Las MATANZAS de REPUBLICANOS por grupos paramilitares franquistas en Fuentesecas/Malva (Zamora) en 1936

Fuentesecas, Malva word pressRecordamos a las víctimas de 2 matanzas llevadas a cabo en este día por los grupos paramilitares encargados de la represión en el partido judicial de Toro. En el sistema de turnos casi diarios establecido por los asesinos entre mediados de agosto y mediados de octubre de 1936, el 5 de agosto se acordó llevar a cabo acciones simultáneas en Fuentesecas y Malva. Del primer pueblo se ocuparía el grupo que tenía su centro de acción en Pozoantiguo (utilizando un camión de su harinera para los traslados y su cementerio para los asesinatos y enterramientos); de Malva, el grupo coordinado desde Toro por el teniente de la guardia civil Leónides Huidobro, cuyo destino habitual era el cementerio de la capital comarcal, donde las inscripciones eran más caóticas y resultan menos identificables.

En Fuentesecas, una pequeña localidad de menos de 400 habitantes, en la que ni siquiera había cambiado a corporación municipal tras las elecciones de febrero, los asesinados fueron 6, que Cándido Ruiz ha conseguido identificar en su libro La espiga cortada y el trigo limpio (2011) y que fueron 2 republicanos de izquierdas -el secretario del Ayuntamiento, Avencio Pinilla Mateos, de 31 años, fundador y presidente de la agrupación local Radical-Socialista en 1932, y su padre, Elio Pinilla Herrero, colono de 62 años, casado- y 4 afiliados a la Sociedad de Trabajadores de la Tierra: Francisco Matilla Matilla, jornalero de 43 años, casado y con 4 hijas; Hermenegildo Sampedro Pérez, labrador y representante de maquinaria agrícola, de 51 años; Raimundo González Martínez, jornalero de 31 años, casado; y Secundino Álvarez Sastre, jornalero de 39 años.

En el caso de Malva, un pueblo más grande (más de 800 habitantes), con mayor conflictividad, con una Sociedad de Profesiones y Oficios Varios con 30 afiliados y con una gestora municipal desde marzo de ese año, el número de víctimas fue, como mínimo, de 7, aunque los datos difieren de unas fuentes a otras. Según las Memorias de Malva, de Miguel Ángel Morillo Mateos (2011), que coinciden en este punto con nuestras fuentes orales, los asesinados fueron: Ángel Masero Álvarez, de 37 años, casado y sin hijos, natural de Chanos (Lubián), alcalde con el Frente Popular y secretario de la Sociedad de Profesiones y Oficios Varios; Avelino Álvarez Álvarez, de 29 años, soltero, teniente alcalde en la gestora del Frente Popular (en la foto del servicio militar); Benjamín Pérez González, de 43 años, casado y con 4 hijos (en la foto, con su esposa y uno de ellos), natural de Aspariegos, tío político de Avelino; los hermanos Patrocinio y Frumencio Álvarez Vaquero, de 28 y 26 años, solteros; Agustín Vega Mateos, de 26 años, soltero; Francisco Sobradillo Gómez, de 55 años, casado, natural de Valdetronco (Palencia), se cortó el cuello con una hoz cuando iba a ser detenido, por lo que fue curado de urgencia por el médico del pueblo antes de depositarlo, inconsciente y desangrándose, en el camión, en el que al parecer habría fallecido durante su traslado al cementerio de Toro, en el que los demás fueron asesinados.

Cándido Ruiz, en su obra ya citada, y basándose también en fuentes orales, añade a esta relación los nombres de Antonio Cabezón Álvarez, labrador de 62 años, Elías Bragado Masero (cuya edad desconocemos), Florentino Calleja Lorenzo, jornalero de 30 años, Rafael Pérez Álvarez, de 35 años y Manuel Masero Domínguez, de 30 años (los 3 primeros, al igual que Ángel Masero, Francisco Sobradillo, Frumencio Álvarez y Agustín Vega figuran entre los 30 afiliados a la Sociedad de Profesiones y Oficios.


Documento original de Foro por la Memoria de Zamora


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios