LORENZO BUENO REOJO, El último nombre, Destino: Mauthausen

Lorenzo Bueno Reojo word pressCientos de personas siguen buscando información sobre sus seres queridos que, abandonaron España obligados por el avance franquista. Se calcula que medio millón, atravesó los Pirineos creyendo que dentro de poco tiempo podrían volver tras el triunfo de las llamadas democracias occidentales. Craso error, los gobiernos vencedores de la contienda mundial creyeron que no estaba tan mal mantener el régimen franquista, a pesar de los crímenes contra la humanidad y del genocidio a que sometió al pueblo español.

Uno de ellos se llamaba Lorenzo Bueno Reojo, natural de la localidad toledana de San Martín de Montalbán. Nació en 1910, contrajo nupcias con Zoila Manzanilla Muñoz. Del matrimonio nacieron Leandro, Vicente (padre de Victoria) y Encarnación. Victoria comenzó a investigar sobre el paradero de su abuelo Lorenzo fallecido en Gusen, satélite de Mauthausen, en 1941. Su nieta se fijó que en el metro de Berlín figuraba en algunas paradas los nombres de algunos campos de concentración cercanos a esta capital, como el de Ravensbück o el de Sachsenhausen. Y ese día pensó que la pista de su abuelo se había perdido en Alemania y quizá terminó deportado a uno de ellos durante la 2ª Guerra Mundial.

«Mis padres y mi abuela sólo sabían que había fallecido en Alemania, nada más». Y Victoria comenzó a investigar por internet en 2004 buscando algún dato más: Se encontró con una lista de reclusos de Mauthausen escrita a mano. Vió el nombre de un ciudadano natural de su localidad cuyos apellidos “le sonaban”, aunque no eran los mismos que los de su abuelo, el primer apellido no coincidía del todo. En el listado que elaboró Isabelo Herrero allá por el otoño de 2001 aparecía con el apellido Romero, también en el listado del CEIBM (Centre d’Estudis d’investigació histórica Baix Maestart/Montsiá). En el trabajo de los historiadores Benito Bermejo y Sandra Checa los apellidos eran Romero Rojo, pero su nieto seguía sintiendo que quien allí se relacionaba era su abuelo. Después de contactar con Cruz Roja Internacional, Victoria se puso en contacto con el Foro por la Memoria de Toledo, indagaron en archivos, y ella y sus hermanos hablaron con vecinos de San Martín de Montalbán y con el alcalde para confirmar que su abuelo había sido el único deportado del pueblo, en el que residió durante algunos años.

«No sabemos demasiado, sólo que le detuvieron en Barcelona en 1938 y un año antes vino a conocer a su hija. Es la última vez que se le vio». Victoria tiene datos que confirman «que se lo llevaron a Francia» y la siguiente pista le sitúa en el campo de prisioneros o stalag de XI-B de Fallingbostell, donde ingresó con el número 44.281. Las cifras completan el rastro: Fue internado en Mauthausen el 8 de septiembre de 1940, en esos primeros convoyes de deportados españoles, y recibió el número de matrícula 4.367. Cinco meses más tarde, el 17 de febrero de 1941, ingresó en Gusen, el campo anejo donde se exterminó a la mayoría de los españoles. Allí se le dio el número de matrícula 10.965. Más de un año estuvo Lorenzo en estos campos, más de un año de cautiverio. El deportado 10.965 fue asesinado el 15 de septiembre de 1941. Y ahí acabó todo. Su nieta no sabe de qué murió, prefiere no imaginárselo.

Aun así, Victoria y sus tres hermanos visitaron Mauthausen y Gusen en 2008 para conocer estos espacios conmemorativos abiertos al público desde hace años. «Allí en el crematorio dejamos un papel con el nombre de mi abuelo». Fue el pequeño homenaje de una familia que tenía una deuda con Lorenzo, casado con Zoila Manzanilla, que dejó húerfanos a tres hijos pequeños.

Sin nombre. Lorenzo no figura en la placa del monolito a las víctimas toledanas de los campos nazis a pesar de que en su partida de nacimiento figura Toledo y su paso por la inclusa. A su nieta Victoria le gustaría que lo añadiesen, tal y como se comprometió el anterior equipo de Gobierno municipal, y tiene pensado retomar la petición e intentar hablar con la alcaldesa para que Lorenzo Bueno también reciba su homenaje.


Documentos: La tribuna de Toledo (Marta García). Federación Estatal de Foros por la Memoria (Emilio Sales Almazán)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidadosFIRMA Y COMPARTE AQUÍ