ÁNXEL CASAL GOSENXE, último alcalde REPUBLICANO de Santiago de Compostela, ASESINADO por una partida de franquistas en Teo, La Coruña, en 1936

Anxel Casal Gosende word pressÁnxel Casal Gosende nació en La Coruña en 1895. Desde muy pequeño ayudaba a su familia en la fonda que tenían en la plaza de María Pita. En 1909 emigró a Buenos Aires donde estuvo trabajando durante 2 años. Volvió a La Coruña y encontró trabajo en el consulado de Francia. Debido a la precariedad económica emigró esta vez a Burdeos, pero regresó a los pocos meses. En 1920 se casó con María Miramontes, una activa mujer en la vida intelectual y política gallega, y estrecha colaboradora de su esposo en las tareas editoriales y culturales.

María, también después, como viuda y exiliada, merece reconocimiento frente a los interminables años de olvido interesado que sepultaron la vida y obra de tantos intelectuales y políticos gallegos de distinto signo, y que intentaron hacer una Galicia mejor. El joven matrimonio abrió una tienda de tejidos para sobrevivir, pero con poco éxito y María, que era costurera, además de su activismo infatigable, tuvo que esforzarse para mantener a la pareja. Fue el promotor, junto con su esposa, y primer maestro de la escuela de la enseñanza gallega (galleguista y laica) de las Irmandades da Fala de La Coruña, la primera que utilizó oficialmente el gallego (1926-1931).

En noviembre de 1924, en colaboración con Leandro Carré Alvarellos, fundó la Editorial Lar, que representó el verdadero comienzo de la novelística gallega, pues creó una colección de breves novelas mensuales, cuya tirada era de 3000 ejemplares. Abrieron la colección con un título de Wenceslao Fernández Flórez, A miña muller. La colección resultó un verdadero éxito editorial. Compraron imprenta propia y empezaron a editar el órgano galleguista oficial de las Irmandades da Fala, A Nosa Terra, que jugaría un gran papel en la defensa de la causa nacionalista, y que con el tiempo sería el órgano oficial del Partido Galleguista del que Anxel era miembro desde su creación.

En 1927 fundó la Editorial Nós. La revista Nós se había fundado en Orense en 1920, y a partir del número 16 se había empezado a imprimir en Pontevedra en busca de menores costes. El nombre completo de la editorial era «Nós, Pubricacións Galegas e Imprenta». Toda su actividad estaba relacionada con la cultura de Galicia. También publicó El Momento, un periódico vespertino, y la mayor parte de las publicaciones del Instituto de Estudios Gallegos. Casal también era un miembro muy activo del Conservatorio de Arte Gallego de La Coruña, con el que colaboró en la puesta en escena de varias obras de teatro gallego. En 1930 fundó el periódico republicano El Momento, que por falta de apoyo sólo duraría 14 números y arrastraría a Nós casi a la quiebra.

Proclamada la República, en agosto de 1931 se trasladó a Santiago de Compostela para tratar de salvar la editorial. Allí continuó imprimiendo y colaborando con diversas iniciativas republicanas, galleguistas y sindicalistas. Fue el editor e impresor de las revistas vanguardistas Claridad (1934) y Ser (1935) y promotor de la Asociación de Escritores de Galicia, creada en abril de 1936 y truncada por la guerra civil.

En febrero de 1936, tras la victoria del Frente Popular, fue elegido alcalde de Santiago de Compostela desde febrero de 1936 hasta su asesinato. Ánxel Casado también fue vicepresidente de la Diputación de A Coruña, y jugó un gran papel en favor del Estatuto de Autonomía de Galicia, ya que fue miembro del Comité Central de Autonomía Gallega, y uno de los comisionados para ir a Madrid para entregar el texto del Estatuto.

Tras la sublevación militar del 18 de julio escapó hacia la parroquia de Vilantime, en Arzúa. Tenía 41 años cuando fue detenido el 4 de agosto, y asesinado extrajudicialmente por una partida de franquistas el 19 de agosto de 1936 en Teo (A Coruña). Su cuerpo apareció el 19 de agosto en un foso de la carretera de la parroquia de Ribeira-Cacheiras, marcado hoy con un pequeño monumento. Una biblioteca pública de Santiago lleva su nombre, así como algunos centros educativos.


Documentos: Wikipedia. Nueva Tribuna (Eduardo Montagut)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ