Los franquistas TORTURARON a 11 HOMBRES y 7 MUJERES en el Fuerte del Horror de Carchuna, 4 de ellos fueron ASESINADOS en Castell de Ferro en julio de 1947

Fuerte de Carchuna word pressDurante 1947, en la provincia de Granada sufrieron ejecuciones extrajudiciales distintos vecinos de Motril, Almuñécar, Almegíjar, Albuñuelas, Lentegí, Huétor Santillán, Trevélez, Pórtugos, Monachil, Pinos del Valle, Alcázar, Órgiva, Capileira, Jérez del Marquesado, Carataunas y Loja, entre otros lugares. Desde los inicios de 1946 actuaba la Agrupación Guerrillera de Granada. No era la única organización guerrillera que operaba en la provincia, pero sí la más poderosa, siendo la que intervenía en el término municipal de Lentegí.

De Lentegí habían sufrido ejecución extrajudicial a manos de la Guardia Civil, Vicente Fernández Cobo y Juan Ruiz Aneas, quienes, junto a otras 2 personas fueron asesinados el 4 de julio de 1947 y enterrados en una fosa del cementerio de Jayena. El 1º era padre del guerrillero José Fernández Villoslada “Nene”, y el 2º, hermano del guerrillero Francisco Ruiz Aneas. Pocos días más tarde, guardias civiles vestidos de paisano llevaron a cabo una amplia redada y detenciones en las cortijadas del municipio.

Comenzaron durante la medianoche por la de Aguas Blanquillas, deteniendo a José Fernández Villoslada, a Dolores Villoslada Ruiz, a su hijo Miguel Fernández Villoslada, a su hermano José Villoslada Ruiz, así como a Vicenta Aneas Moya, y a su hijo Antonio Ruiz Aneas. Todos miembros de la misma familia. Posteriormente en la cortijada de Guadarjama, detuvieron a la familia formada por Alejandra Aneas Moya, Antonio Pretel Cano y el hijo de ambos, Antonio Pretel Aneas. En la cortijada de los Vitos, detuvieron al matrimonio formado por Carmen Alaminos Alaminos y Antonio Miguel Medina Franco. Seguidamente se llevaron a Manuel Guerrero Navarro y a su padre, Antonio Guerrero Alaminos de un sembrado donde trabajaban. Por último, en cortijo del Molinillo detuvieron a la familia, formada por María García, Juan Villoslada Guerrero, y los hijos de ambos, María y Juan Villoslada García.

Las 18 personas, 7 de ellas mujeres, fueron trasladados en camión al Fuerte de Carchuna, (Motril, Granada). Este lugar era utilizado como centro de apaleamiento y tortura, para que no se oyeran los gritos de sufrimiento de los detenidos durante los interrogatorios. Encarnación García Moreno, cuyo padre Emilio García Sabio fue fusilado con otras 10 personas el 1 de agosto de 1947 cerca de Gualchos, informó que antes del fusilamiento estuvieron recluidos en el fuerte, siendo igualmente allí torturados.

Vicenta Aneas Moya temblaba continuamente por la paliza tan grande que le dieron en Carchuna. Manuel Guerrero Navarro contó su apaleamiento en la espalda con un vergajo, querían que aceptara que había alimentado a guerrilleros. A los 2 días, llegaron detenidos Angustias Arellano Arellano y su esposo Antonio Guerrero Navarro, hermano de Manuel. Angustias estaba embarazada y daría a luz en la cárcel de Granada, y Antonio también fue encarcelado.

El 26 de julio de 1947 hubo 4 fusilados extrajudicialmente frente a una tapia en las proximidades de Castell de Ferro (Granada). Tres de ellos eran José Villoslada Ruiz, Miguel Fernández Villoslada y Antonio Miguel Medina Franco. La identidad de la 4ª persona es aún desconocida. Una de las personas obligada a llevarlos a lomos de animal al cementerio contaría que nunca pudo olvidar la imagen del joven de 18 años Miguel Fernández Villoslada, el cual llevaba luto por el reciente fusilamiento de su padre, parecía que lo miraba con los ojos abiertos. Después los enterraron en una fosa común. Diez de los otros detenidos fueron trasladados a la cárcel.

El teniente de la guardia civil Francisco Morales Rodríguez, que había actuado juez instructor en el procedimiento judicial tras los asesinatos, perdió la vida solo 4 días más tarde en un enfrentamiento con la guerrilla en un cortijo de Los Tablones. En el encuentro murieron 2 guerrilleros y el dueño del cortijo. La represalia franquista consistió en la ejecución extrajudicial de otro guerrillero y 10 vecinos de Motril el 1 de agosto en las proximidades de Gualchos; entre ellos había 2 mujeres, una de ellas embarazada, y un adolescente. Antes también pasaron por Carchuna.

El daño sufrido por las víctimas de la represión, como las mencionadas aquí del pueblo de Lentegí, fue inmenso. Es necesario recordar su sufrimiento y conocer la verdad de lo sucedido. Quedan pendientes la reparación y la justicia, así como las garantías de no repetición de lo que hizo la dictadura. Objetivos irrenunciables por los que hay que seguir luchando. La Asociación 14 de Abril Costa ha organizado un acto de recuerdo y homenaje a los 4 vecinos de Lentegí fusilados. Ha participado el Ayuntamiento de Gualchos Castell, representado por su alcaldesa, Antonia Antequera, y familiares de las víctimas.


Documentos: El Independiente de Granada (José María Azuaga y Jacqueline López Ligero). ARMH 14 Abril, Recuperación de la Memoria Histórica en la Costa de Granada (incluyendo imagen)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ