ABILIO BAÑUELOS TERÁN, maestro de Burceña de Mena (Burgos), ASESINADO a garrote vil por los franquistas en 1939

Abilio Bañuelos Teran word pressAbilio Bañuelos Terán, había nacido en 1912 en el pueblo burgalés de Quintanas capital del municipio de Valle de Valdelucio (Burgos). El 9 de enero de 1935 tenía el certificado del título de magisterio expedido en León. El 5 de enero de 1935 fue nombrado maestro nacional en Burceña de Mena. Estaba afiliado al PSOE de Mena desde enero de 1936 y a la Federación de Enseñanza FETE (UGT). Al iniciarse la guerra, como muchos jóvenes meneses, este jóven maestro se alistó en las milicias y fue teniente del Batallón 124 de la Columna Villarías.

Entre los tenientes que fueron en abril de 1937 destacan varios que eran de las Merindades como Abilio: Alejandro Angulo Ochoa de Montejo de San Miguel (Tobalina), Pedro San Martín Miranda de Quintanilla de Montecabezas (Cuesta Urria), Bernardo Umarán Martínez de Nava de Ordunte en Mena, Alberto Cereceda García de Trespaderne, Daniel Gómez Sainz de Quisicedo (Sotoscueva) y Pedro Diego Fernández de Gijano de Mena. Abilio era teniente de la sección de máquinas de acompañamiento del Bon. 124, según la nómina de abril de 1937. El 9 de abril de 1937 solicitó su ingreso en la escuela de pilotos de aviación. También fue mando del Batallón 130.

En Santander, con la debacle del ejército Republicano del norte, fue apresado por los franquistas. Ingresó en la Prisión Central de Burgos el 3 de septiembre de 1937. Por una ley del 8 de noviembre de 1936, los franquistas crearon en cada provincia una Comisión Depuradora del Magisterio Nacional que abrió a todos los maestros y las maestras un «Expediente de Depuración». A Abilio se le condenó a inhabilitación perpetua el 4 de abril de 1939 por extremista durante la “dominación roja”.

En su expediente, el alcalde del ayuntamiento de Mena (Máximo Rozas), habló de las malas relaciones del maestro con las autoridades, que se mezclaba con los obreros haciendo propaganda extremista en grado mayor. Lo consideraba asesino, ladrón y antiespañol. Le acusó de haber sido comisario político. El alcalde pedáneo de Burceña (Manuel Torre) contó que Bañuelos se mezcló en asuntos con los obreros haciéndoles promesas que nunca se podrían realizar. Que era socialista y presidente de una agrupación. Nunca pisó la iglesia. Leía el periódico El Liberal de Bilbao. Según el alcalde era lo más detestable que cabía en España.

La guardia civil de Villasana (Alfredo Lerma Rodríguez) en octubre de 1937 informó que este maestro actuó en primera fila desde los primeros momentos del movimiento al lado de los rojos, le consideraba autor material de actos vandálicos cometido en el Valle de Mena: robos, amenazas, profanación de templos y reliquias. Considerándole como la persona más detestable de la España nueva. Valoró su conducta religiosa como lo nunca visto, no podía ser más lamentable como persona humana. El cura encargado de Burceña (Elías Torre) en Octubre de 1937 dijo que este señor ha sido teniente de los rojos y comisario de guerra, no le consideraba maestro digno por que se ocupaba de todo lo malo menos de su obligación y le consideraba irreligioso.

La implacable justicia franquista no permitió su defensa ni en tiempo, ni en esencia. El 24-1-38 desde la prisión de Burgos, Abilio firmó un pequeño escrito (que reproducimos) contestando el pliego de cargos en el que dice que todos los cargos que se le imputan son inciertos, excepto haber sido teniente y comisario de guerra y miembro de la FETE-UGT.

Condenado a pena de muerte por “adhesión a la rebelión” el 17 de enero de 39 fue ejecutado a garrote vil el 26 de octubre de 1939 en presencia de varias autoridades y de 3 vecinos que se prestaron voluntarios, Manuel Torre, Félix Campo y Casimiro Ruiz. Pocas veces se dilataba tanto la ejecución de una sentencia de este tipo; en el este caso ello se debió a la tardanza en la recepción del “enterado” del “Caudillo”. Otra crueldad más.


Documentos: Las Merindades en la Memoria. Fundación Pablo Iglesias


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ