MANUEL RICARDO SENDER GARCÉS, alcalde REPUBLICANO de Huesca, VILMENTE ASESINADO por CRIMINALES franquistas en 1936

Manuel Ricardo Sender Garces word pressManuel Sender Garcés, hijo de José y Andrea, nació en Alcolea de Cinca, 1905, hermano menor del escritor Ramón José Sender. Estudió en el Instituto de Enseñanza Media de Huesca, y se licenció en Derecho por la Universidad de Zaragoza. Se trasladó durante un tiempo a Madrid como pasante en el despacho del abogado político altoaragonés Pío Vicente de Piniés, retornando en 1928 a Huesca par ejercer la profesión y participar en las tareas familiares, su padre había enviudado ese año y tenía 6 hermanos menores.

Vinculado con el Partido Radical, pasó a Acción Republicana y luego a Izquierda Republicana. Con 27 años, accedió a la alcaldía de Huesca, tras la dimisión del alcalde Jesús Abad. Sender trató de aplicar un programa reformista Republicano nacional y local. Permaneció en el cargo hasta octubre de 1934. Retornó al cargo en 1936, esta 2ª vez sabía que el municipalismo era una de las bases de la República, que en España no se introduciría realmente el nuevo régimen hasta que llegara su programa a todas las poblaciones. Estaba convencido de que los cambios que iban a llegar tanto entre los poderes nacionales como los locales repercutirían directamente en la vida de la sociedad, cambiándola y dinamizándola hasta alcanzar una armonía en donde todos los habitantes del país se considerarían simplemente ciudadanos, y no súbditos.

Sender tenía una concepción ideal del Republicanismo, encontrando en Azaña una vía política Republicana que atendía a su lado humanista y social, que se acogía a las medidas y teorías sociales y políticas de la izquierda sin aceptar las consignas marxistas, porque se consideraba tan obrero como burgués, ofreciendo a las nuevas generaciones una novedad y una frescura que se materializaban en la Constitución de diciembre de 1931. En abril presentó su dimisión por motivos personales siendo sustituido en el cargo por Mariano Carderera, último alcalde Republicano de la capital.

Fue compromisario para la elección del Presidente de la República. Su filosofía y práctica se vieron arrumbados al olvido con la Guerra de España, que Manuel, como muchos otros hombres y mujeres de su generación, simbolizó con su vida. Fue y es un hombre de peso en la política y entre el pensamiento político de su época y tiempo que terminaron abruptamente con su asesinato bajo las balas de un fusilamiento franquista. Manuel Sender Garcés fue un hombre dedicado a los suyos, entregado a la causa de las personas desde las más cercanas a la de los ciudadanos comunes, sus conciudadanos oscenses, por algo fue alcalde de esta ciudad.

Tuvo la oportunidad de escapar, pero como tantos “no había hecho nada, por lo que nada debía temer”. A Mariano Carderera, Manuel Sender y Mariano Santamaría se los llevaron al Cuartel de la Estación para ser fusilados en la madrugada del día 13 de agosto de 1936. En aquel momento se fusilaba por parejas, los llevaban maniatados con alambres o cuerdas de 2 en 2 por lo que tuvieron que coger a un cuarto reo, Miguel Sauras Serveto, cenetista de Benasque que trabajaba en Cerler de Barrenero. Había sido enviado por sus compañeros a la capital para que les informara de los acontecimientos del 18 de julio. Vino con una hija pequeña para que de paso viera la ciudad, pues no había estado nunca.

Sender encaró los fusiles de falangistas a los que llamó por su propio nombre, fiel a los postulados de Izquierda Republicana. Su mujer, la francesa Marcelle Haurat, se salvó de milagro. El ayuntamiento de la capital oscense junto al Colectivo Ciudadano de Huesca y CNT, rindieron homenaje el 23 de agosto de 2016, en el “Memorial a los fusilados en Huesca”, a los alcaldes y concejales de Huesca asesinados durante la guerra civil en el patio del edificio del consistorio, donde se colocó una placa en su recuerdo. En el muro del cementerio, vertical como una silueta enfrenta los fusiles, y transparente para que penetre el aire que aviente las exigencias de justicia y libertad por todos los caminos. En su interior se disponen 2 planchas de aluminio, de 12 mm., donde están escritos, en orden alfabético, los nombres de todos los fusilados, 548, tanto en la tapia del cementerio, como en otros lugares de la ciudad.


Documentos: República Huesca (CopyLeft Círculo Republicano “Manolín Abad”). Wikipedia. Con Nombre & Apellidos. Gran Enciclopedia Aragonesa


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ