Los franquistas ASESINARON a 12 colectivistas SOCIALISTAS del Cortijo de la Jara (Las Gabias, Granada) en 1936

Sociedad Obrera La Libertad Cortijero La Jara word pressEl 4 de Noviembre de 1932, los trabajadores del campo de Gabia Grande fundaron una filial agraria de la Sociedad Obrera “La Libertad”, inspirada en el Socialismo y afiliada a la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (FNTT). En 1932, el Cortijo de la Jara había quebrado y los colectivistas arrendaron el cortijo y todos sus elementos de cultivo. Los caciques estorbaron cuanto pudieron, pero al fin firmaron un contrato de arrendamiento de 10 años y 18.500 pesetas de renta anual. Toda una fortuna, la colectividad tuvo que entramparse avalando con las casas de sus socios. La Jara tenía más de mil fanegas y una gran casa cortijo.

La sementera de cebada, trigo y habas del primer año, 1933-34, fue un calvario. Nadie quería fiarles la semilla y entre todos apenas pudieron reunir 1.500 pesetas, compraron semilla cara y mala. Eran mal vistos por los caciques, que les pusieron de mote “Los rusos de Gabia Grande”, que éstos llevaron con mucho orgullo. Fuera del cortijo ya no hubo trabajo para los miembros de la colectividad: “ya tenéis bastante con lo vuestro”, les decían socarronamente los caciques, que sacaron a más de 50 colectivistas de la beneficencia “ya que ya no eran pobres”. Pasaron mucha hambre, viviendo de fiado, comiendo “a pan y berza”, sintiendo vergüenza de no tener que comer. La cosecha del primer año fue regular. Consiguieron un préstamo de 30.000 pesetas, que tuvieron que invertir casi en su totalidad para pagar la renta del Cortijo.

La sementera siguiente fue mejor. La seriedad de unos hombres que habían saldado todas sus deudas y pagaban tan bien les abrió el crédito de los comerciantes. La adversidad y las burlas habían fundido en un solo bloque a la colectividad entera. En 1934 hubo 3 vagones de abono fiado y una buena semilla de trigo de regadío recio y seleccionado. El tesón, el ingenio y el duro trabajo de todos los colectivistas culminaron con una gran cosecha en 1935. Trabajaban todos a una y así, poco a poco iban progresando, con buena gestión, dedicación y esfuerzo. Salieron adelante, obteniendo excelentes resultados. Este grupo de trabajadores humildes provocaron la envidia de los caciques locales, y la admiración general. La experiencia cooperativista fue recogida en mayo de 1936 en el periódico “El Obrero de la Tierra”, de la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (FNTT), en una crónica de Ricardo Zabalza “Los rusos de Gabia la Grande o el triunfo colectivista. Milagros de la fe socialista de unos campesinos españoles”.

Un año después, el demonio de la guerra acabó con esta colectividad, única en la provincia de Granada. La última reunión de los socios del Cortijo tuvo lugar el día 20 de Junio de 1936. Con la llegada de la guerra, los caciques les quitaron todo: la cosecha que guardaban en un almacén, los carros, las mulas, etc. Muchos fueron duramente represaliados durante y en la posguerra. Los franquistas fusilaron a 12 colectivistas de un total de 210:

Manuel Gil Sánchez, administrador y presidente de la Jara, 51 años. Agricultor. Casado, 5 hijos. Fusilado en el Cementerio de Granada el 24/8/1936. Su hijo de 19 años Antonio Gil Delgado fue fusilado en el mismo lugar, 2 días más tarde.
Salvador Alcoba Pertíñez, secretario, 40 años, administrativo. Soltero. Fusilado en el Suspiro del Moro. El 23/9/1936.
Salvador Jerónimo Polo, 28 años. Obrero agrícola. Soltero. Fusilado en Alcalá la Real el 6/10/1936.
Manuel González Rodríguez, 35 años. Obrero agrícola. Soltero. Fusilado en Armilla el 30/8/1936.
Manuel Sánchez Beltrán, 31 años. Obrero agrícola. Casado, sin hijos. Fusilado en La Zubia en Agosto de 1936.
Antonio Sánchez Beltrán, 35 años. Obrero agrícola. Casado, 4 hijos. Fusilado en Suspiro del Moro el 4/8/1936.
Félix Izquierdo Torres, 35 años. Tejero. Casado, 3 hijos. Fusilado en Suspiro del Moro el 4/8/1936.
Pablo Beltrán Reina, 38 años. Obrero agrícola. Casado, 5 hijos. Fusilado en Suspiro del Moro el 23/9/1936.
José García Capilla, 33 años. Obrero agrícola. Casado, 5 hijos. Fusilado en Suspiro del Moro el 12/8/1936
Manuel Canalejo Muñoz, 37 años. Obrero agrícola y albañil. Casado, 1 hijo. Fusilado en Suspiro del Moro el 4/8/1936.
Pablo Martín García, 34 años. Obrero agrícola. Casado, 4 hijos. Fusilado en Suspiro del Moro el 12/8/1936.
José Polo Martínez, 26 años. Obrero agrícola. Soltero. Fusilado en el Cementerio de Granada el 24/8/1936.


Documentos: Historias Desenterradas. Las Gabias, 1936 por Manuel Izquierdo Rodríguez, nieto de Félix Izquierdo Torres


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ