Cinco mujeres CRUELMENTE ASESINADAS por falangistas en 1936 en Villanueva de la Vera (Cáceres)

Cinco mujeres Villanueva de la Vera word pressHay varias fosas comunes een distintas zonas de Villanueva de la Vera. Dos de ellas albergan 5 y 12 hombres respectivamente. En el paraje denominado “Las Albarizas del Tunal”, se encuentran otras 2 fosas en las que hay enterradas 5 mujeres. En los primeros días de septiembre de 1936, varias mujeres indefensas fueron sacadas de sus casas en Villanueva por falangistas reconocidos del municipio y estuvieron retenidas en el ayuntamiento, utilizado en aquellos días como cárcel. Las mujeres fueron rapadas, y obligadas a barrer de forma vejatoria las calles del municipio.

Entre ellas estaban las jornaleras y analfabetas Florentina Quintana Huertas, de 62 años, viuda con 6 hijos; y sus hijas Ángela Tornero Quintana, de 27 años de edad, divorciada, y Ana Tornero Quintana, de 25 años, casada con José María Naranjo (asesinado 12 días antes en las Palomas y enterrado en una fosa), que tenía una hija de 15 meses, y además se hallaba embarazada. No estaban vinculadas a ningún partido político ni a ninguna otra agrupación.

Sus propios vecinos falangistas las sacaron de su casa y las llevaron al Ayuntamiento donde las raparon, las purgaron y les pegaron palizas durante días. Al mismo tiempo, las hacían salir a barrer las calles para humillarlas y que los demás vecinos vieran de lo que eran capaces de hacer. Unos día después, el 26 de septiembre, se las llevaron a un paraje cercano que llamaban «las albarizas del Tunal». Era un barranco cerca de unas vegas sembradas de alubias carillas. Las pusieron a recolectar las carillas y estuvieron al menos 2 horas tiroteándolas desde la orilla como si fueran conejos.

Fue como una cacería. Las mujeres corrían por el sembrado mientras caían malheridas, hasta que terminaron muriendo desangradas. Una vez abatidas, los asesinos obligaron a otros vecinos de fincas próximas a cavar una fosa para enterrarlas; ante las dudas de algunos de ellos, les dijeron que de no hacerlo correrían la misma suerte. Algunos de los mismos vecinos contaron después que pensaban que estaban enterrándolas moribundas. Lo que contaron fue que era el bebé quien se movía dentro del vientre de Ana, la que estaba embarazada, y parecía que era ella la que estaba viva. Entonces uno de los falangistas cogió la azada con la que cavaban la tierra y le rompió la cabeza diciendo ’ya no está viva’, cuando lo que en realidad se movía era el feto.

Los asesinos siguieron adelante con sus vidas en el mismo pueblo donde también vivían los familiares de Ángela, Ana y su madre. Cruzándose con ellos en silencio. La fosa se encuentra a 9 kilómetros de Villanueva de la Vera, en las mismas albarizas del Tunal. En otra fosa cercana están enterradas 2 mujeres que fueron asesinadas junto a las anteriores y enterradas por separado. Eran Úrsula Sánchez Mate, de 58 años, casada con Tomás Salinero, también asesinado en las Palomas y enterrado en otra fosa, y Bernarda García Hernández, de 26 años y soltera.


Documentos: El rastro del Águila. Grupo Tortuga. El Periódico de Extremadura. Hoy (Miguel Ángel Marcos)


En MEMORIA de las mujeres y hombres del Ejército de la REPÚBLICA Española