JULIA ROMERA YÁÑEZ, ANARCOSINDICALISTA, luchadora ANTIFASCISTA, murió de tuberculosis en 1940 en la cárcel de las Cortes de Barcelona tras padecer GRAVES TORTURAS

Julia Romera Yannez 2 word pressJulia Romera Yáñez nació en Mazarrón (Murcia) en 1916, hija de Matilde y Francisco, minero. Ambos murieron con 3 días de diferencia por la epidemia de gripe de 1918, que diezmó la población. Su hermana mayor, María, quedó al cargo de los abuelos maternos en Cartagena y ella permaneció con los abuelos paternos en Mazarrón. En 1921 la región murciana estaba en crisis económica, los negocios mineros paralizados, campos de labor esquilmados, artes de pesca desprotegidas, el paro estaba desatado.

La población trabajadora de Mazarrón, y otras localidades mineras murcianas como Águilas, Cartagena, La Unión, Lorca, etc., emigraron masivamente hacia zonas más industrializadas. En 1921, la familia Romera emigró a Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), una pequeña población eminentemente agrícola, con unos 3.000 habitantes, que la oleada migratoria elevó a 19.000 en 19 años. En 1930 con 14 años, Julia trabajaba de tejedora a las Pañolerias Baró, afiliándose, como otros obreros, a la CNT. En 1931 con el advenimiento de la II República Española, se legalizó y reorganizó la CNT, en clandestinidad durante la Dictadura de Primo de Rivera.

Independientemente del sindicato, actuaban las Juventudes libertarias de Cataluña, donde en 1934 ingresó Julia: En la Casa del Pueblo, organizaron la Biblioteca, impartieron charlas culturales, conferencias, representaciones teatrales, editaban una revista “Aurora Libre” y panfletos, organizaban excursiones y giras campestres, a veces de carácter comarcal, reuniéndose mucha gente joven. Colaboraron con los maestros de la Escuela Racionalista instalada en la Casa del Pueblo, impartiendo clases nocturnas gratuitas a jóvenes fuera de edad escolar y a adultos después de acabar su jornada laboral.

En Julio de 1936, Julia se alistó voluntaria a la Columna Ortiz de las Juventudes Libertarias. Fue nombrada secretaria general, cargo que alternó durante la guerra con el de tesorera, colaboradora del Socorro Rojo, defensa pasiva, desarrollando una eficaz labor. En 1936 ingresó Juan Vicente y Castells y con sólo 16 años, se hizo cargo de la revista Aurora libre, la biblioteca y la propaganda. La amistad entre Julia y Joan se fue consolidando día a día.

El 27 de enero de 1939 las tropas moras de franco ocuparon Santa Coloma, comenzando una brutal dictadura represora que duraría 40 años. Muchos Republicanos marcharon al exilio, pero Julia se quedó cuidando de su abuela y de su tía. A pesar de los consejos de sus compañeros, no valoró suficientemente las graves consecuencias que le podría reportar su militancia y se quedó afrontando el riesgo que corría, no sólo como destacada militante de las Juventudes Libertarias, sino además ayudando a las familias con problemas económicos por tener en el frente a las personas que aportaban el sustento de la casa.

Un grupo de jóvenes entre 15 y 23 años, algunos con experiencia militar como Epifanio García Murcia y Joaquim Miquel pusieron en práctica tácticas de guerrilla mediante un grupo denominado UJA (Unión de Juventudes Antifascistas). Julia se incorporó a principios de mayo de 1939. Pronto fueron descubiertos y comenzaron las detenciones. Los encontraron en posesión de una máquina de escribir, 5 fusiles, 3 rifles y diversa munición.

Julia fue trasladada a la comandancia de la guardia civil permaneciendo 3 interminables días bajo terribles interrogatorios, torturas, vejaciones, a merced de las arbitrarias brutalidades del grupo de verdugos franquistas, que no sacaron ninguna confesión a Julia. El 2 de Junio, sin poder caminar, desfigurada, con el vientre hinchado por las lesiones internas, fue ingresada como preventiva en la Cárcel de mujeres de las Cortes de Barcelona donde había 1.400 reclusas. Compartió celda con Conxita Vives y la actriz Maruja Tomás y Martí. El 2 de enero de 1940 se juzgaron en consejo de guerra a 25 personas. Las sentencia recogieron 5 penas de muerte, 8 de reclusión perpetua, 2 de 20 años, 4 de 15 años, 2 de 6 años y 3 menores de 16 años pasaron al tribunal tutelar de menores. El fiscal pidió para Julia pena de muerte, pero fue condenada a cadena perpetua.

A finales del verano de 1941, Julia sufría fiebres recurrentes ya que las gravísimas lesiones internas originadas por las torturas y palizas a que había sido sometida habían degenerado en una tuberculosis complicada por las pésimas condiciones de vida, frío, excasa y mala alimentación y nulos Carrer Julia Romeracuidados médicos. Julia necesitaba reposo, buena alimentación, medicamentos, cuidados, que por supuesto no recibió. Murió el 6 de septiembre de 1941 en la Cárcel de las Cortes rechazando el auxilio espiritual que le proponía el cura de la prisión. Las compañeras de Julia recaudaron algo de dinero para que pudiera tener un entierro digno.

En 2002 se inauguró en Santa Coloma de Gramenet, el Ateneu popular que lleva el nombre de Julia Romera Yáñez, un punto de encuentro para gente inquieta y diversa, interesada en la cooperación, la formación y las reivindicaciones ciudadanas. En 2017 se procedió a cambiar el nombre franquista del Pasaje de la Victoria, por el de Calle de la Julia Romera Yáñez. En la placa se puede leer: Luchadora por la libertad.


Documentos: Wikipedia. Autogestión ácrata. Puerto Real CNT


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios