VIOLENCIA franquista sobre los REPUBLICANOS de Fernán Núñez (Córdoba). Parte 1, la REPRESIÓN

Fernan Nunnez 1 word pressFernán Núñez, con 11.086 habitantes, era un feudo del anarcosindicalismo. En febrero de 1936 la candidatura del Frente Popular obtuvo una arrolladora victoria. La sublevación militar de Julio la encabezó el teniente de la guardia civil Cristóbal Recuerda Jiménez, persona controvertida en el pueblo, su crueldad adquirió fama en la guerra. El 19 de julio proclamó el bando de guerra, detuvo al alcalde Antonio Romero Romero (IR), clausuró el centro obrero y encarceló a algunos anarquistas.

La izquierda respondió con rapidez: Tras varias refriegas, los guardias civiles, tras matar a un hombre se recluyeron en el cuartel; un grupo mandado por el comunista Francisco Yuste Cuesta rescató el día 22 a los campesinos apresados por los guardias civiles, quienes resistían en el cuartel asediado. Un Comité formado en su mayoría por anarquistas, comenzó los registros, detenciones y requisas de bienes de varios derechistas. A algunos los liberaron, a otros los recluyeron en las escuelas de Vilches. El Comité envió emisarios para intentar la rendición de los guardias civiles a cambio de perdonarles la vida y dejarlos marchar, pero la propuesta no fructificó.

En la madrugada del 25 de julio, el comandante franquista Manuel Aguilar-Galindo dirigió el asalto a Fernán Núñez. La columna estaba integrada por legionarios, soldados de Artillería, guardias de Asalto, propietarios agrícolas fernannuñenses, falangistas y derechistas, equipados con ametralladoras, fusiles, morteros y bombas de mano. Los campesinos intentaron breve resistencia en la calle de San Marcos. La columna golpista penetró en Fernán Núñez y liberó a los guardias civiles. Una desbandada de miles de personas huyó a los campos desesperadamente.

La localidad soportó el primer fusilamiento masivo de toda la provincia de Córdoba durante la guerra civil, al que a los pocos días seguirían otros con cientos de asesinatos, como los perpetrados por la columna sublevada del coronel Eduardo Sáenz de Buruaga en Baena el 28 de julio y la del comandante Antonio Castejón en Puente Genil el 1 de agosto. Ese día 25 los rebeldes cogieron 400 prisioneros y fusilaron a 80 campesinos en la carretera de Córdoba, uno de ellos una mujer. Un grupo de izquierdistas desalmados ejecutaron a 13 de los derechistas presos. Este hecho sangriento fue un aliciente más para una represión terrible, en los días siguientes, llegando a practicar el fusilamiento de matrimonios completos. Las represalias se extendieron a las fincas donde trabajaban familias ajenas a todo. Algunas fueron exterminadas casi por completo. Casi toda la población obrera huyó de Fernán Núñez hacia Torres Cabrera y Espejo. Comenzó una terrible represión: Raro era el día que no salía el camión de madrugada, para fusilar a personas inocentes, y volvían cantando el “caralsol”. Ultrajaron y violaron a muchas mujeres, las pelaron al cero, les daban aceite de ricino y las paseaban por el pueblo.

En una primera redada los franquistas capturaron a cientos de personas, la mayoría anarquistas, se les aplicó el bando de guerra en las cunetas de la carretera de Córdoba. Después de la masacre, obligaron a varios empleados municipales Republicanos a transportar los cadáveres en un carro de la basura hasta el cementerio, y allí los arrojaron a una fosa común. Fernán Núñez ha sido de los pocos pueblos de Córdoba que recientemente ha podido extraer de las fosas comunes y enterrar dignamente a algunos de sus vecinos asesinados durante la guerra civil. Una fosa se encuentra en el interior del cementerio, en una zona denominada “El Barranco”, donde arrojaban los fusilados. Tras posteriores actuaciones, de los 154 fusiladas, un total de 81 enterrados estarían ya mezclados con restos anteriores a la guerra civil.

Francisco Moreno Gómez estima en 140 el número de fusilados durante la guerra civil en Fernán Núñez. Hay identificados 126 asesinados: 88 anotados en Fernán Núñez, 14 en Córdoba, uno en Montemayor (donde se fusilaron a varios fernannuñenses a principios de agosto) y 23 no inscritos. Del total, 12 o 14 eran mujeres. Los nombres de los 126 fusilados en 1936 aparecen en el capítulo 3º del libro de Arcangel BedmarLa campiña roja. La represión franquista en Fernán Núñez”.

En septiembre de 2012, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera, AREMEHISA realizó la exhumación de 5 fernannuñenses de la fosa común del cementerio del cercano pueblo de Aguilar de la Frontera, adonde habían sido trasladados y fusilados el 16 de agosto de 1936. Eran los cuerpos de Antonio Pintor Marín (presidente del PSOE), Teodomiro Villalba Velasco, Alfonsa Galán Luna, Fernando Valle Luque y su esposa María Antonia Jiménez Alcaide, embarazada de 5 meses. AREMEHISA trabaja para localizar a 8 vecinos de Fernán Núñez, miembros de la familia Los Carboneros.

Continúa en Parte 2, los CRÍMENES


Documentos: Arcángel Bedmar (1 y 2). Web fosas, Todos los nombres. Imagen de Cordópolis


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios