ISABEL HUELGAS DE PABLO, oficiala de prisiones, REPUBLICANA, ASESINADA por criminales franquistas en Madrid en 1939

Isabel Huelgas de Pablo word pressIsabel Huelgas de Pablo. Hija de Francisco, de profesión Militar, y Victoria. Nació en Segorbe (Castellón). Pasó su infancia y juventud en Logroño. Cursó Magisterio y al fallecimiento de su padre, siendo ella muy joven, ejerció su carrera como Maestra de 1ª Enseñanza en Valmojado (Toledo). A los pocos años contrajo matrimonio con Antonio Madrid, médico cirujano, y abandonó su carrera para dedicarse a ser ama de casa en Madrid. Tuvo 4 hijos, 2 varones y 2 hijas, las cuales, al igual que su marido, fallecieron de tuberculosis con 17 y 18 años durante la guerra. Hizo oposiciones al cuerpo de Oficial de Prisiones al cual perteneció hasta su muerte. ¡Qué crueldad del destino! El sitio que fue su lugar de trabajo: “Prisión de mujeres de Ventas” fue su lugar de represión y antesala de su muerte.

El día que el dictador franco se sublevó en contra de un Gobierno legalmente constituido, destruyendo vidas, saqueando bienes y asaltando una Nación bajo el sofisma de que eran los salvadores, ese primer día 28 de Marzo, ese ejército que tuvo sitiado a Madrid durante 3 años sin ser capaz de conquistarla entró voceando desde sus camiones con altavoces; “Nada tenéis que temer, los que convencidos o engañados no hayáis tomado parte en delitos de robos o sangre” ¡Qué mentira! Muchos lo creyeron y como nada tenían que temer se quedaron en sus casas, como lo hizo Isabel Huelgas y sus hijos Joaquín y Antonio Madrid.

Allí la detuvieron, e ingresó en Ventas el 10 de Mayo de 1939 a la edad de 59 años. De nada tenía que huir, porque nada malo había hecho. Pero esos que venían pregonando justicia, (no practicándola) hicieron lo que sabían: dominar por la fuerza, avasallando. Inmediatamente su casa fue precintada e incautada con todo cuanto en ella se contenía. Como estaba enferma fue a parar a a la enfermería.

Tanto los hijos como la madre fueron injustamente acusados basándose en hechos falsos, imperando la “Razón de la sinrazón”. Sus hijos, detenidos unos días antes que a ella, habían sido comisarios políticos del ejército Republicano, y habían luchado en el frente. El menor de ellos, Joaquín, encausado en juicio sumarísimo y con una petición de pena de 30 años, falleció en la Prisión de Porlier a los 25 años el 8 de Marzo de 1943. El mayor, Antonio, fue a juicio sumarísimo en Marzo de 1944 y fue sentenciado a 30 años de reclusión mayor. Estuvo 7 años encarcelado contrayendo una enfermedad que a los 46 años le llevó a la muerte. Dejó viuda, Teófila Herreruela Barrio, nuera de Isabel Huelgas y 3 hijos, que veneran su recuerdo.

Isabel Huelgas de Pablo era oficial subalterna de la funcionaria del cuerpo de prisiones Matilde Revaque, que también fue fusilada en 1940. Durante la guerra, Isabel tuvo un un conflicto con la reclusa María Milán Astray, hermana del fundador de la Legión, a quien tuvo que vigilar durante una conversación que la presa mantuvo en inglés con un visitante. Isabel advirtió a la jefa de servicio del idioma en que se estaba desarrollando la charla, y ésta canceló la visita. En el expediente penitenciario de Isabel varios testigos la acusaron de abrazar ‘ideas sumamente rojas’, ser ‘marxista’, y de haber colgado en el balcón de su casa una tela con la silueta del demonio.

Al contrario que Matilde Revoque, Isabel no pudo aportar su experiencia a la organización de la vida en la prisión: se lo impedía una enfermedad que la mantuvo enflaquecida, febril, postrada en un camastro desvencijado instalado en un pasillo hasta el día de su ejecución. Isabel , estaba tan enferma que se esperaba, con un poco de suerte, que muriese antes de la hora de la ejecución.

Con Isabel Huelgas el bando vencedor cometió una última y gratuita crueldad. Enferma como estaba, la bajaron a comunicar con 2 antiguas presas de derechas, que le informaron que los 2 únicos hijos que le quedaban habían sido fusilados. Fue la noche antes de su fusilamiento. Pilar Millán Astray, la otra hermana del general, que también había estado presa en Ventas durante la guerra, fue a verla sólo para decirle que habían fusilado a un hijo que tenía preso, para que Isabel muriera con esa amargura, pero no era verdad. Pilar Millán Astray mintió por pura crueldad. La militante comunista Josefina Amaba Villa, encarcelada también en Ventas, pudo saber tiempo después que los 2 hijos de Isabel no habían muerto cuando su madre fue asesinada.

El impacto de la noticia fue enorme. Isabel quedó como muerta. Se dieron mucha prisa en ejecutarla. Esa misma noche la sacaron, era el 31 de julio de 1939. Isabel Huelgas de Pablo fue fusilada con otras 5 reclusas. La 7ª que figuraba en la lista, Josefa Orúz Galera, portera de profesión, se libró provisionalmente del fusilamiento debido a la presunción de su embarazo.


Documentos: Testimonio manuscrito publicado en Quienes Eran, por Teófila Herreruela Barrio (casada con Antonio, hijo de Isabel Huelgas), a petición de su hijo Antonio en abril de 2008). El País (Almudena Grandes). Fernando Hernández Holgado. Mujeres encarceladas. La prisión de Ventas. Público (Patricia Campelo)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios