MARÍA VÁZQUEZ SUÁREZ, maestra REPUBLICANA y SOCIALISTA, ASESINADA por los franquistas en Miño en 1936

Maria Vazquez Suarez word pressMaría Vázquez Suárez, hija de Joaquín y Andrea, nació en Santiago de Compostela en 1895, se graduó en 1913 en la Escuela Normal de La Coruña. En 1918 obtuvo plaza de maestra en la escuela de niñas de Pobra do Caramiñal ejerciendo durante 12 años. En 1929 obtuvo plaza en la escuela número 2 de Miño, recuerdan que era una mujer sensible y comprometida con el alumnado. En la escuela, un pequeño habitáculo del 2º piso de la antigua Casa Consistorial, María desplegó los postulados pedagógicos humanistas y laicistas de la II República.

Fue alentada a la ‘vida pública’ por su padre, Joaquín Vázquez Fernández, un militar retirado ascendido a capitán de sus servicios en la guerra de Cuba, que vio en su hija una gran oradora y defensora de la libertad. Es en esta etapa cuando empezó a frecuentar los ambientes Republicanos y, con la llegada de la República, se identificó con la reforma pedagógica de la nueva escuela. Asistió a cursos de perfeccionamiento en La Coruña y organizó muchas excursiones escolares a fábricas, monumentos y lugares de interés. Paralelamente desarrolló su labor política y sindicalista, muy activa en la agrupación socialista de Miño, realizó su primera intervención en un mitin político en 1932, fue la primera mujer que habló en público en Miño. Compaginó la enseñanza con el compromiso político, volcado en la defensa de los derechos de la mujer.

Su participación en las campañas y mítines fue constante con discursos centrados en las políticas educativas y en la defensa de los derechos de las mujeres. Estuvo en contacto con numerosas agrupaciones femeninas, como la Liga internacional de mujeres ibéricas e Hispano americanas y la agrupación femenina Republicana. En 1933 se afilió a la FETE llegando en 1935 a ocupar el cargo de vicetesorera, en ese mismo año formó parte de la agrupación socialista de Pontedeume. En octubre del 33 participó en la fundación del PSOE de Miño.

En el momento del golpe militar María estaba en La Coruña, donde fue arrestada a principios de agosto, acusada entre otras cosas, de defender la escuela laica y el amor libre, y además de enterrar a su madre sin un rito católico. Fue calificada de “elemento peligrosísimo”. El 14 de agosto fue despedida como maestra. Fue trasladada a la prisión de Pontedeume donde padeció torturas; a su padre nunca le permitieron verla para darle ropa o comida.

En una saca realizada la madrugada del 19 de agosto del 36, fue fusilada en una playa de Miño junto a otros presos. Estando el pelotón formado para disparar, la maestra increpó a sus asesinos cuando quisieron matarla por la espalda, plantándoles cara les gritó: “cobardes, sed valientes y disparad de frente a una mujer”. Su casa fue saqueada y sus libros quemados.

Balbina Somorrostro aún se emociona al recordar su último encuentro con la maestra de Miño María Vázquez Suárez. Fue en el transcurso de una visita a su padre a la cárcel de Pontedeume. “Doña María estaba asomada a la ventana, cuando me vio empezó a mover las manos y me lanzó un beso. Un militar entró y la empujó, creo que la tiró. Ya no la volví a ver. La mataron al día siguiente”.

“Unos días después un falangista nos dijo, ‘¿veis estos zapatos manchados de sangre?, pues es la sangre de vuestra profesora, la maté yo mismo’. No olvidaré nunca sus palabras, me han despertado muchas veces de noche”. A Balbina le dio clases una maestra de la vieja escuela, Rosario, que vivía muy cerca de María. “Sus casas estaban casi frente a frente”. Dos modelos de enseñanza antagónicos en frágil equilibrio puerta con puerta. “Mi maestra solo quería que fuésemos al catequismo, a mí me echó de clase porque mi padre era rojo”.

Tras el asesinato de María, su padre fue obligado a salir de Miño, con más de 60 años. Cayó en una depresión que lo mantuvo alejado de la sociedad hasta su muerte.


Documentos: Wikipedia. PSOE Coruña. Ás Vítimas do Franquismo en Sober (Veraopaula). La Opinión A Coruña (Antáres Pérez)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ