RAFAEL BATTESTINI GAULP, prestigioso médico, CATALANISTA, REPUBLICANO, católico convencido, FUSILADO por los franquistas en Tarragona en 1939

Rafael Battestini Gaulp word pressRafael Battestini Gaulp nació en Barcelona en 1886, primogénito de Nicolás de origen corso nacido en Puerto Rico y de Josepa Galup, de Calella con antepasados polacos. Sus hermanos eran Isabel y Nicolás (ese último fue diputado por el Parlamento de Cataluña, con anterioridad al estallido de la Guerra de España). Discípulo de August Pi i Sunyer, ganó por oposición una plaza de alumno interno, licenciándose en Medicina en 1909 y entrando al servicio de Medicina General en el Hospital de Santa Cruz.

Entre 1909 y 1919 fue médico en Calafell y la Espluga de Francolí, donde además supervisó el Balneario de las Masías, en ese momento propiedad de su colega Barcelonés,Salvador Roca Ballber. En 1911, a raíz de una epidemia de cólera, fue comisionado en Vendrell. En 1920 trabajaba en El Catllar, donde contrajo matrimonio con Dolores Tutusaus y Ventosa, natural de Calafell. Publicó artículos en los Anales de la Academia Laboratorio de Ciencias Médicas de Cataluña y Baleares y en la Revista de Medicina Clínica. Militante del Sindicato de Médicos de Cataluña, Rafael Battestini era un entusiasta directivo de la Cooperativa de Consumo del Colegio de Médicos de Cataluña. En 1923 tomó posesión de su cargo en el Hospital de Sant Pau y Santa Tecla de Tarragona, el 24 de marzo del año siguiente fue nombrado director de este centro.

Estaba muy comprometido con su disciplina. En 1934, organizó un curso monográfico sobre las fiebres de Malta, en el que intervinieron grandes maestros de la Medicina catalana como Agustín Pedro Pons, Pedro Domingo Sanjuan, LLuís Sayé, Antoni Trias Pujol y Joaquim Vilardell. Junto con su hermano investigó las fiebres de Malta con azul de metileno. En el hospital de Santa Tecla, inició un trabajo de remodelación y modernización de los espacios del centro médico. Investigó sobre la apendicitis, helmintiasis infantil y tuberculosis.

Fue un ferviente militante catalanista, miembro de Acción Catalana, donde fue uno de sus principales ideólogos encTarragona, donde fue uno de los líderes del partido, aunque nunca ocupó cargos políticos. Como director del Hospital de Santa Tecla y católico practicante, trató con prelados como el cardenal Vidal Barraquer y los canónigos Isidro Gomá, más tarde Primado de España, y José Cartanyà, posteriormente, Obispo de Girona.

Durante la Guerra, Rafael Battestini se arriesgó personalmente salvando perseguidos y acompañándolos hasta La Jonquera. Esta actuación provocó que los activistas de la FAI le obligaran a dimitir como director del Hospital de Sant Pau y Santa Tecla en 1939, fecha en la que la Generalitat lo destituyó. Entonces abrió una consulta médica en la calle Méndez Núñez de Tarragona, ubicando su residencia fuera de la ciudad, en Vilallonga. Con la entrada de las tropas nazionales en Tarragona, se trasladó a la ciudad de Barcelona presionado por amistades.

Finalizada la guerra retornó a Tarragona. Una de las personas que le debía la vida lo denunció debido a su catalanismo. A pesar de que durante la República se mantuvo relativamente al margen de la política activa fue detenido. Un tribunal militar le condenó a muerte. Fue largamente visitado por el sacerdote de la prisión, el jesuita Fransesc Serra y Luis, profesor en el Seminario de Tarragona, lugar donde comunicó a sus alumnos que poco antes de morir pronunció las palabras “Oremos para que no venga el indulto, porque ahora tengo segura mi salvación “. Era un entusiasta practicante católico, lo que no atenuó su condición por parte de la España Nacional de «rojo-separatista».

La carta de Cartañà, Obispo de Girona, pidiendo el indulto a Gómez-Jordana (en ese momento vicepresidente del Gobierno de la España Nazional) no evitó la pena de muerte. Fue fusilado el 22 de abril de 1939 en el Puig de los Olivos. Antes de morir, Rafael Battestini dijo en voz alta ‘muero por Dios, por la Lola y por Cataluña”. Tenía 52 años.


Documentos: Wikipedia. Galería de Metges Catalans. Real Academia de la Historia (Josep Calbet Camarasa)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ