AGUSTÍN JOAQUÍN ARROYO ALFARO, SOCIALISTA y REPUBLICANO, y su hermano JOSE MARÍA, ASESINADOS y DESAPARECIDOS por falangistas en Pamplona en 1937

Agustin Joaquin Arroyo Alfaro word pressAgustín Joaquín Arroyo Alfaro era hijo de Bernardo, guarnicionero, que falleció en accidente laboral en la azucarera de la Rochapea, y de Consuelo. Hacia 1909 se trasladaron a Pamplona. Agustín era alférez de complemento por su condición de licenciado, y en Pamplona ejerció el mismo oficio que su padre. Contrajo matrimonio con María Dolores Valois Cortés con la que tuvo 2 hijos, Joaquín y María Dolores. En 1932 y 1933 fue nombrado contador de la junta directiva de la sociedad «Unión de Inquilinos», en la que figuraban notorios Republicanos y socialistas. Perteneció a la Agrupación Socialista de Pamplona y fue nombrado secretario de su junta directiva en 1935.

También desempeñó este cargo en la Federación Socialista Navarra y en calidad de tal firmó el llamamiento «A los trabajadores de Navarra», que esa entidad hizo con la UGT con ocasión del 1º de Mayo de ese año. En junio de 1936 formó parte de la comisión encargada de recibir a 80 niños de Cáseda y Carcastillo (Navarra), cuyos padres, que trabajaban en el canal de las Bárdenas, llevaban 2 meses en huelga. Joaquín, era contable en una droguería en Pamplona, Casa Ardanaz, que todavía existe en la Calle Mayor pamplonesa.

Agustín Arroyo Alfaro, a sus 30 años, fue detenido en la droguería en septiembre de 1936 por esbirros de un tal Mariano Santesteban, conocido ejecutor en esos días, que luego, con los años abrió en Pamplona una tienda de objetos litúrgicos. Estuvo injustamente encarcelado en la cárcel de Pamplona durante 9 meses, hasta que en 9 de marzo del 37 le concedieron la libertad. Pero en la puerta exterior de la prisión estaban esperándole siniestros “falangistas”, que le volvieron a retener y le obligaron a montarse en una furgoneta con más reclusos y destino a un matadero a distante y desconocido (Etxauri, posiblemente) donde pereció asesinado y nunca más se supo de él. Podría ser que se resistió a subir al camión, fue asesinado en la misma puerta de la cárcel, por lo que no se sabe si su cadáver se enterró en Pamplona o en el lugar a donde iba el camión con él ya muerto en su interior.

José María, hermano de Agustín era mecánico y trabajador de Talleres Ezcurdia; tenía 23 años, estaba soltero y hacía el servicio militar. Cuando mataron a su hermano, comentó “esto no va a quedar así”, y no quedó. Corrió pareja suerte un mes más tarde por socialista y por ser hermano de Agustín. Al ir a preguntar por su hermano lo arrestaron sin causa y lo metieron en el calabozo. A los pocos días desapareció para siempre, sin que se nadie responsabilizara ni diera referencia alguna sobre su destino. Al día de hoy la familia sigue desconociendo el paradero de los restos mortales de ambos. La degollina que el franquismo supuso en Navarra, donde no olvidemos, no hubo frente alguno, supuso más de tres mil asesinados. Agustín y Jose María fueron 2 gotas más en el río de sangre que el Golpe franquista provocó en Navarra.

Cuenta Joaquín Arroyo Valois, hijo de Agustín, “la vergüenza que supone el abandono, la desidia, el silencio y ocultación de estos gravísimos crímenes, miles de familiares ocultados en campos, simas, cunetas y otros lugares, y que tantos años después aún siguen desaparecidos. Es una historia real vivida y guardada en la retina de mis ojos, vivida por mí mismo y mi sufrida familia. Los gestores de la voraz e insatisfecha derecha, nunca ha entendido, ni quieren comprender, que ya es hora de que sepamos dónde reposan los cuerpos de nuestros seres queridos, y poder darles un definitivo y digno asentamiento. Sé que no estoy diciendo nada nuevo, pues muchos de vosotros y vosotras, habéis pasado los mismos sufrimientos y penurias, pero es éste el recuerdo que quiero hacer en honor a todos nuestros desaparecidos y en nombre de todos vosotros. Un fuerte abrazo para vosotros y un encendido y sincero Viva la República”.


Documentos: Yo fui presa de Franco. Fundación Pablo Iglesias. Parque de la Memoria. Noticias de Navarra (Lola Cabasés Hita / Iñaki Porto)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ