REPRESIÓN franquista en Fuentelapeña (Zamora) en 1936

Fuentelapeña word pressLos días 28 y 29 de diciembre de 1936 fueron sacados de la cárcel y asesinados en el cementerio de Zamora quince vecinos de Fuentelapeña: Jesús Sánchez Laso; Dionisio Hilario Sánchez; Pablo Sánchez Pérez; Basilio Hernández Francisco; Bernardino Torrero Romero; Fidel Vázquez Sánchez; Marcelino Encinas Rodríguez; Manuel Alonso Martín; Félix Hernández Durán; Francisco Díez Díez; Gregorio Montalvo Sánchez; Alejandro Gutiérrez Arcenillas; Marcial Francisco Hernández; y Vicente Muñoz González.

Con esta matanza culminaba el escarmiento a los obreros de un pueblo que contaba con una fuerte tradición de organización sindical, con un representante, Mariano Rodríguez Polo, como vocal del secretariado provincial de la Federación de Trabajadores de la Tierra; que habían conseguido en 1933 la elección de un ayuntamiento con mayoría de izquierdas, presidido por el alcalde socialista Desiderio Ramos García, que en mayo de 1936 obtuvo el compromiso de los patronos locales de colocar a cien obreros de la localidad que se encontraban en paro, y que en febrero de 1936 había sido una de las pocas localidades zamoranas que dieron la victoria al Frente Popular. 

Antes de la matanza de diciembre habían sido asesinados Julián García Durán (el 31 de agosto), Braulio Sánchez Colino (el 2 de septiembre); Félix Martín Pozo (el 4 de septiembre); Luis Sánchez Sánchez y Mariano Rodríguez Polo (el 5 de septiembre), Jerónimo Alonso Hernández (el 6 de noviembre); Victoriano Gutiérrez García, Hipólito Sánchez Pérez, José Alonso Hernández y Leonardo Rodríguez Torrero (el 19 de noviembre).

Sin embargo, las dimensiones de la represión en Fuentelapeña no se limitan a los que fueron trasladados a Zamora para su asesinato: Demetrio Herrera Manjarrés fue asesinado el 26 de agosto en Bermillo de Sayago; años más tarde, las familias seguían tratando de averiguar el paradero de otros desaparecidos, y así, a instancia de sus viudas, los fascistas hicieron público que algunos vecinos del pueblo habían sido asesinados en otros lugares, así, por ejemplo, Aniano Hernández Villa, el 13 de septiembre, en La Orbada (Salamanca). Florencio Pérez Justo, en lugar no determinado, el 25 de septiembre; de Eduardo Hervás y su esposa Modesta García sólo conocemos (sin fecha ni lugar) el hecho de su fallecimiento antes de que la Comisión de Incautación de Bienes procediera al expolio de su caudal hereditario y sus tres hijos fuesen ingresados en el hospicio.


Original de Foro por la Memoria de Zamora


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios