El ensañamiento CRIMINAL de moros, franquistas y legionarios con ciudadanos REPUBLICANOS en Talavera de la Reina

Talavera del Tajo word pressLos milicianos de la República lograron detener la arremetida de los sublevados en Talavera sólo por poco tiempo, Yagüe dirigió un veloz ataque hacia el centro de la localidad, venciendo rápidamente su resistencia. En la calle Carnicerías las tropas marroquíes capturaron a un numeroso grupo de milicianos Republicanos al cual terminaron fusilando en masa. La represión emprendida por las fuerzas sublevadas se desencadenó sobre los habitantes de la localidad como también sobre trabajadores gallegos itinerantes y milicianos procedentes de otros puntos.

El número de víctimas y ejecutados en Talavera fue tan elevado que, por razones sanitarias, los cadáveres fueron rociados con gasolina y quemados. El periodista norteamericano John T. Whitaker, que estuvo en Talavera durante 2 meses, resumía así la situación que se vivía en la localidad: Dormía una media de 2 noches a la semana. No pasaba una noche sin que al amanecer me despertaran los disparos de los pelotones de fusilamiento en el patio del cuartel. La matanza parecía no tener fin. Al final del 2º mes seguía habiendo en Talavera tantos fusilamientos como en los primeros días. Debían ser alrededor de 30 diarios como término medio. Veía pasar a los hombres que llevaban al cuartel. Eran simples campesinos y trabajadores, hombres abatidos y sumisos. Para morir bastaba con tener carnet de un sindicato, haber sido masón o haber votado por la República. A los que denunciaban o seleccionaban al azar por esos delitos les concedían un juicio sumario: dos minutos de audiencia, expirados los cuales normalmente se pronunciaba la pena capital. Al que hubiera ejercido cualquier cargo público durante el período republicano lo fusilaban directamente. Las operaciones de limpieza se desarrollaban en todos los caminos. De pronto aparecían 4 campesinos amontonados en una zanja o 34 milicianos maniatados y fusilados en un cruce de caminos. Recuerdo haber visto un bulto en la plaza del pueblo: eran 2 jóvenes miembros de la Guardia de Asalto republicana a los que maniataron con alambres, los rociaron con gasolina y los quemaron vivos.

Doña Juliana Corrales, contaba que dada la inminente llegada nazionalista, se dejaron a todos los presos nazionales a cargo de un militante de este pueblo, que les dejó en libertad diciendo: Yo soy hijo de Talavera como vosotros, no puedo mataros así, por eso os hago libres, pero acordaros de lo que estoy haciendo. Una vez el ejercito franquista tomó el pueblo, se hicieron prisioneros acusados en muchas ocasiones por meras enemistades. Don Joaquín Retamar Galán, fue conducido por las calles de Talavera con otros jornaleros para ser fusilados por moros, que luchaban con los nazionales. Sobre una acera, y junto a aquel militante republicano que hizo libres a los presos nazionales, dijo sus últimas palabras al hermano de Juliana, testigo a través de una ventana: Mis hijas, Manuel, cuida de mis hijas. Joaquín dejó viuda y 6 huerfanas, fue dado por desaparecido como otros muchos para ocultar la masacre. Se desconoce donde están los restos, según Juliana en un barranco.

Según otro testimonio, a principios de Septiembre del 36 una columna de moros que cubría el flanco norte de la ofensiva de Talavera, entró en Velada rapando las cabezas y cortando los pechos de las mujeres Republicanas, seguidamente entraron en Mejorada donde mataron a varios vecinos cortándolos la cabeza. Los asesinatos realizados por las fuerzas franquistas y grupos afines, sin juicio previo, fueron al menos 138, desde 1936 hasta 1944. Más de la mitad de las víctimas procedían de pueblos cercanos. Se inició una terrible persecución contra todos los que pertenecían a organizaciones sindicales y a partidos de izquierdas, o que simplemente habían votado al Frente Popular. Además, se han contabilizado 483 ejecuciones franquistas, la última en 1946, en realidad meros asesinatos, ya que los procesos judiciales carecían de toda garantía jurídica. Hubo una represión muy fuerte en los primeros meses de la ocupación de la ciudad, en los que se eliminaron los elementos más significativamente alineados con la legalidad Republicana.

Las ejecuciones tuvieron su mayor impacto sobre los naturales de Calera y Chozas, seguidos de los de Oropesa, Talavera de la Reina, Pueblanueva y Belvís de la Jara. La represión franquista se centró en los trabajadores con baja cualificación (jornaleros). Se han identificado además 260 personas fallecidas en prisión por tuberculosis, desnutrición y enfermedades infecciosas y por las malas condiciones higiénicas de las cárceles.


Documentos: Wikipedia. Todos los Rostros (Paco de Jerez). La mortalidad en Talavera de la Reina durante la Guerra Civil española (Juan Atenza Fernández, Benito Díaz Díaz)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ