BLAS INFANTE PÉREZ DE VARGAS, ANDALUCISTA, REPUBLICANO, FUSILADO extrajudicialmente por falangistas el 11 de agosto de 1936 en Sevilla

Blas Infante word pressBlas Infante Pérez de Vargas nació en Casares (Málaga) en 1885. Su padre Luis Miguel era licenciado en Derecho y secretario del Juzgado de Casares, y su madre, Ginesa Pérez de Vargas, procedía de una familia de labradores de clase media. La familia padeció la crisis económica derivada del desastre de 1898. Por ello, Blas tuvo que dejar el colegio y el último curso de bachillerato lo hizo por libre. Vivió su infancia en el contexto de una Andalucía campesina en un momento de crisis, fuerte analfabetismo, paro y emigración, que trascienden en su posterior acción política.

Desde 1900 trabajó como escritor en el juzgado de Casares, al tiempo que estudió por libre en la facultad de Derecho de la Universidad de Granada, finalizando la carrera en 1906. En 1909 aprobó una oposición como notario en Cantillana, destino que le permitió entrar en contacto con el ambiente intelectual sevillano y con las ideas regionalistas andaluzas, especialmente con el Ateneo de Sevilla. Reforzó su conocimiento de las gentes de Andalucía ejerciendo como notario en Isla Cristina, donde trabajó durante la década de 1920. Infante se casó el 19 de febrero de 1919 con Angustias García Parias, con quien tuvo 4 hijos.

Su pensamiento político era heredero de los movimientos Republicanos y federalistas de la España del siglo XIX, defendiendo a Andalucía como región española diferenciada del resto. Su objetivo era la reconstrucción de Andalucía, para conseguir la regeneración de España: “Mi nacionalismo, antes que andaluz, es humano. Creo que, por el nacimiento, la naturaleza señala a los soldados de la Vida el lugar en donde han de luchar por ella. Yo quiero trabajar por la Causa del espíritu en Andalucía porque en ella nací. Si en otra parte me encontrare, me esforzaría por esta Causa con igual fervor”.

En 1915 se publicó su obra más importante: Ideal andaluz, donde explica su visión personal de la historia, la identidad y los problemas de Andalucía, así como propuestas para su fortalecimiento. En 1918 se celebró la Asamblea de Ronda inspirando una constitución regional para Andalucía dentro de una República federal española, según la Constitución de Antequera de 1883 del Partido Republicano Democrático Federal. Se establecieron las bases de la autonomía política de Andalucía, y se aprobó la propuesta de Blas Infante de la bandera verdiblanca y el escudo de Hércules.

Rechazó colaborar con la dictadura de Primo de Rivera, y en represalia fueron clausurados los Centros Andaluces fundados por él en 1916. Trabajó como notario en Isla Cristina (Huelva) desde 1923 hasta 1931. Con la proclamación de la República en 1931 se hizo cargo de la notaría de Coria del Río, donde se construyó una casa que llamó Dar al-Farah (en árabe “Casa de la Alegría”) inspirada en la arquitectura de Al-Ándalus encargándose personalmente de su decoración.

Su proyecto político pretendía el repudio del centralismo frente al federalismo, la solución al caciquismo, la reforma del complicado sistema electoral, de la economía y de la justicia, la libertad de enseñanza, de matrimonio, etc. En 1933 propuso que la melodía del canto religioso Santo Dios, un himno que cantaban segadores de algunos pueblos andaluces a la salida o a la puesta del sol, fuera el himno de Andalucía, cambiándole la letra por un texto suyo. Este himno, la bandera y el escudo elegidos en la Asamblea de Ronda son actualmente los símbolos oficiales de Andalucía.

El 5 de julio de 1936 se aclamó a Blas Infante como presidente de honor de la futura Junta Regional de Andalucía. A los pocos días del golpe militar varios falangistas le detuvieron en su casa de Coria del Río; fue fusilado, sin juicio ni sentencia, junto a otros 2 detenidos el 11 de agosto, en el kilómetro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona. Cuatro años más tarde, el Tribunal de Responsabilidades Políticas, creado después de la guerra, le condenó a muerte y a sus herederos a una multa económica: “..porque formó parte de una candidatura de tendencia revolucionaria en las elecciones de 1931 y en los años sucesivos hasta 1936 se significó como propagandista de un partido andalucista o regionalista andaluz..”

Es considerado por el Parlamento de Andalucía como el «Padre de la Patria Andaluza» y homenajeado anualmente cada 28 de febrero con motivo de la celebración del Día de Andalucía.


Documentos: Wikipedia. Centro de Estudios Andaluces


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios