TEODORO OLARTE AIZPURU, presidente REPUBLICANO de la comisión gestora de la Diputación de Álava, ASESINADO por los franquistas en Bayas (Burgos), en 1936

Teodoro Olarte Aizpuru word pressTeodoro Olarte Aizpuru nació en Vitoria. Padre de 4 hijos, era industrial, copropietario de una importante empresa panificadora en Vitoria. La llegada de la República en 1931 coincidió con su elección como concejal de su localidad natal por el Partido Republicano Autónomo Alavés. En marzo de 1932 sustituyó a Martínez de Aragón en la Comisión de Estatuto compuesta por miembros de las Gestoras y de los Alcaldes, según acuerdo del 15 de diciembre de 1931. Presidió la Asamblea de Municipios Vascos, celebrada en Vitoria el 6 de agosto de 1933. Formó parte de la Comisión pro Estatuto, constituida según lo acordado en dicha reunión de Vitoria.

Trató de resolver al problema de la articulación territorial de España mediante el sistema de Estatutos de Autonomía elaborados por iniciativa de los territorios que aspiraban a su autogobierno, y se adelantó en proclamar la renuncia a la guerra como instrumento de política internacional. Entre 1931 y 1934 presidió la comisión gestora de la Diputación de Álava, cargo que volvió a desempeñar entre febrero y julio de 1936, entonces como miembro de Izquierda Republicana, tras el paréntesis provocado por la suspensión de los cargos locales y provinciales después del triunfo de la CEDA en las elecciones de 1933 y los sucesos revolucionarios de 1934. Su labor se caracterizó, recordó, «por su preocupación por el avance de la provincia, por su desarrollo y por su modernización». El propio Olarte aseguró tras su nombramiento como máxima autoridad alavesa «que actuaría con toda imparcialidad y que sería tolerante con las ideas de todos».

Al estallar la Guerra de España en julio de 1936, fue detenido el mismo día de la sublevación militar. Un amigo, el Sr. Santa Olalla, intercedió por él y gracias a su aval salió de la prisión para quedar en arresto domiciliario. No duró mucho este arresto; el 17 de setiembre fue detenido en su casa, trasladado al Gobierno Civil y de allí de nuevo a la cárcel donde fue torturado. Su hijo Juan fue también arrestado en esta ocasión. Al día siguiente, en una saca de presos, fue trasladado a Bayas, cerca de Miranda de Ebro, siendo fusilado en la madrugada del 18 de septiembre junto a otros tres vitorianos más, un empleado del Banco de Vitoria, apellidado Luna, un músico del que se desconoce el nombre, y otra persona más.

La familia presentó una denuncia ante el juzgado de Vitoria por su desaparición, contestando éste que el citado había fallecido de muerte violenta y no hubo más investigaciones sobre su fallecimiento. Ni siquiera sirvió de nada la mediación del obispo Múgica para celebrar sus funerales religiosos ya que estos fueron prohibidos por el Gobernador.

También fueron asesinados los miembros de la Comisión Gestora Provincial de Álava Daniel Díaz de Arcaya, Antonio Díaz Moreno, Modesto Manuel Azcona, Serviliano Etcheverry, Primitivo Herrero, Casto Guzmán, Gillermo López Ozaeta y José Placer.

Su crimen: la defensa de un régimen que la voluntad popular hizo salir de las urnas y que el ejército insurrecto ahogó en sangre. Por ello existe una deuda colectiva en la recuperación de la memoria histórica de esta figura, junto a la de todos y todas las que sufrieron la represión fascista. Cumpliendo con el mandato de las Juntas Generales se ha hecho entrega de la Medalla de Oro de Álava a título póstumo a Teodoro Olarte. Esta distinción le ha sido otorgada «como reconocimiento a su defensa de la democracia, la libertad y la legalidad constitucional en Álava.


Documentos: Norte Exprés. Auñamendi Eusko Entziklopediara. Errepublika


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidadosFIRMA Y COMPARTE AQUÍ