CRÍMENES franquistas en Marchena (Sevilla). Parte 2, Las VÍCTIMAS

Marchena 2 word pressViene de CRÍMENES franquistas en Marchena (Sevilla). Parte 1, La REPRESIÓN

La primera víctima de Marchena fue el alcalde Republicano Luis Arispón Rodríguez, que el 18 de Julio de 1936 salió hacia Sevilla, siendo fusilado el día 26 y enterrado por los franquistas en el cementerio de Alcalá de Guadaíra. El 21 de julio comenzó la represión en Marchena: Se estima que el brutal genocidio represivo franquista del verano de 1936 asesinó a más de 200 marcheneros, que desgraciadamente acabaron arrojados despiadadamente a la fosa común del cementerio. He aquí algunos de ellos:

El artista José Montes de Torres, y los maestros Rosendo de la Peña y Risco y Santos Ruano Mediavilla fueron vilmente asesinados el 24-8-36; a los maestros posteriormente se les comunicó cínicamente sus respectivos ceses, que obviamente no pudieron firmar. En los días del golpe, Antonio Vicente Perea, alfarero, policía municipal, afiliado a UGT, huyó a Utrera y allí los golpistas lo localizaron, consiguió volver a Marchena donde fue encarcelado. Su esposa le llevaba comida hasta que el 30 de Julio le dijeron que ya no era necesario que volviera porque había sido fusilado.

El expolio de los bienes de muchos Republicanos se materializó mediante la muerte: Tras el asesinato el 25 de julio de 1936 del concejal del PSOE Gregorio García Ruiz, el alcalde envió misiva al hijo para que abonase 3.714 ́25 pts, amenazando de embargo, incautación y expropiación de bienes familiares. Escandalosa fue la represión económica institucionalizada, el burdo pillaje sobre la familia del industrial Baldomero Herrera Hurtado, asesinados en Marchena él y su esposa Mª José Rodríguez, que antes fue pelada y paseada.

Trinidad Romero Palomino, era hija única, su padre era cordelero. Trinidad, Republicana, fue madre soltera, y trabajó sin descanso para sacar a su hijo adelante. Fue rapada, vejada, humillada, exhibida en público por los franquistas y asesinada en Marchena el 19 de septiembre de 1936. También fue fusilada la Republicana Concha Hernández tras las tapias del cementerio después del infame “paseíllo”por las calles del pueblo.

Entre los marcheneros juzgados en consejo de guerra y condenados a muerte: Francisco Maguilla Ferrete, Natural de Marchena, vecino de Arahal, 40 años, casado, afiliado a UGT, ejecutado en Sevilla en 1941 y enterrado en la fosa común del cementerio de S. Fernando. Antonio Guzmán Calle, 34 años, afiliado a UGT, ejecutado en Sevilla en 1937 y enterrado en la fosa común del cementerio de S. Fernando. Miguel Reina Maqueda “Sillero”, 36 años, ejecutado en 1942, mantenía vida de pareja con Mercedes Cantalejo, natural de Lantejuela que también fue asesinada.

José Guisado Ruíz era un alto cargo del socialismo local, presidente del Sindicato de Obreros Agrícolas y Oficios Varios y Secretario de la Agrupación Socialista de Marchena. José se ocultó en un molino y huyó de Marchena dejando a Manuela su joven esposa y dos criaturas: Remedios de 6 años y Bienvenida de pocos meses. Manuela fue vejada, pelada, maltratada, y José, una vez capturado, fue fusilado con un grupo de marcheneros hacia el 30 de Julio de 1936, y arrojados a fosa común.

Apareció una lista con 18 personas manuscritas a lápiz, literalmente: Salvador de las cintas, Mata llerno de Montelito, Manuel Martín Lebron, Marido de la Lebroncilla, Antonio Gavira Sarabia, José Jimenez, Manuel Sánchez (El Corneta), Antonio Luque (Gallina) Castora (Ramón), Hijo de Malvar el Chico, Ruano (Padre), José García López (hijo del Abanero), Armesto (municipal remellado), La Marina (mujer de Palomo), Josefa La Talaverona, Esperancita la de los Pollos. La noche del 18 de septiembre de 1936, Francisco Martín Frías, el marido de la Lebroncilla, fue apresado por siniestros chacales junto a su hijo Manuel Martín Lebrón y varias personas más que se encargaron de fusilarlos. Pero Francisco sobrevivió incluso al tiro de gracia, escapó y solo muchos años después reapareció.

Carmen Sevillano Baeza contaba que a su padre, Francisco Sevillano Borrego, “Clarillo”, cabo municipal de Ayuntamiento democrático de Marchena en 1936. lo mataron un 5 de agosto de 1936, dejando 5 huérfanos. Ese día su madre fue a llevarle el café al depósito municipal y ya no “estaba”…Carmen mostró el lazo del día que la dejaron huérfana, con la banderita originalmente bicolor, que de manera disimulada la convirtió en tricolor, no con el morado, sino con el negro, en memoria de su padre.

Los fascistas mataron a Manuel Verdugo Montero, a quien llamaban el juez, porque así se disfrazó en una murga. Su hermana Mercedes,“La Eulogia”, cuenta: “..lo cogieron junto con otros miembros del Comité, lo encerraron en Jefatura, lo pasaron a la cárcel, y a la una del mediodía llevaron a cabo la descarga ¡a mi hermano me lo mataron en las puertas de la casa de Dios!” Mercedes, recuerda a más víctimas: nos habla de muchas, entre otras: A “la sillera”, a Baldomero y su mujer, a “Pildorillas” y su mujer, a la chata que se casó con Carmelo, Aurora la Pía, Pontocos, hijo y madre, Rosario de las gallinas de la calle Olmedo (hijos), y a otros que hirieron en la toma se lo llevaron al hospital lo sacaron en un camión y lo asesinaron… a ellos y a muchos más…


Resumen del estudio de Javier Gavira Gil: “Verano de 1936. La Toma de Marchena, triunfo del golpe de Estado y su terrorífica implantación represora”. Los nombres de los marcheneros represaliados y asesinados pueden encontrarse en el excelente documento realizado por el mismo autor: “En busca de una Historia Oculta: La Guerra Civil en Marchena (1936-1939)”. Testimonio de Octavio Cabello Buendia


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

 

Anuncios