La FOSA de Nerva, los franquistas ASESINARON a cientos de REPUBLICANOS, sobre todo MINEROS de Río Tinto

Fosa comun de Nerva word pressNerva era un pueblo minero que en aquella época estaba en pleno apogeo económico y social. Contaba con unos 20.000 habitantes, muchos de los cuales venían a trabajar a la mina desde otras zonas. El 20 de Agosto de 1936, Nerva empezó a sufrir los bombardeos de la aviación fascista, causando 12 muertos el primer día. Aunque los bombardeos siguieron, los derechistas detenidos no sufrieron ningún daño. El historiador onubense Miguel Ángel Collado en su tesis La Guerra Civil y la represión franquista en la Cuenca Minera de Riotinto cuenta que “..la madrugada del 26 de agosto, el alcalde José Rodríguez González, huyó del pueblo junto a otras 200 personas..”.

Los fascistas entraron ese día en Nerva sin ningún tipo de enfrentamiento. Collado prosigue que la intención del alcalde “..era solo que se dejara de derramar sangre..” Pero Queipo de Llano no tenía esos planes para la cuenca minera de Río Tinto que dejó más de 1.500 desaparecidos, en aquellos primeros meses de guerra. El recuerdo de aquella entrada de cientos de falangistas, organizados en columnas resultó dantesca para muchos de los vecinos de Nerva. Collado cuenta los testimonios recogidos: “..los franquistas gritaban en voz alta, los mineros están equivocados y lo van a pagar. ¡Aquí no va a quedar ni uno!. Iban por cada calle de Nerva gritando ¿Dónde están los comunistas? ¿Dónde se esconden los republicanos?, amenazando con matarlos a todos y disparando al aire..”. “ El 26 de agosto veíamos a los tíos bajar por los cerros; se veían bajar abajo con unos crucifijos así de grandes. Nada más entrar en Nerva y a la media hora había camiones para el cementerio…corriendo en esta casa, ahora a otra, saboteando las casas viendo si alguien pasaba para matarlo..”.

En el interior del cementerio de Nerva, existe una enorme fosa que ocupa todo el muro de la fachada de punta a punta, dejando la puerta de entrada en el centro. En la superficie de la fosa hay 2 arriates con rosales, desde la puerta principal hasta los muros laterales. En cada arriate existe un homenaje en forma de piedra con una lápida y una inscripción, colocada en los años 80. Se estima que en esta fosa está la mayor parte de los aproximadamente 1.500 víctimas de los franquistas en el pueblo (contabilizados y documentados sólo 420). Se ha iniciado un largo proceso de exhumación en la fosa común de Nerva. La mayoría son mineros, hombres que lucharon al inicio del golpe militar para frenar la entrada del fascismo de Queipo de Llano. Les costó demasiado caro. Solo en 1937 los fusilamientos de Republicanos en Nerva dejaron un registro de 246 viudas y 570 niños huérfanos. Se documentaban un total superior a 2.000 personas, sin recursos para su subsistencia.

Él arqueólogo Andrés Fernández, que ya exhumaría en 2009 la fosa con mayor número de víctimas en Málaga capital (2.800 cuerpos), relata que en la exhumación de la fosa de Nerva, o “fosa de los mineros”: “..hay evidencias de que en Nerva se encuentra la fosa con mayor número de víctimas en un entorno rural, conocemos los nombres y apellidos de 221 víctimas pero podría haber más de 500 en las 4 fosas que se reparten en el cementerio del municipio..”. Según la web de fosas de Todos los nombres, en esta fosa hay un mínimo de 1.400 asesinados, donde se incluirían personas de los pueblos de alrededor.

Flor Calzada explica que hay evidencias de que su tío, Ramón Herrada Domínguez, se halla en la fosa de Nerva, ya que un falangista se lo comunicó a la familia fríamente: “..En los primeros días de las entrada de las tropas nazionales, mi tío Ramón, el mayor de todos, fue sacado de su casa y nunca más se supo de él. Tenía tan solo 41 años y no pertenecía a ningún partido político. En su acta de defunción se testimonia que era jornalero pero mi tío era trabajador de la mina. Dejó viuda y 2 huérfanos, Modesta de 15 años y Ramón de 10. Lo confundieron con mi tío Enrique que estaba escondido en el tejado en la casa de su madre y había sido un militar afiliado a la CNT. Dijeron, este es un Herrada y se lo llevaron..”.

“..Lo más duro para mi madre fue ver como cada noche los falangistas iban a buscar a mi tío Enrique, que decidió salir de la casa para no poner en peligro a los suyos..”. Enrique también fue detenido, acusado de rebelión saqueo y asesinato, y fusilado el 17 de abril de 1939 en el cementerio de la Soledad de Huelva capital. Flor recuerda a sus primas, las hijas de Ramón, aquellas huérfanas que tuvieron que salir adelante apenas con lo puesto y como su madre hizo todo lo posible para no perder el contacto con aquellas sobrinas. “Ya basta de frenar la recuperación de los nuestros. Esto es por dignidad”, finaliza Flor.


Documentos: Público (María Serrano). Imagen de Junta de Andalucía


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios