NICANOR VILLAR MARTÍNEZ, maestro y alcalde REPUBLICANO de Mazaricos (La Coruña), cruelmente asesinado por los franquistas en 1936

Docentes orensanos word pressNicanor Villar Martínez nació en Redondela (Pontevedra) el año 1900 en la ciudad de Redondela. Era hijo del sastre Miguel, y de Celia. Hacia 1918 se casó con Ángela Amado Montes, tuvo 5 hijos: Ángela, Celia, Nicanor, Enrique y José. Estudió magisterio en la Escuela Normal de Pontevedra, trabajando de profesor en varias escuelas de su provincia. En 1927 fue nombrado para el colegio mixto de Chacín en el municipio de Mazaricos. En 1930 fue seleccionado para alcalde de Mazaricos hasta julio de 1931. Este año se preocupó de construir una casa para vivienda familiar y escuela, la cual hasta el momento era de alquiler.

En las elecciones municipales del 12 de abril de ese año, que dieron lugar a la República, Nicanor, que había militado en el Partido Radical de derecha moderada de Alejandro Lerroux, se afiliaría en la ORGA (Organización Republicana de la República Autónoma de Galicia), logrando acta de concejal y alcanzando el puesto de síndico, con la función de garantizar que todas las acciones municipales se hicieran cumpliendo con la legislación vigente, con el apoyo y el asesoramiento del secretario, sin embargo en el mes de junio renunció a su acta de concejal.

El 9 de febrero de 1933, un delegado del Gobernador Civil de A Coruña, nombrado por el ministro de Gobernación Santiago Casares Quiroga, (fundador de la ORGA, más tarde “Izquierda Republicana”), suspendió a todos los miembros de la Corporación de Mazaricos debido a supuestas irregularidades en el desempeño de sus funciones, y nombró un nuevo presidente presidido por Nicanor Villar Martínez. La influencia de los caciques locales logró revertir esta decisión en sesión plenaria del 16 de agosto de 1933, con la presencia del delegado del Gobernador Civil, finalizando la 2ª estadía de Nicanor Villar Martínez en la alcaldía de Mazaricos.

Tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de las Cortes en febrero de 1936, y el nombramiento de Casares Quiroga como Presidente del Consejo de Ministros, Nicanor Villar fue agregado a la “Escuela Nacional de Sordomudos de Madrid”. Cuando, a mediados de julio, tuvo lugar el levantamiento militar volvió a su ciudad natal. Allí fue capturado y encerrado en la cárcel de Redondela por el delito de ser amigo personal de Casares Quiroga. En una fecha inexacta de aquellos días después del golpe militar, fue sacado de la cárcel para llevarlo a Caldas de Reis: Era el fatídico “paseo”.

La señora Carmen de Estrella de la oficina de teléfonos, consiguió informar lo que estaba pasando a la familia de Nicanor, quienes inmediatamente salieron detrás del coche “fantasma”; desgraciadamente, la demora de unos pocos minutos fue suficientes para que, cuando los alcanzaron, el crimen ya se había cometido. Encontraron a Nicanor Villar con la cabeza destrozada en una cuneta de los alrededores de Pía de Casas-Bemil-Caldas de Reis (Pontevedra). Era el 18 de agosto de 1936. Tenía 36 años Su asesinato dejó a una viuda y 5 huérfanos en muy malas condiciones.

Nicanor Villar Martínez fue uno de los muchos maestros reprimidos y asesinados con el estallido de la Guerra Civil, por tratar de hacer que sus estudiantes tuvieran un pensamiento crítico que les ayudara a comprender mejor el mundo y la sociedad en que vivían. Al igual que D. Nicanor, muchos han participado en la política con más o menos éxito, pero casi siempre con la intención de mejorar las condiciones de vida de sus compañeros. Su dedicación y su muerte fueron un ejemplo para sus estudiantes y para las generaciones venideras.


Documentos: Que pasa na costa (Suso Jurjo, técnico de Cultura del Concello de Mazaricos)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ