CRUELDAD y REPRESIÓN franquista en Béjar (Salamanca) y su Comarca. Parte 2: Informe de La Asociación Salamanca Memoria y Justicia

Bejar 2 word pressProcede del Informe de Miguel Miñana Barroso

Los fines que pretende la Asociación “Salamanca Memoria y Justicia” consisten en recuperar para la Historia los nombres y apellidos de todas las inocentes víctimas del genocidio franquista, dejar constancia en los homenajes que se organicen de los nombres y apellidos de las víctimas del franquismo, perpetuar su recuerdo en el «Memorial Provincial», inaugurado en el Cementerio de Salamanca el día 2 de Julio del 2007, lugar donde figuran y figurarán sus nombres y apellidos, grabados en piedra noble de granito en su recuerdo para la posteridad.

Los fascistas cometieron innumerables atrocidades. Además de los asesinatos, las torturas de cientos de bejaranas y bejaranos en la “Cámara del Terror”, se degradaron y suspendieron de empleo y sueldo a empleados municipales, se confiscaron bienes, cuentas bancarias a particulares y a sindicatos. La Iglesia bendecía lo que pasaba, y la derecha de Béjar, aplaudía y jaleaba todas las atrocidades. Los agentes del glorioso movimiento marginaron durante muchos años, laboral y socialmente a los Republicanos, una represión que afectó a cientos de bejaranos.

Bejaranos asesinados en las tapias del cementerio de Salamanca en 1937-38: Manuel Francisco Crespo, 45, maestro, socialista, fue Alcalde de Béjar en 1.931. – Pedro Valencia Moreno, 40, jornalero. – Paulino Saturnino Íñiguez Parra, 34, peinador de lanas, 4 o 5 hijos. – Quiterio García Paredero, 42, barrendero, casado, 2 hijos. – Manuel González Castellano, 29, hilador. – Serafín Hoya de Arriba, 30, prensero, casado, 3 hijos. Vicente Blázquez Vaquero, 39, tejedor, casado, también fue asesinado en la madrugada – Justo Rodríguez Hernández, 41, cardador, casado, 5 hijos. – Mateo White Pérez, 46, herrero, socialista. Concejal en Béjar casado, 5 hijos. – Demetrio Paredero García, 48, sastre, cruelmente torturado, casado, 6 hijos.

Asesinatos de vecinos de la comarca de Béjar en 1936-37: Antonio Álvarez Álvarez, 37, maestro nacional de Navalmoral de Béjar, murió tras saca de la cárcel. – Martín Alvarez Iglesias, 60, jornalero de Puerto de Béjar, ejecutado tras consejo de Guerra. – Eduardo Aparicio Fernández, director de Banco, natural de Béjar y vecino de Ciudad Rodrigo, fusilado. – Agustín Aparicio, Andrés Aparicio, Ubaldo Blanco, Agustín Bonilla, Manuel Gómez Morato, y Daniel Aparicio, vecinos de Los Santos, fusilados. Benjamín Del Arco García, 24, tejedor, vecino de Béjar, murió tras saca de la cárcel. – Hipólito Escudero ExpósitoCándido Benito Hernández, 62, y Santiago Gómez Gómez, 38, vecinos de Molinillo, fusilados. – Feliciano Cáceres Guijo, 34. Jornalero, fusilado. – Julio Dominguez Atarés, 34, jornalero de Cepeda – Aquilino José Fernández Fernández, Industrial de Valdesangil, murió tras saca de la cárcel. – Francisco González Cilleros, 74, Jornalero de Escurial de la Sierra. – Gerardo González Torres, 32, maestro nacional de Cespedosa, ejecutado tras consejo de guerra. – Martín Hidalgo Carrera, 30, jornalero de Montejo, murió tras saca de la cárcel. – Sinforosa López Gómez, 65, vecina de Molinillo, fusilada. – Dionisio López López, 30, Santiago López López, 67, y Miguel López Rodríguez, 20 jornaleros de Molinillo, fusilados. – Maximiliano Martín García, 46, comerciante de San Esteban de la Sierra, murió tras saca de la cárcel. – Manuel Francisco Crespo, 45, maestro nacional, vecino de Béjar, ejecutado tras consejo de guerra. – Manuel García Sánchez, vecino de Cabeza, murió tras saca de la cárcel.

Además, Francisco Campo Ductor, 35, empleado municipal, casado, 3 hijos, ostentó cargos en el PSOE y UGT; durante la guerra fue Comandante del Ejercito Republicano. Fue asesinado en Gijón en 1.939 y arrojado a la Fosa Común del “Sucu”. – Francisco López, 42, jornalero de Béjar, vecino de Guijuelo, murió en la cárcel en 1938. – Luis Márquez Martín, 45, cestero, natural y vecino de Béjar, murió en la cárcel en 1939. – Alfonso Rodríguez González, 47, carpintero, casado, 3 hijos, murió en la Prisión de San Cristóbal en 1942. – Cleto Majada de la Iglesia, 41, jornalero, falleció en 1942 en la Prisión Provincial de Salamanca. Además, un gran número de vecinos de la comarca de Béjar murieron asesinados sin que puedan precisarse los detalles, en los informes consta “Muerte por armas de fuego”.


Original de Miguel Miñana Barroso y equipo, Luis Calvo Rengel, Mónica de Quevedo, Luisa Vicente Martín: La Represión Franquista en Béjar y su Comarca. Editado por Agrupación Socialista Bejarana. Con la colaboración de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia (incluidas imágenes). El padre de Miguel Miñana Barroso era el Secretario del Ayuntamiento de Béjar, Pedro Miñana Regadera, asesinado por los franquistas (en el texto)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios