El franquismo mas ABOMINABLE, los negocios de ROBOS de NIÑOS

Presionaban a las embarazadasEl patronato franquista de protección a la Mujer ocultaba auténticos reformatorios en los que las jóvenes que no se adaptaban a la moral de la época sufrían las consecuencias de su ‘rebeldía’. Allí surgieron buena parte de las tramas de niños robados que funcionaron en España desde 1940. Menores embarazadas eran ‘encerradas’ para ocultar su gestación o para que las monjas ‘cuidasen’ de ellas. Muchos de los bebés eran después dados en adopción con o sin el consentimiento de las madres. El patronato lo residía Carmen Polo y dependía del Ministerio de Justicia. Controlaba decenas de centros por toda España, gestionados por órdenes religiosas. Seguir leyendo