El PAREDÓN de Llíria (Valencia) y la FOSA donde yacen los REPUBLICANOS ASESINADOS por los franquistas

Fosa cementerio LLiria word pressCuando se acabó la guerra empezó la carnicería. Las cunetas se llenaron de muertos. Los cementerios se llenaron de tumbas clandestinas. El exterminio de quienes “no piensen como nosotros” que predicaba el general golpista Emilio Mola se llevaba a cabo con una precisión de entomólogo. Aún hoy hemos de hablar de 150.000 personas desaparecidas. Aún hoy, las derechas siguen pensando que si sus padres y abuelos ganaron la guerra por qué no la van a seguir ganando sus hijos y sus nietos. Seguir leyendo