluyeron al gobernador civil Mariano Zapico (IR), el teniente coronel de Carabineros Leoncio Jaso Paz, el capitán de Artillería Antonio Yáñez Barnuevo, y el oficial de telégrafos Luis Parrilla Asensio, que fueron condenados a muerte por delito de rebelión militar y fusilados el 6 de agosto en el Castillo de San Sebastián. El presidente de la Diputación Francisco Cossi Ochoa, fue asesinado y desaparecido el 17 de agosto.

El secretario del gobernador Antonio Macalio Carisomo y el capitán de fragata Tomás de Azcárate García de Lomas fueron fusilados extrajudicialmente el 16 de agosto de 1936 junto al el capitán de Artillería retirado Antonio Muñoz Dueñas, el diputado socialista Rafael Calbo Cuadrado, y el comunista Julián Pinto. Al médico Republicano y alcalde de Cádiz, Manuel de la Pinta Leal le aplicaron el bando de guerra y lo mataron inmediatamente. Del Ayuntamiento gaditano fueron eliminados el alcalde accidental Rafael Madrid y al menos 10 concejales. En agosto fueron asesinados extrajudicialmente los ediles Federico Barberán Díaz (socialista), Juan Camerino Benítez (comunista), Florentino Oitabén Corona (comunista), Luis García P. Martell (IR), José Miranda de Sardi (sindicalista) y José Rodríguez León (comunista); asimismo fusilados el jefe de la Guardia Municipal y el secretario del alcalde Antonio Marchante Carrasco, los 3 concejales José Miranda de Sardi (sindicalista), Bernardino Jiménez del Moral (socialista) y Manuel Ruiz de los Ríos (IR), así como los concejales Santiago Fernández Peculo (socialista) y Rogelio Millán del Río (sindicalista) y el guardia forestal de Alcalá de los Gazules Miguel Arias Gómez.

Los fascistas masacraron a los alcaldes Republicanos. De Algeciras, Salvador Montesinos Díaz (UR); Arcos de la Frontera, Alfonso Arroyal Cañas, con 5 concejales; Bornos, Antonio Garrido Jiménez, Socialista, con otros 9 miembros de las corporaciones municipales de 1931-1936; Chipiona, Manuel Miranda de Sardi, Sindicalista; Espera, Antonio Mancheño Lozano (IR); El Gastor, Miguel Zambrana Atienza; Jerez de la Frontera, Antonio Oliver Villanueva (IR); Medina Sidonia, Ángel Ruiz Enciso (IR); Prado del Rey, Hilario Gutiérrez García (IR); El Puerto de Santa María, Manuel Fernández Moro (IR); Puerto Real, José María Fernández Gómez (IR); Puerto Serrano, Miguel Rodríguez Rivera (IR); San Fernando, Cayetano Roldán Moreno (IR) y sus 3 hijos; Sanlúcar de Barrameda, Bienvenido Chamorro Merino, Socialista; Torre Alháquime, Pedro Pérez Álvarez, Socialista; Trebujena, Juan Galán Barba; Ubrique, Manuel Arenas Guerrero (IR); Vejer de la Frontera, Francisco Salgueiro Rodríguez, Socialista; Villaluenga del Rosario, Juan Gutiérrez Barea (IR); Villamartín, José Morillo Campos, Socialista; Zahara de la Sierra, Juan Borrego Collado (UR). Alcalá de los Gazules, Antonio Gallego Visglerio, (UR). Barbate, Francisco Tato Anglada (IR). El número de concejales ejecutados es aterrador.

Entre las muchas víctimas de Cádiz capital, en 1937 en los fosos de Puerta de Tierra de Cádiz, fueron asesinados 6 Republicanos, Gabino Eguzquiza Abad, Cesáreo López Corredera, Heliodoro López Domínguez, Francisco López Peñaranda, Manuel Sánchez Ruiz y Francisco Vega González. En 1937, militares franquistas asesinaron extrajudicialmente a 10 Republicanos cerca de la plaza de toros de Cádiz.

Fueron asesinados líderes del movimiento obrero, como el anarcosindicalista Vicente Ballester en Cádiz, Diego Rodríguez Barbosa en Chiclana, Sebastián Oliva, Diego Martínez, José BallesterosHonorio Marín en Jerez, Juan Galán Requejo “El Zarandaor” en Trebujena, Francisco Garrido Barrera en Espera. En Villamartín y Bornos fueron eliminados además militantes históricos desde la primera década del siglo. En Espera el médico José Ramón de la Rosa fue asesinado en julio. En Cádiz fueron fusilados el relojero comunista Francisco Rendón y su hija Milagros, acusados de defender el Orden Constitucional Republicano; posteriormente también sería ejecutado Daniel Ortega Martínez, marido de su otra hija M.ª Luisa. Los restos de Remedios Partida Morilla, 43 años, su hijo José Rodríguez Partida (20), y su novia Rosa embarazada de 7 meses, fueron encontrados en 2015 en una fosa común de la finca “El Baldío” en Alcalá del Valle, donde fueron arrojados por los franquistas después de fusilarlos.

Mercenarios franquistas asesinaron en 1936 al comunista Andrés Silva Lobato, y a 7 compañeros más en San Fernando. Carmen Mora Marín, fue fusilada por los franquistas en Cádiz en 1937 junto a los 3 sindicalistas, Antonio Martín Román, José Ruiz Gallardo y Miguel García Tejero. Su hermano Miguel, que estuvo defendiendo el Gobierno Civil, había sido asesinado en 1936. A su madre Antonia la fusilaron un mes después en Facinas. El alférez de la guardia civil de Ubrique (Cádiz) Marceliano Ceballos González, fue fusilado en 1936 por los fascistas por mantenerse leal a la República. Cayeron muchos artistas Republicanos del carnaval de Cádiz, Guillermo Crespillo Lavié, Manuel Peña Warletta, José Mejías Mejías, Juan Ragel Jiménez, Joaquín Naranjo, José Quintana, José María García y Manuel Macías Rete. Asesinadas también las valientes cigarreras gaditanas, Micaela de Castro, Amparo García Cano (24 años), Antonia Cabañas Casanas (32 años y 3 hijos) y Francisca Torres Fernández (20 años). La maestra Carmen Hombre Ponzoa y su marido Juan Máximo, asesinados en Jerez. Gertrudis Ríos Marín, maestra, y su marido Ramón Iglesia Oliva, cartero, fusilados juntos en La Línea de la Concepción. En 1937, militares franquistas torturaron, humillaron y asesinaron a las 15 Rosas de Grazalema.

Además del capitán de fragata Azcárate, o el Comandante de la Infantería de Marina Manuel de Sancha Morales, asesinado por en 1936 en San Fernando, los rebeldes realizaron una espantosa masacre, más de un centenar de marinos y marineros de la Armada Republicana Española fueron asesinados por negarse a sumarse a la rebelión.


Documentos: Represión y muerte en la provincia de Cádiz. Del olvido a la recuperación de la Memoria Histórica. (Fernando Romero Romero). El Blog del Milano. La represión golpista en Cádiz y el castillo de San Sebastián, (José Luis Gutiérrez Molina). Y el libro La represión franquista de la guerra y la postguerra en Cádiz 1936-1945 (Alicia Domínguez Pérez)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ