CRUELDAD y REPRESIÓN franquista en Béjar (Salamanca) y su Comarca. Parte 1: Informe de Miguel Miñana Barroso

Bejar 1 word pressEn las cunetas de las carreteras de pueblos de la comarca de Béjar, como Aldeanueva del Camino, Baños de Montemayor, Cabeza de Béjar, Candelario, Cantagallo, Casas del Monte, Granja de Granadilla, Hervás, Jarilla, La Garganta, La Hoya, Molinillo, Nava de Béjar, Navalmoral de Béjar, Puente del Congosto, Puerto de Béjar, Santibáñez de Béjar, Santibáñez de la Sierra, San Esteban de la Sierra, Sorihuela, Vallejera, Villar de Plasencia y Zarza de Granadilla yacen cerca de 100 Republicanos asesinados por los fascistas en 1936-37.

Desde las elecciones del 16 de febrero de 1936 hasta el 26 de Julio de 1936, que llegaron a Béjar los fascistas, los Republicanos no detuvieron, torturaron, mataron a nadie. Fueron los falangistas de Cantalapiedra y Béjar, ayudados por la guardia civil al mando del felón capitán Falcó, los que cometieron monstruosos crímenes. Se instalaron en el “Cuartel” donde montaron una despiadada cámara del terror. De madrugada los crímenes extrajudiciales o “paseos”, después detenían a cientos de Republicanos, que eran sometidos con saña a palizas, a veces mortales, rapas de pelo, purgas con ricino quedando en un estado lamentable. Muchas mujeres fueron vejadas y humilladas. Pasados unos días, muchos de los brutalmente torturados eran detenidos y “paseados”. Los muertos eran descubiertos con miedo y sobresalto por lecheros y carboneros que a primera hora de la mañana se desplazaban a Béjar.

Los bejaranos, que fueron regando con su sangre las cunetas de las carreteras de la comarca y norte de Extremadura, tienen nombres y apellidos. Algunos de los asesinados en Julio y Agosto de 1936, fueron: Genaro-Gregorio González García, 46 años, tejedor, asesinado en Béjar – Martín Blázquez Jiménez, 35, asesinado en la carretera de Béjar a Barco de Ávila. – Anastasio Rodríguez López, 31, casado, y su hermano Antonio, asesinados en Cabeza de Béjar por disparos en la cabeza. – José Naranjo, 50 y Antonio Durán Oteiza, 38, oficiales de prisiones, asesinados en Baños de Montemayor. – Asesinados en Candelario: Francisco Bruno Martín, 31, albañil; José Castellano Ibáñez, 19, panadero. – Cipriano Bruno Martín, 30, tintorero, casado, 3 hijos, asesinado en la Garganta. – Ramón Garrido Lobo, 24, abogado, asesinado por las palizas de falangistas en la “Cámara del Terror” de Béjar. – Asesinados en Navalmoral de Béjar: Rufino Martín Sánchez, 48, tejedor, casado, socialista, concejal de Béjar en varias legislaturas; Cesáreo Muñoz De La Peña Sánchez, 34, industrial carbonero, casado, 6 hijos, militante del PSOE. – Cinco asesinados en Sorihuela: Cayetano Ortiz Delgado, 40, albañil, concejal, militante y presidente del PSOE; Santos González Martín, 36, zapatero, casado, 5 hijos, militante del PSOE; Félix Alfonso García, 30, peón de obras, casado; Juan Hernández Hernández, 34, tejedor, casado, 7 hijos; Juan De Dios Rodríguez González, 41, 3 hijos. – Asesinados en Cantagallo: Tomás Rodríguez Ayala, 30, albañil; Marcelino Alonso Lara, 54, hilandero, casado, 9 hijos. Manuel de Arriba Rodríguez, 35, carbonero, casado, 4 hijos de corta edad, militante del PSOE. – Alfonso González Atienza, 45, tejedor de la Empresa Gómez-Rodulfo, soltero, asesinado en Béjar.

Asesinados en Septiembre de 1936: Pablo Muñoz García, 26, jornalero. Asesinado en Hervás, atado y arrastrado a un coche. – Germán Gassanet Rubio, 50, jardinero, 6 hijos; Enrique Jiménez Calabia, 45, relojero, casado, 3 hijos, militante del PSOE, asesinado en Puente del Congosto. – Asesinados en Granja de Granadilla: Genaro Sánchez Martín, 39, albañil, casado, 7 hijos. Justo Martín “Colorín”, 20, lavador de lanas. – Antonio Rodríguez López, 29, asesinado en Sorihuela. – Bernardo Curto Briz, 37, zapatero, casado. Sometido a palizas por falangistas en Béjar, tiroteado en los tejados, malherido calló a la calle donde le dieron un tiro de gracia. – Tras fuertes palizas fueron asesinados en el término de Jarilla (Cáceres): Jerónimo Sánchez Castillo, 36, tejedor, casado, 4 hijos y viuda embarazada; Alberto Guisado, 34, ferroviario. – Cuatro asesinados en Casas del Monte: Isidoro (o Tomás) Crego Núñez, 35, tejedor, casado, 4 hijos; Mariano Gómez Cáceres, 22, albañil; Nicolás Cuadrado Prieto, 22, obrero ferroviario; Francisco Soria Frutos, 45, vigilante municipal, viudo, una hija. – Francisco Colorado González, 31, cardador, casado, 2 hijos, asesinado en Jarilla – María Parra García, 55, viuda, asesinada en Granja de Granadilla: Su hijo Saturnino y su primo Ignacio también fueron asesinados. – Asesinados en Los Santos: Hipólito Martín De Argenta Vaquero, 45, encargado de sorteo de lanas, casado, 2 hijas; Felipe Sánchez Barbero, 31, tejedor, casado, 4 hijos. – Ignacio Parra García, 43, jornalero industrial, casado, 6 hijos, asesinado en el sitio de la Calleja Mala. – Adolfo Pérez Espinosa, 19, confederal, torturado hasta dejarle tuerto y romperle una pierna, asesinado en Cabeza de Béjar. – Cayetano Colorado Sánchez, 45, obrero textil, casado, 3 hijos. Tras varias palizas le asesinarían cerca de Santibáñez de la Sierra. – Isidro Tejado Martín, soltero, sastre, y su hermano Simón, camarero, serían asesinados en Puerto de Béjar.

En Consejo de guerra, fueron condenados a muerte y ejecutados el 10 de enero de 1.937 entre la Peña de la Cruz y Peña Negra, en Salamanca, los 11 bejaranos: Eloy González Benito, 61, comerciante, casado, socialista, alcalde de Béjar. – Valentín Garrido Muñoz, 53, casado, 5 hijos, concejal en Béjar, procurador provincial, pertenecía a Izquierda Republicana (su hijo Ramón Garrido Lobo había muerto de una paliza que le propinaron los falangistas) – Pedro Miñana Regadera, 45, secretario del Ayuntamiento de Béjar, casado, 2 hijos. – Enrique Castro Pérez, 21, camarero, casado, deja viuda y 1 hijo. – Celestino García Martín, 20, maquinista. – Valentín Garrido Sánchez, 29, sobrino del anterior, empleado de banca, casado, 2 hijos. – Antonio Gutiérrez Sánchez, 31, chófer, casado, 4 hijos. – Adolfo Izcaray Cebriano, 20, tipógrafo – José Juan Marcos, 33, telegrafista ferroviario. Gregorio Nieto Muñoz, 58, casado, 5 hijos. – Félix Vallejo García, 46, tejedor, socialista, casado, 7 hijos.

A esta relación hay que añadir las proporcionadas por la Asociación Salamanca Memoria y Justicia.


Original de Miguel Miñana Barroso y equipo, Luis Calvo Rengel, Mónica de Quevedo, Luisa Vicente Martín: La Represión Franquista en Béjar y su Comarca. Editado por Agrupación Socialista Bejarana. Con la colaboración de la Asociación Salamanca Memoria y Justicia (incluidas imágenes). El padre de Miguel Miñana Barroso era el Secretario del Ayuntamiento de Béjar, Pedro Miñana Regadera, asesinado por los franquistas (en el texto)


Viva la República Española. Por el reconocimiento de los Soldados Republicanos Españoles, que sufrieron ejecuciones y exterminio tras su heroico combate contra el franquismo. En Europa se les honra por su lucha contra el nazismo, pero en España siguen olvidados, FIRMA Y COMPARTE AQUÍ 

Anuncios